Potencia al máximo tu optimismo con estas sencillas técnicas

Qué es ser optimista, ventajas de ser optimista

 Ser optimista tiene múltiples ventajas en la vida. Sobre todo cuando se presentan momentos difíciles en la vida. En este post te explico qué significa ser optimista y cómo diferenciarlo de otros conceptos similares y una serie de técnicas para ser un optimista a ultranza.

Qué es ser Optimista

Según el diccionario

Los optimistas también pueden ver la oportunidad en los desarrollos negativos. Contrariamente a los pesimistas, esperan resultados positivos si las pruebas apuntan a lo contrario.

Definición de optimismo

La palabra optimista se deriva de la palabra latina optimus, que puede traducirse como “mejor”. El concepto de optimismo describe a personas con la actitud o predisposición a  esperar siempre lo mejor de cualquier situación. Tienden a esperar que las cosas salgan bastante bien en líneas generales. Como diría Cruyff, “ven el vaso medio lleno en lugar de medio vacío”.

Ventajas de ser Optimista

Al contrario de lo que algunos piensan, ser optimista no significa vivir en una burbuja o no ser realista. Los optimistas son realistas con una excelente inteligencia emocional.

El optimista es perfectamente consciente de las dificultades que existen en la vida (frente al ingenuo o el imprudente) pero confía en las oportunidades y en su propia valía. Generalmente las personas que desarrollan una buena autoestima son optimistas.

Una persona optimista ha aprendido que la verdadera fuente de felicidad se encuentra en su interior.

En lugar de tratar de buscar desesperadamente logros y gratificaciones externas, los optimistas saben que ellos mismos son responsables de su propia felicidad. Ellos saben que su nivel de felicidad no depende de sus logros en la vida.

El optimista es capaz de obtener mayor nivel de concentración y un estrés adecuado ante situaciones complicadas y de crisis, sufre menos bloqueos y por lo general obtiene mejores resultados en la ejecución de cualquier tarea.

Ser Optimista en Tiempos Difíciles

El optimista hace gala de su habilidad de superación cuando más lo necesita. Seguramente le ocurre lo contrario al pesimista. Que sufre más de lo necesario, se angustia y sufre de estrés y ansiedad y únicamente cuando pasa el suceso que desencadenó su angustia es capaz de reflexionar y pensar que no era para tanto.

Pero, ¿cómo ser más optimista en la vida?

Las afirmaciones positivas repetidas varias veces al día, todos los días, sirven para re-programar el subconsciente y nos ayudan a ser más positivos, más optimistas y felices.

Recuerda el mantra del artículo anterior e interioriza este mensaje:

Soy más de lo que aparento. Toda la fe y el poder del mundo están en mi interior”.

Frases de optimismo y motivación personal

Hay muchas formas de mejorar el optimismo, y una muy eficaz es modificar tu discurso interior. Lo que te dices a ti mismo a lo largo del día influye mucho en tu imagen personal, así que empieza por cambiar el hábito. Conviértete en un optimista a ultranza repitiendo cada día las siguientes frases:

La ciencia abala la fórmula del optimismo

Multitud de estudios, como el del profesor Dr. Lipton, ilustran que al cambiar tu percepción y tus pensamientos, tu mente puede alterar la actividad de tus genes y crear más de treinta mil variaciones de productos por cada gen.

El profesor da más detalles al decir que los programas genéticos están contenidos dentro del núcleo de la célula, y se puede volver a escribir esos programas genéticos al cambiar la química de tu sangre.

La parte consciente del cerebro dirige solamente el 10% de nuestra mente. Así que mientras estos pensamientos positivos permanezcan estrictamente conscientes, obtendremos únicamente resultados discretos.

Insisto en la necesidad de interiorizar los mensajes porque de acuerdo con un estudio realizado por Joanne Wood, docente de psicología en la Universidad de Waterloo, en Ontario los mensajes positivos sólo funcionan si la persona que los ha pronunciado los interioriza.

Técnicas para ser más optimista

Afortunadamente, hay una solución para que tus pensamientos positivos produzcan resultados maravillosos, pero tienes que llevarlos al plano subconsciente.

¿Cómo lo hacemos?  Con estos dos métodos de programación mental:

 Método de la visualización inconsciente para ser optimista

La visualización mental es especialmente eficaz a nivel del subconsciente. Aprende a utilizar eficazmente las imágenes mentales para que se conviertan en realidades tangibles.Al mismo tiempo que analizas el mensaje positivo visualiza situaciones positivas y relacionadas con tus metas, con el contenido de ese mensaje positivo.

