Cómo hablar en público de forma brillante

cómo hablar en público

¿Qué tienen en común Pablo Iglesias, Barack Obama o Steve Jobs? todos ellos saben hablar en público e ilusionar a las masas. En este post te enseño a cómo hablar en público. Toma nota de las principales técnicas de los grandes oradores.

Los líderes de ventas de cualquier empresa, así como los mejores políticos de todo el mundo saben cómo estructurar el discurso y cómo generar ilusión a través del discurso.

Una herramienta extremadamente útil para convencer, persuadir y tener éxito en lo que te propongas vender.

Cómo hablar en público sin miedo

Hablar en público puede causar estrés y ansiedad. Si a ti te pasa a menudo, toma nota de estos consejos para superar el miedo escénico.

En cualquier circunstancia, saber cómo comunicar de forma adecuada un mensaje te ayudará a mejorar las relaciones sociales y a ganar seguridad y autoestima.

1. Prepara bien el discurso

Antes de empezar a articular un discurso, define bien los siguientes puntos:

  • Ten algo que decir (parece obvio pero a veces…)
  • Define una idea o propuesta clara
  • Genera entusiasmo e ilusión
  • Utilizar un lenguaje adecuado al público al que te diriges y detecta sus necesidades

El 80% de los mensajes se pierden por no generar la suficiente emoción. Para hablar en público correctamente debes aprender a superar el miedo y los nervios. Existe muchas técnicas muy efectivas. 

2. Refuerza tu autoestima con técnicas específicas

Normalmente quienes tienen miedo o se agobian cuando tienen que hablar en público carecen de confianza en sí mismos. Si tienes miedo a hacer el ridículo seguramente te convenga reforzar tu autoestima. 

Aquí te dejo unas técnicas para reforzar la autoestima que serán de gran ayuda.

3. Practica técnicas de relajación

Existen multitud de técnicas para ello. Puedes echar un vistazo a las principales técnicas de relajación. También te recomiendo la app “headspace” para meditar. Es súper útil y la puedes llevar contigo a todas partes a través de tu smartphone.

4. La Visualización y el positivismo

La visualización te permite reproducir en tu mente aquello que va a suceder. Mediante una serie de técnicas aprendes a programar a tu subconsciente. Aprendes a visualizar la situación en positivo y reduces el estrés y la ansiedad.

Aprende estas claves de superación personal para desarrollar tu capacidad de visualización y tu visión positiva.

Ejercicios y técnicas para hablar en público

Para hablar bien en público tienes que generar ilusión. Si no tienes buena oratoria no te preocupes. Existe una disciplina que analiza el lenguaje y la forma de utilizarlo de forma efectiva, la programación neurolingüística.

Mediante las Técnicas de Programación Neurolingüística (PNL) aprendes a mejorar la eficacia de tus mensajes. Sabrás articular correctamente un discurso y aprenderás a utilizar las palabras más adecuadas.

Tu discurso debe tener el siguiente orden y forma.

Fase 1. ACERCARTE AL PÚBLICO. 

Fase Racional-Tangible (empieza hablando bien de lo que en realidad quieres criticar). (FASE POSITIVA)

No hay que empezar criticando directamente aquello que vamos a denunciar o criticar. Los interlocutores que de entrada no sean favorables a nuestra opinión se pondrán inmediatamente a la defensiva y no estarán abiertos a escuchar.

Tienes que desarmarlos y, para ello, de entrada haz comentarios positivos de lo que en realidad vas a criticar más adelante.

Empieza hablando de algo neutro para que la gente baje la guardia y escuche, tanto los que son favorables a tus argumentos como para quienes de entrada no lo son.

Empieza con algún enganche (anécdota, broma o comentario sobre el tráfico), algún comentario sin entrar directamente al grano.

En esta fase debes hacerte la siguiente pregunta: ¿qué elementos reales, tangibles (+) positivos existen en lo que quiero cambiar?

