Estrategias de coaching empresarial

estrategias coaching empresarial Las estrategias de coaching empresarial sirven para potenciar tu imagen profesional y sacar el máximo beneficio a tu habilidades sociales.

La manera de interactuar, la imagen que proyectas, determina en gran medida cómo te perciben los demás. Y la forma en la que te perciben afecta a los juicios de valor.

La reacción del interlocutor difiere por los juicios previamente establecidos. Hay gente con una enorme facilidad para persuadir a otros. Mientras que hay algunos que, por muy buenas razones que tengan, no son capaces de movilizar o convencer a nadie.

Esta habilidad tiene un gran valor para las empresas, precisamente porque nos desenvolvemos en entornos sociales.

Desarrollar habilidades personales mediante estrategias de coaching tiene un enorme valor empresarial.

Definición de Coaching Empresarial

El coaching consiste en una serie de técnicas que te ayudan a realizar mejor aquello que ya sabes hacer. Potencian todas tus habilidades y capacidades.  En eso consiste básicamente el coaching, en este caso aplicado al mundo profesional.

Es un apoyo profesional estructurado y escalonado a lo largo del tiempo para un individuo o un equipo.

También se conoce como coaching profesional. A menudo es contratado por la propia empresa.

Objetivos del coaching empresarial

Se trata, por tanto, de una relación tripartita entre la empresa, el coachee y el coach. El coaching profesional se centra sobre todo en:

  • Trabajar tu liderazgo
  • Desarrollar tu comunicación interpersonal
  • Desarrollo de habilidades para hablar en público
  • Mejora en la toma de decisiones
  • Reorientación personal y profesional
  • Consecución de objetivos
  • Resolución de conflictos o problemas de comunicación dentro de la empresa.

Estrategias de Coaching Empresarial

La estrategia personal es el proceso fundamental para desarrollar la influencia social. El modelo que te planteo se basa en 6 puntos. 

Sirve para potenciar tu influencia social, tus dotes de liderazgo y tus habilidades de comunicación. Los pilares fundamentales son:

  1. Imagen Personal  

Explora en primer lugar cuál es tu objetivo. Qué estás proyectando y qué quieres proyectar.  Y, sobre todo, qué eres realmente. Para más información echa un vistazo a estas técnicas de imagen profesional.

2. Desarrolla un plan estratégico

Cómo quieres proyectar tu imagen. Qué herramientas utilizas para potenciar tu imagen y darla a conocer. En este otro artículo sobre cómo ser más valorado en el trabajo te explico cómo.

3. Aprende a hablar generando emoción

Habilidades para preparar argumentos e intervenciones de manera satisfactoria. La idea es saber comunicar de forma excelente.

La forma en que presentas tus argumentos afecta al resultado. El contenido y la forma deben de ir en un orden adecuado para conseguir la máxima eficacia. Conoce estas técnicas para hablar generando emoción.

4. Genera oportunidades

Tienes que establecer claramente tus objetivos.  Después define los pasos concretos que tienes que dar para llegar a ellos. Las técnicas de networking profesional te ayudarán a establecer contactos y generar oportunidades.

5. Técnicas para influir

Te presento unas reglas básicas para ser más convincente. Aplicándolas a diario te sorprenderás de lo rápido que te vuelves más elocuente y seductor.

Desarrollando tu Estrategia de Coaching Empresarial

Como ves la estrategia es muy amplia y basada en mucho pilares. En este post te desarrollo el primer punto de las cinco anteriores. La imagen o marca personal.

Para construir tu marca personal sigue los siguientes pasos:

  1. Autodescubrimiento: saber quién eres y qué puedes ofrecer

Explora 3 cosas imprescindibles: ¿cómo me ven?, ¿cómo me veo?, ¿cómo quiero que me vean?.

Pide feedback a personas de tu entorno si es necesario. Si quieres que la imagen que proyectas quede grabada en la mente de tus interlocutores, desarrolla lo que quieras transmitir (no te quedes únicamente en la mención).

Si quieres decir que eres optimista, hazlo de manera sutil y demuéstralo de forma práctica. Debes explicar por qué tienes determinada cualidad, no únicamente mencionarla. Evita términos genéricos y habla claro.

2. Alinea valores

Se coherente entre lo que dices, lo que haces y lo que quieres transmitir. Luego concretas cuál será tu objetivo a través de varias cuestiones: ¿hasta dónde quiero llegar?; ¿qué quiero proyectar?