La música y sus efectos en el optimismo

Mediante la música, al igual que bajo la hipnosis, programamos directamente el subconsciente, sin bloquearnos por miedos y paradigmas de la mente consciente.

Busca en youtube música que te motive y comienza el día escuchando varios temas que te inspiren felicidad, alegría y energía. Si no se te ocurre ninguno siempre puedes encontrar de todo en Google o YouTube.

Cuando cantamos o escuchamos música que nos emociona, entramos en un cambio mental que nos permite impregnar instantáneamente nuestro subconsciente con los nuevos objetivos que le damos.

Pasos para ser más optimista

Voy a explicar de forma más práctica los métodos que te acabo de exponer. Te recomiendo que los practiques a diario para conseguir desarrollar una personalidad más positiva y optimista.

  1. Aplica el principio de “un día de vida”.

Un buen ejercicio que te puede ayudar mucho es convertir en hábito una sencilla técnica diseñada por el Dr. José Silva.

Consiste en realizar una serie de ejercicios cuando te levantes por la mañana. La actitud que vas a tener desde el primer momento del día es fundamental, así que concéntrate en ello desde el minuto uno.

Cuando te despiertes, empieza el día con alguna de las frases recomendadas y el  mantra: “Soy más de lo que aparento. Toda la fe y el poder del mundo están en mi interior”.

Visualiza el día como un regalo desde el momento en que te levantas por la mañana. Cada día lo es. Aquí algunas frases inspiradoras para que también las interiorices:

1Si no escalas la montaña, jamás podrás disfrutar del paisaje”. Pablo Neruda

2. “Las personas exitosas desarrollan diariamente hábitos positivos que les ayudan a crecer y a aprender”. John Maxwell

3. “Sin cambio, el progreso es imposible; y los que no son capaces de cambiar de mentalidad no son capaces de cambiar nada“. George Bernard Shaw

Algunos factores que ayudan a la eficacia del mensaje:

  • Utilízalas en primera persona del singular, por ejemplo: “Yo acepto mis circunstancias y doy gracias por…”
  • Utiliza el tiempo verbal presente.
  • Que sean mensajes en positivo, no en negativo. Por ejemplo: “soy de los mejores candidatos” en lugar de “no soy de los peores candidatos”.

El subconsciente trabaja con mensajes del presente. Los mensajes tienen que focalizarse en logros, aptitudes o metas que te gustaría tener o alcanzar.

Te aconsejo repetir las frases todos los días al menos durante un mes. Algunas personas pueden necesitar más. Otras menos. Pero te aseguro que el subconsciente las irá absorbiendo y asimilando hasta crear una nueva red neuronal en tu cerebro.

2. 5 minutos diarios de imaginación.

Dedica dos minutos y medio por la mañana nada más despertar y dos minutos y medio al acostarte a pensar en la mejor versión de ti mismo, en la mejor circunstancia posible y  reflexiona acerca de todas aquellas cosas por las que estar agradecido y por las que sentirse bien con la vida.

De acuerdo con un estudio publicado por el Journal of Behavior Therapy and Experimental Psychiatry en el año 2011, esta técnica ayuda a potenciar los niveles de optimismo. Los investigadores concluyeron que hacer este ejercicio mental durante 2 semanas resultaba en una mejora considerable del optimismo.

Se trata de focalizar la atención en aquellas cosas que te alegran la vida, aquellas que tenemos que valorar adecuadamente y en las que deberíamos de focalizarnos más a menudo.

El cambio de actitud para ser más optimistas y felices requiere ser proactivos y centrar nuestra atención en aquello por lo que estar agradecidos a la vida.

Yo, por ejemplo, dedico unos minutos todas las noches en agradecer a la vida el haberme dado salud y energía, por no pasar hambre y tener un techo donde vivir a gusto, por tener buenos amigos…).

En mi opinión son las cosas más elementales y sencillas, aquellas que suelen pasarnos desapercibidas en el día a día las que más deberíamos de valorar.

Por último desarrolla tu sentido del humor y tu espiritualidad y tu vida empezará a volverse radicalmente más optimista.

Libros de Optimismo

Por último, si te interesa realmente el tema, te recomiendo que eches un vistazo a estos libros de desarrollo personal y autoayuda. Por poco dinero te puedes llevar unos manuales que te pueden cambiar la vida :

Para terminar me gustaría recomendarte que vieras este brillante e  inspirador vídeo, para que reflexiones acerca de la vida y la manera de enfocar las cosas.

 


Autor: Javier Corrales Ciganda. Licenciado en Psicología por la Universidad Universidad Miguel Hernández (UMH).

 

Rate this post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.