Si tu objetivo es que la gente crea en el sistema público de sanidad pública y se invierta todavía más en hospitales en la Comunidad de Madrid, la parte racional/tangible sería algo así como: “La sociedad madrileña tiene más hospitales que ninguna otra ciudad de España”.

De este modo estás aportando un dato objetivo, tangible, sobre algo que posteriormente matizarás. La entonación y comunicación verbal debe transmitir serenidad. Muéstrate sonriente y con gestos agradables.

Fase 2. DEMUESTRA QUE CONOCES LA SITUACIÓN. 

Fase Racional Tangible (ahora haces la crítica racional que quieres). (FASE EN NEGATIVO)

Es la justificación objetiva del discurso. Consigue que quienes son críticos con tu postura reconozcan los fallos del sistema o de lo que quieres cambiar. Aporta datos reales y objetivos para que la gente escuche.

Aquí no se apela a la emoción sino que se aportan  cifras y datos objetivos (por eso decimos que es la parte racional-tangible).

Esto legitima nuestro argumento. La pregunta que debes hacerte en esta fase es: ¿Qué elementos racional-tangibles negativos existen en esa realidad que deseamos criticar?

Por ejemplo: “a pesar de ello, la espera media en los hospitales de Madrid no baja de 7 horas”. 

La entonación y comunicación verbal en esta fase debe ir acorde a la situación, por lo tanto muestra seriedad y gestos reprobatorios.

Fase 3. EMPATIZA CON EL OYENTE.

Fase Emocional- Intangible (apelas al sentimiento de enfado o rabia por una injusticia). (FASE NEGATIVA)

Es la fase más importante del discursoDebes conseguir que la gente se sienta comprendida, apelando al sentimiento de algo que es necesario cambiar de acuerdo a nuestra teoría. Esta es la fase en la cual los grandes maestros de la oratoria sobresalen respecto al resto.

Esta fase se abandona cuando observamos que la gente asiente con la cabeza, cuando notamos que el público nos da la razón (punto de enganche del público).

En esta fase la pregunta sería: ¿Qué emociones provocan esos datos negativos comentados en la segunda fase, qué nos generan a nosotros? 

Normalmente cabrean e indignan al público porque son una injusticia. La gente se siente frustrada durante esta fase, y es entonces cuando, una vez concluyas, enlazas con la última fase, aprovechando el punto de enganche.

A la hora de expresarte en esta fase nunca debes de utilizar muletillas como “creo que…”, “pienso que…” porque las cosas son como las dices, estás convencido,  así que lo afirmas, no lo opinas o lo crees.

Por ejemplo, siguiendo con el ejemplo anterior: “yo no quiero que los ciudadanos tengan que esperar 7 horas. No me apetece que la gente más humilde, que pagamos nuestros impuestos, seamos víctimas de este sistema. Pero no podemos permitirnos hospitales privados tengamos encima que pasar horas de largas colas fruto de la mala gestión y la falta de inversión en hospitales públicos”.

Dado que esta fase es la más importante, dedícale la mayor parte del tiempo. Añade una anécdota personal o basada en un ejemplo real para reforzar la idea y el anclaje emocional.

Por ejemplo; “el otro día estuve en el Gregorio Marañón y vi cómo una familia tuvo que perder todo el día en el hospital sin que nadie les diera ninguna explicación. Una familia que tiene que trabajar para poder vivir, una familia normal, sin privilegios”.

A continuación lo enlazas con el objetivo concreto previamente fijado. En este ejemplo sería un tema político, la crítica al actual gobierno de la Comunidad de Madrid y el apoyo a una mayor inversión en sanidad pública.

Siguiendo el ejemplo práctico; “yo entiendo que Pepito Martínez tenga sus propios médicos personales y prefiera invertir el dinero en su seguridad, o en sus médicos privados antes que en los ciudadanos a quienes representa”. 

