Si no puedes cambiar algo, trata de adaptarte

frases de optimismo

Si no puedes cambiar algo trata de adaptarte. Esto no significa que tengas que ser conformista, ni mucho menos. Lo que quiere decir es que, si hay algo que es imposible de cambiar, como que tu jefe sea un narcisista, no merece la pena ir a regañadientes al trabajo o estar amargado. En vez de eso puedes, simplemente, acepta la situación y adaptarte a ella.

Con esto no me refiero a que haya que adaptarse a ciertos aspectos que ocurren a diario a nuestro alrededor, como la corrupción, eso es algo contra lo que sí que hay que luchar. Pero en la vida existirán siempre situaciones que no so del todo de nuestro agrado con las que debes aprender a convivir. Y la clave reside en aceptar la situación, aunque existen una serie de consejos y nociones que pueden ser de gran ayuda.

Qué es la adaptabilidad

La adaptabilidad es la capacidad para aceptar un determinado contexto personal, y en concreto me estoy refiriendo al plano mental y emocional. También está muy relacionado con tu disposición y respuesta psíquica a aprender, a aceptar tus errores y a tener una percepción positiva de tus circunstancias vitales.

Las personas con habilidad o facilidad para la adaptación suelen vivir mejor emocionalmente, con más felicidad y menos frustración, estrés y otros síntomas relacionados. En el plano opuesto se situarían las personas con patrones muy perfeccionistas o rígidas, que no aceptan determinadas situaciones, lo que les lleva a vivir frustrados en muchas ocasiones.

También se relaciona con la generación de expectativas. Si tiendes a idealizar las situaciones y circunstancias, es posible que te puedas sentir frustrado a posteriori con la realidad, ya que es muy difícil que siempre coincidan. El problema no es tanto idealizar la situación, sino la respuesta cognitiva, es decir, el razonamiento interno que haces de ello cuando descubres que las circunstancias no son las que esperabas ni deseabas.

Consejos para adaptarte mejor a las circunstancias

En definitiva, tienes que interiorizar una serie de razonamientos que te permitan dar una respuesta mental y emocional adecuada para obtener un bienestar personal óptimo. La idea de la adaptación es cambiar tu enfoque para estar lo mejor posible con la situación que estás viviendo. En definitiva, adaptarse a la situación, significa cambiarse a sí mismo para la situación. Estos son algunos consejos.

1. Intenta relativizar y ver las cosas en perspectiva

A menudo cuando nos encontramos ante una situación incómoda nos dejamos arrastrar por los pensamientos negativos y las emociones negativas, que tienden a acapararlo todo sin dejar que entre ningún otro pensamiento. Trata de confrontar mentalmente esta respuesta automática y reflexionar. Normalmente tendemos a dejarnos llevar por los sentimientos y damos una peor respuesta emocional a las situaciones de lo que muchas veces son.

2. Busca la manera de transformar la situación

Hay veces que no podemos cambiar las cosas, pero podemos ir poco a poco la forma en la que nos enfrentamos a ella, o que nos relacionamos con la misma. Por ejemplo, si es una relación laboral, trata de modificar la manera de relacionarte. Si es una situación familiar, intenta mejorar la convivencia. Pero ojo, esto no significa, como comentaba al comienzo, aceptar situaciones de abuso o traspasar determinadas líneas rojas de respeto.

3. Trata de ser menos perfeccionista

Todos cometemos errores, y todos tenemos defectos. Debemos aceptarnos a nosotros mismos, y también aceptar los defectos de los demás. Porque nadie es perfecto, ni siquiera las personas que más te quieren y que a veces te pueden fallar.

Es posible que a veces te sientas defraudado con quienes más quieres. Pero trata de perdonar, siempre que los fallos sean comprensibles. Si eres demasiado rígido, te sentirás decepcionado a menudo, y esto tampoco es bueno.

4. Busca el lado bueno de la vida

Por muy difícil que sea tu situación, seguro que siempre hay una forma de verlo de modo más positivo. Se trata de entrenar a tu cerebro para buscar en cada situación el enfoque que más te ayude a llevar una situación delicada. Son recursos mentales que mejoren tu felicidad, de eso se trata la inteligencia emocional. A través de la psicología positiva aprendes cómo un enfoque optimista de la vida puede aportarte mucha felicidad.

Conclusión

En definitiva, se trata de aprender a aceptarte, de aceptar las circunstancias que te rodea así como cualquier circunstancia que ya no puedas cambiar, y convivir con ello sin remordimientos ni conflictos internos que te perturben sin necesidad.

Si la vida te pone piedras en el camino, inventa un juego mental en el que te sirvan de motivación, por ejemplo, inventando un juego en el que debas saltar sobre las mismas. Saca el mejor partido de tu situación y no te desanimes, cada experiencia, incluso las peores, son aprendizajes de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.