Cómo subir la autoestima en 10 pasos

autoestima

Para amar a los demás y sentirte bien con el mundo es necesario que primero aprendas a amarte a ti mismo. Cómo subir la autoestima en 10 pasos es un método sencillo de aprendizaje para empezar a modificar tu actitud desde hoy mismo.

Es un paso necesario para conseguir una mayor satisfacción y felicidad personal. Por desgracia a menudo adquirimos hábitos mentales negativos que alimentan una baja autoestima. La baja autoestima afecta a tus relaciones sociales, sentimentales y profesionales.

Qué es la autoestima

Por decirlo de forma sencilla, la autoestima es estar contento contigo mismo. Es la imagen que tenemos de nosotros mismos. 

Saberte merecedor de las cosas buenas que te pasan en la vida. Igual que si le pasaran a otra persona.

Normalmente las malas experiencias en la vida te llevan a adoptar malos hábitos mentales y una mala percepción de ti mismo. Esas falsas creencias son las que crean una baja autoestima.

¿Qué es tener una baja autoestima?

La baja autoestima es el conjunto de percepciones, pensamientos, evaluaciones y sentimientos negativos dirigidos hacia ti mismo.

Son peores de lo que objetivamente deberían de ser y muy perjudiciales para todos los aspectos de tu vida. Los indicadores más obvios de una baja autoestima incluyen:

  • Diálogo interior negativo
  • Estar más tiempo mal que bien con uno mismo
  • Faltarse al respeto uno mismo
  • Sentimiento de inferioridad

A veces las características y los síntomas de una baja autoestima no son tan obvios ni claros, y pueden ser diversos. Puede ocurrir que tengamos una baja autoestima y no seamos conscientes.

Signos menos aparentes de baja autoestima:

  • compararse constantemente
  • cotillear acerca de los demás
  • poner a los demás en primer lugar
  • exceso de uso de redes sociales.
  • necesidad de validación por parte de los demás.
  • el exceso de crítica contra los demás
  • necesidad de presumir
  • llamar la atención

Normalmente quienes gozan de una sana autoestima promueven la positividad hacia ellos mismos y hacia el resto de personas

Autoestima positiva

Hay que dejar claro que lo ideal no es gozar de una autoestima “demasiado alta”. Alguien que se cree superior al resto y que piensa que está por encima de los demás indica unos rasgos de personalidad problemáticos. Por ejemplo de tipo narcisista.

Si tienes demasiada autoestima no lograrás el mejor bienestar ni la obtención de logros positivos. Debe encontrar un punto medio, una autoestima media-alta.

Esto quiere decir que la puedes llamarla autoestima alta pero diferenciada de la demasiado alta.

Una autoestima demasiado alta lleva a peores resultados, peores relaciones y peor bienestar a largo plazo.

Ejemplos de buena autoestima

Algunos ejemplos de las características que tienen las personas con buena autoestima:

  • Se consideran iguales a otros, ni más ni menos.
  • No se preocupan por los juicios de los demás pero saben aceptar sus errores.
  • Aceptan sus virtudes y talentos pero también sus diferencias y situaciones personales.
  • Se respetan a sí mismos y a los demás.
  • Creen firmemente en sus valores y los defienden, estando dispuestos a cambiarlos por su experiencia.
  • Resisten la manipulación de otros. Colaboran con otros solo si lo creen conveniente.
  • Confían en sus juicios y en su capacidad de resolver problemas.
  • No se sienten culpables, no pasan tiempo preocupándose por los errores del pasado.

 10 Hábitos para tener una alta autoestima

  1. Cambia tu diálogo interior y sé amable contigo mismo

Todos tenemos una narrativa interior que crea nuestra percepción de la realidad. Esto es algo que estudia el coaching ontológico. Esa narrativa da forma a nuestras percepciones y a nuestra valía.

Los pensamientos negativos automáticos los repetimos interiormente con tanta frecuencia que empezamos a creerlos. Es el fenómeno que los psicólogos llaman “profecía autocumplida”.

Es necesario cambiar los pensamientos negativos, aunque no es fácil. Puedes empezar con afirmaciones positivas que desmonten y confronten los malos pensamientos interiores. Echa un vistazo a cómo ser más feliz. La actitud es la clave de la felicidad.

Las investigaciones realizadas por Thomas Boyce, Ph. D. y sus colegas han demostrado que el “entrenamiento en afirmaciones positivas” puede disminuir los síntomas de la depresión.

Por ejemplo, anota tantas cosas positivas como sea posible acerca de ti mismo en un minuto. Cuanto mayor es el número de afirmaciones positivas mayor es la mejora de tu autoestima.

Si quieres inspirarte echa un vistazo a estas frases de motivación. Las frases son una técnicas de programación neurolingüística muy utilizadas por muchos profesionales de coaching deportivo para motivar a los deportistas de élite.

2. Aprende a poner límites en tus relaciones

Aprende a decir no cuando haya algo que no quieras hacer o no te convenza. Si no lo haces acabarás por sentirte mal y reforzar tu falta de autoestima. Saber decir que no es saber cuidarte.

