10 consejos clave para mejorar tu salud mental

Cómo tener más energía

A casi nadie se le escapa que la salud mental, referida al bienestar psicológico general, es ya tan importante o más que la salud física. Descubre en este post 10 consejos clave para mejorar tu salud mental.

La salud mental incluye la forma en que te sientes contigo mismo, la calidad de tus relaciones y tu capacidad para gestionar tus sentimientos y afrontar las dificultades. Por desgracia, nos encontramos en una sociedad repleta de avances tecnológicos y económicos pero estancada a nivel de bienestar psicológico y mental.

Como no nos han enseñado a promover la salud mental de forma adecuada, con frecuencia nos encontramos acudiendo a terapia psicológica, por cierto, cada vez más en el formato de terapia psicológica online, ya que los avances tecnológicos siempre están presentes, como explicaba en el párrafo anterior.

Consejos para mejorar la salud mental

Probar cosas nuevas puede resultar a veces incómodo, pero suelen ser más fácil cuanto más las practicas. Una cosa hay que recordar: ninguno de nosotros es perfecto. Todos tenemos nuestros límites. Estos consejos pueden ayudarte a elevar tu estado de ánimo, ser más resistente y disfrutar más de la vida.

1. Relaciones sociales sanas

Rodéate de buena gente. Las llamadas telefónicas y las redes sociales tienen su lugar, pero pocas cosas pueden superar el poder antiestrés y potenciador del estado de ánimo del tiempo de calidad cara a cara con otras personas que te reconforten.

Huye de las relaciones tóxicas, pues tienen el efecto contrario. Si con frecuencia te sientes mal tras pasar tiempo con tus amistades actuales, revisa qué es lo que ocurre. ¿Es un problema de tu actitud o de tus amistades? Si es el primer caso, empieza a cambiar ciertas cosas de ti, pero si es lo segundo, empieza a buscar nuevas. amistades.

2. Valórate a ti mismo

Trátate con amabilidad y respeto, y evita la autocrítica constante. Dedica tiempo a tus aficiones y proyectos favoritos, o amplía tus horizontes. Haz un crucigrama diario, planta un jardín, toma clases de baile, aprende a tocar un instrumento o domina otro idioma.

3. Aprende a lidiar con el estrés

Te guste o no, el estrés forma parte de la vida. Prueba las Estrategias de un minuto contra el estrés, como dar un paseo por la naturaleza, jugar con tu mascota, practicar algún tipo de meditación o escribir un diario.

Además, recuerda sonreír y ver el humor en la vida – existe una disciplina que estudia el poder de la risa, la risoterapia – ya que está demostrado que tomarse la vida con humor mejora la salud mental y el bienestar psicológico. Las investigaciones demuestran que la risa puede reforzar tu sistema inmunitario, aliviar el dolor, relajar tu cuerpo y reducir el estrés.

4. Practica deporta con regularidad

Mantenerse activo es tan bueno para el cerebro como para el cuerpo. El ejercicio o la actividad regulares pueden tener un gran impacto en tu salud mental y emocional, aliviar el estrés, mejorar la memoria y ayudarte a dormir mejor.

5. Duerme las horas necesarias

Es más importante de lo que crees. Una forma de conciliar mejor el sueño es descansar de la estimulación de las pantallas -televisión, teléfonos, tabletas u ordenadores- en las dos horas anteriores a la hora de acostarse.

6. Encuentra un propósito y un significado

Esto es diferente para cada persona. Es fundamental que descubras tus valores, tus principios, y lleves un estilo de vida coherente con ellos. Puedes probar alguna de las siguientes opciones, pero hay muchas más:

  • Dedícate a un trabajo que te haga sentir útil, y si no tienes opción, aprende a valorar tu empleo aunque no sea el mejor del mundo (de todas formas tendrás que trabajar igualmente)
  • Invierte tu tiempo en relaciones de calidad con personas que realmente te importan
  • Hazte voluntario, lo que puede ayudar a enriquecer tu vida y hacerte más feliz. Cuidar de los demás, lo que puede ser tan gratificante y significativo como desafiante

7. Lleva una vida sana

Esto es indispensable para el cerebro, para mantener una buena salud mental. Entre los alimentos que pueden favorecer tu estado de ánimo están los pescados grasos ricos en omega-3, los frutos secos (nueces, almendras, anacardos y cacahuetes), los aguacates, las judías, las verduras de hoja verde (espinacas, col rizada y coles de Bruselas) y la fruta fresca, como los arándanos. También es igual de importante mantener el consumo de alcohol al mínimo y evitar otras drogas.

8. Rompe la monotonía

Aunque nuestras rutinas nos hacen más eficientes y aumentan nuestra sensación de seguridad y protección, un pequeño cambio de ritmo puede animar un horario tedioso. Modifica tu ruta de footing, planifica un viaje por carretera, da un paseo por un parque diferente, cuelga algunos cuadros nuevos o prueba un nuevo restaurante.

9. Aprende a gestionar y conocer tus sentimientos y emociones

Muchos de nosotros sabemos cuándo estamos molestos por algo, pero no estamos seguros de lo que sentimos. ¿Es tristeza, miedo, vergüenza, soledad, ira o algo más? No siempre sabemos por qué nos sentimos así. A menudo ayuda prestar atención a nuestros sentimientos sin juzgarlos, sin decirnos que somos estúpidos o débiles por sentirnos así.

Puede parecer extraño e incómodo hacer esto, pero la práctica y la paciencia con nosotros mismos nos ayudarán. Nombrar lo que sentimos también puede ayudar. Podemos decirnos a nosotros mismos «Hoy me siento muy irritable, pero también triste». Otro paso útil puede ser averiguar qué nos ha llevado a sentirnos así: ¿puede ser un desacuerdo o una decepción que hayas tenido?

También es importante hablarse a uno mismo con amabilidad, del mismo modo que podríamos tranquilizar a un niño pequeño al que queremos. Puede ser muy reconfortante. Puede que te sientas incómoda al principio, pero inténtalo: puede que te ayude. Puedes intentar repetir algo positivo sobre ti mismo unas cuantas veces al día. Las investigaciones demuestran que esto reduce los pensamientos y sentimientos negativos.

10. Establece objetivos realistas

Decide lo que quieres conseguir académica, profesional y personalmente, y escribe los pasos que necesitas para realizar tus objetivos. Apunta alto, pero sé realista y no te agendes demasiado. Disfrutarás de una enorme sensación de logro y autoestima a medida que avances hacia tu objetivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.