  • ¿Qué haríamos un día común si fueros multimillonarios y nos hubiera tocado la lotería para vivir ricos de por vida? La razón para hacerte esta pregunta es porque tu objetivo debe ser inspirador, sin condicionantes económicos u otro tipo de ataduras. Es la manera de estar motivado.
  • ¿Por qué nos gustaría ser recordados en la vida?
  • ¿Dónde nos vemos en 5, 10 y 20 años?

3. Centra el objetivo

El objetivo tiene que ser SMART, es decir:

  • Simple
  • Medible
  • Alcanzable
  • Retador
  • Tangible (la estrategia viene definida por el tiempo; ¿cuándo empieza y termina, plazos intermedios…esto es MUY IMPORTANTE!)

Una vez definido el objetivo, diseña el “PLANETARIO”: éste representa el mundo que queremos, con las virtudes y habilidades que nos definen o queremos que nos definan. En donde aparezcan tanto las cualidades profesionales como personales:

  • Tienen que ser creencias reales
  • Reconocimiento y energía
  • Alinea la imagen personal y el objetivo

Para desbloquear el bloqueo en el objetivo:

  1. Técnica del baúl – Piensa en cómo se resolvió con éxito una situación similar.
  2. Consejo – Funciona bien en países latinos. Pregunta por tu mejor amigo y ponte en la piel de éste.
  3. Ídolo – Busca un referente.

4. Conoce a la competencia

Es bueno evaluar a la competencia y desarrollar un mapa de competencias. Siempre hay al menos 7 líneas de competencia que van a intentar boicotear tu objetivo:

  1. La primera competencia, lo que ofrecemos (nuestra marca, habilidades…lo que somos capaces de ofrecer al mercado). Si me quedo sólo con lo que ofrezco no es suficiente.
  2. Qué es lo que el otro necesita.
  3. Lo que otros ofrecen (hay otros que quieren lo mismo que yo).
  4. El recuerdo de lo que se ha tenido (emociones de lo anterior…te comparan con cosas que han tenido antes) Importante cosas innovadoras.
  5. Influencias externas (competencia familiar, la educación recibida…).
  6. Núcleo social, amistades.
  7. Competencia indirecta aquello que hacen las terceras personas que afecta a tu situación (por ejemplo; algo que hace el entorno de la persona a la que le vendemos o con la que nos relacionamos  y que nos evalúa a nosotros en comparación con ese entorno). Un ejemplo de competencia indirecta: tu novia tiene una amiga cuyo novio le lleva a Roma de viaje, mientras tú no lo haces. Así que eres peor novio en ese sentido…y afecta a nuestra evaluación en comparación con el entorno de mi novia.

Debes llevar  a cabo un ejercicio de identificación de marcas personales superiores (mediante la evaluación del mapa de competencias).  Analiza si tus competencias se alinean con tus habilidades o creencias, preguntando a la gente, para tener un análisis de percepción de la competencia.

5. Desarrolla la estrategia

Las estrategias de coaching empresarial sirven para convertirnos en la opción preferente en el marcado. Se trata de penetrar en la mente de nuestros receptores y clientes y situarnos de manera racional y emocional como elemento necesario para su desarrollo y correcto funcionamiento actual y futuro.

Convertirnos en un elemento indispensable. La estrategia personal sirve para diferenciarnos de las marcas blancas del mercado, para potenciar nuestras virtudes, optimizar nuestros valores, generar una buena campaña de marketing personal y situarnos en la mente de los demás como la mejor opción. Sirve para superar posibles bloqueos y visualizar oportunidades de cambio y de mejora. No nos resignaremos a los problemas sino que generaremos escenarios de superación de los mismos.

Al situar el foco en los valores positivos y eliminar las debilidades la percepción de aceptación aumenta exponencialmente y repercute en la confianza que los demás tienen en nosotros. Sólo nuestro potencial humano conseguirá la diferenciación y posicionamiento en la elección final de nuestro público objetivo.

6. Comunicación y perseverancia

Por lo tanto para tener éxito en el trabajo casi todos los requisitos que necesitamos, a parte de los técnicos, son una serie de habilidades sociales y emocionales que desarrollamos y potenciamos mediante la estrategia personal.  Habilidades como la asertividad, la empatía, la comunicación eficaz y la actitud adecuada.

Aprende la importancia del trabajo en equipo y empieza a desarrollar un espíritu de equipo. Verás que quienes te rodean te valorarán de forma más positiva. Estas frases de trabajo en equipo pueden servirte de inspiración.

7. Evalúa (si está funcionando) y evoluciona (mejorando)

Por lo tanto, si te interesa mejorar tus habilidades sociales, satisfacer tus objetivos vitales, mejorar tu imagen profesional y personal, ser una opción preferente en el mercado o simplemente comenzar una nueva etapa personal, te interesa la estrategia personal.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.