Practica estos consejos para hacerte respetar y verás como tu autoestima se ve reforzada.

  1. Evita las comparaciones

Deja de compararte con los demás. Cuando comparas tu vida con la vida de otras personas adquieres un hábito destructivo.

Siempre habrá alguien que tenga más o será mejor en algo. Así que reemplaza ese hábito con algo más valioso. Empieza a valorarte y concentrarte en ti mismo.

Albert Einstein dijo: “Todo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar un árbol, vivirá toda su vida creyendo que es estúpido”.

Todos tenemos fortalezas y debilidades. Uno puede ser un músico brillante pero un pésimo cocinero. Es fácil generalizar cuando uno “se equivoca” o “falla” en algo. Pero no siempre somos buenos con nosotros mismos.

 4. Canaliza tus virtudes 

Reconoce tus fortalezas, especialmente en tiempos de duda. Si te resulta difícil pídele a un amigo que te los indique. A veces, cuando tenemos una baja autoestima es más fácil ver lo mejor de nosotros a través de los demás.

Admite los elogios. Aprende a reconocer cuando haces las cosas bien. Rehuimos los elogios porque nos han enseñado que es señal de ser vanidosos o altivos.

Cuando alguien nos elogia y no le damos importancia no existe modestia. Existe la inseguridad de no sentirte del todo merecedor. Reconoce cuando haces las cosas bien y deja que los demás lo aprecien. 

No es cuestión de contestar al elogio con tono chulesco en plan “verdad que soy bueno eh…lo he hecho perfecto”. Pero sí de aceptarlo con un “gracias”.

  1. No trates de agradar a todo el mundo

No trates de agradar a todo el mundo. Tratar de agradar a todo el mundo es una cárcel. El aprecio de la gente no se gana cambiando como eres. 

Debes comprender que no le puedes gustar a todo el mundo. Además es importante que valores y digas lo que piensas. Y no necesitas pensar en decir lo que otros quieren escuchar de ti. Es una trampa.

Esto tampoco quiere decir que digas lo que te de la gana sin respetar a los demás. Si no que tus ideas son igual de importantes que las de cualquiera.

No te traiciones a ti, a tus ideas para gustarle a los demás. Te sentirás deshonesto contigo y atraerás a personas que en el fondo no valen la pena

Cada vez que te preocupe lo que puedan estar pensando de ti, piensa que puede que esa persona también esté preocupada por lo que puedas pensar tú de ella. 

Además, si le das mucha importancia a lo que la gente piensa de ti, tu vida girará en torno a ello en vez de girar en torno a ti.

  1. Aprende a perdonarte

Al aferrarte a sentimientos de culpabilidad y malestar te mantienes atrapado en un ciclo de negatividad.

Perdonarte y perdonar ayuda a mejorar tu autoestima de acuerdo con los estudios del Dr. Schiraldi:”quizás porque nos conecta con nuestra naturaleza innatamente amorosa y promueve la aceptación de las personas, a pesar de nuestros fallos”.

  1. Recuerda que no eres tus circunstancias

Aprende a diferenciar entre tus circunstancias y quién eres. Es clave para una buena autoestima. Reconoce el valor interior, aprende a quererte con tus imperfecciones.

Con esa seguridad uno es libre de crecer disfrutando, no con el miedo al fracaso. Todos tenemos un enorme potencial en alguna faceta. Lo importante es aprender a reconocer los pensamientos autolimitantes y empezar a tratarnos mejor.

  1. Haz algo que te guste todos los días 

Mímate un poco. Dedica algo de tiempo a disfrutar con alguna actividad que te resulte placentera o te haga sentir bien.

Date un baño, leer un rato o escucha algo de música. Relájate con técnicas de mindfulness o sencillamente toma el sol o haz lo que sea que te gusta.

  1. Construye amistades positivas

Dedica tu tiempo a estar con personas que te hagan sentir bien. Si hay personas que son perfeccionistas negativos, poco amables o que no apoyen tus sueños o metas, no las cargues en tu mochila.

Pasa más tiempo con personas positivas y constructivas. Personas con estándares más humanos y amables. Dedica tu tiempo a alimentar sentimientos positivos. Lee y escucha historias que sean reconfortantes. Echa un vistazo a estos técnicas de mindfulness

  1. Acepta tus fallos

Tener una buena autoestima implica tener humildad y saber reconocer tus errores.  Los errores son humanos y te ayudan a mejorar.

Los fallos no te convierten en inútil sino en un ser humano. Es una muestra de madurez y autoestima. Así que acepta tus errores de forma constructiva y no les des mucha importancia.

El motivo principal por el que alguien con buena autoestima es capaz de rectificar y aceptar sus errores es que sabe valorarse a sí mismo sin castigarse por cometer errores. Cuando consigues valorar los errores como parte del proceso de crecimiento personal no te castigas por los mismos.

Alguien equilibrado emocionalmente sabe que aceptar los errores es la mejor manera de crecer interiormente, de ser cada día mejor. Por lo tanto, acepta tus fallos para crecer.


Autor: Javier Corrales Ciganda. Licenciado en Psicología por la Universidad Universidad Miguel Hernández (UMH).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.