En esta parte  lanzas tu mayor crítica a la oposición. Ya sea política o a un producto de la competencia.

Cuando veo que el público asiente y que he generado la suficiente carga emocional, arranco con la fase emocional positiva. Es decir, en la que doy con la solución y genero ilusión por el cambio.

En esta fase del discurso la entonación y comunicación verbal debe ser de enfado, utilizando un tono duro.

Fase 4 GENERA ILUSIÓN. 

Fase Emocional- Intangible (FASE POSITIVA)

Se trata de provocar emociones positivas. Debes de preguntarte: ¿qué emociones positivas quieres provocar? ¿qué solución atractiva les vas a ofrecer? 

Es muy importante que en el mensaje les hagas conscientes de lo que ganan con tu propuesta. Siempre debes aportar algo, darles lo que necesitan.

Por ejemplo, siguiendo con el ejemplo anterior; “yo quiero ciudadanos que puedan ser atendidos en igualdad de condiciones. Yo quiLa eero que el servicio sanitario de calidad esté al alcance de todo el mundo. Yo deseo y voy a conseguir que los madrileños tengamos el mejor servicio sanitario posible, el servicio que merecemos”. 

En esta fase la entonación y comunicación verbal debe transmitir serenidad, con una sonrisa esperanzadora y gestos cercanos.

Fase 5. PRESENTA TU PROPUESTA CONCRETA. 

Racional-Tangible (para que la gente valide tu opción) (POSITIVA)

Después de ilusionar con un nuevo futuro, señala la manera tangible, concreta y objetiva de llevarla a cabo. Utiliza cifras y datos concretos y realistas.

En esta última fase, la pregunta es; ¿qué voy a hacer y  qué espero que haga quien me está escuchando?

La entonación y comunicación verbal debe mostrar energía y alegría.

Consejos Adicionales para preparar un buen discurso

Para terminar, te dejo un sensacional vídeo para completar la información.

Además de las fases emocionales- racionales, debes tener en cuenta el contenido esencial de tu discurso.

Hay varios recursos de oratoria que siempre debes tener presente en tus discursos:

  • Transmite y provoca emoción pero no falsas expectativas.
  • No hables de lo que ganas tú sino de lo que gana la sociedad o nuestros interlocutores.
  • No caigas en el chantaje emocional.

Combina estas técnicas con las estrategias de coaching empresarial y los consejos para ser más persuasivo.

En poco tiempo descubrirás la magia de las técnicas de programación neurolingüista.  Te servirán tanto para ligar con la chica que te gusta como para vender un producto o convencer a tus vecinos en las reuniones vecinales.

Libro Recomendado para Hablar en Público

Hay muy buenos libros en el mercado. Los libros de coaching de Rubén Turienzo son amenos y divertidos. Con propuestas muy concretas y fórmulas muy bien explicadas.

También el libro de Mónica de las Heras “Escribe, Habla, Seduce” me pareció fantástico. Te explica excelentemente un montón de trucos para hablar en público. Pero no se centra concretamente en exponer de forma oral.

De todas formas también te lo recomiendo si quiere tips y consejos sobre cómo hablar en público pero también cómo escribir y preparar presentaciones escritas.

Sin embargo por su sencillez, eficacia y al mismo tiempo concreción he escogido 2 libros excelentes:

hablar en públicoMónica Galán nos presenta el método BRAVO. Un método súper eficaz y muy bien estructurado para aprender todas las claves de las exposiciones en público.

PINCHA AQUI si quieres más información o para adquirirlo.

 

hablar en público Este libro no necesita presentación. Ya va por su octava edición, lo que supone una garantía de éxito.

Si buscas un libro que te asegure una mejora sustancial para hablar en público, no lo dudes. Lo tiene todo.

PINCHA AQUI si quieres más información o para adquirirlo.



Autor: Javier Corrales Ciganda. Licenciado en Psicología por la Universidad Universidad Miguel Hernández (UMH).

Rate this post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.