Mindfulness para principiantes

El Tantra se ha hecho cada vez más popular en occidente durante las últimas décadas. Lo cierto es que sigue existiendo confusión en cuanto a su definición y alcance, con muchas ideas erróneas y malentendidos, falsos gurús y un lucrativo negocio para algunas personas sin escrúpulos.

Es posible que hayas oído la palabra Tantra o retiros de tantra en los medios de comunicación o en círculos espirituales. Por eso nos gustaría arrojar algo de luz sobre qué es el tantra, su origen y sus beneficios.

Aunque no hay nada de malo en asociar el sexo a esta forma de meditación, sólo es una pequeña parte de lo que es la meditación tántrica. El Tantra es en realidad una vasta ciencia que abarca la sabiduría de la medicina ayurvédica, la filosofía Samkhya/Yoga, el Vedanta, la astrología Jyotish y las prácticas espirituales mediante yantras y mantras.

Los orígenes del Tantra

El Tantra tiene su origen en el antiguo mundo oriental, en particular en la India, aunque es difícil definir una época o un fundador concretos. Las representaciones de la unión sagrada de la energía femenina y masculina se remontan a la Civilización del Valle del Indo (2000 a.C.), pero los estudiosos consideran que las dos principales corrientes del Tantra (el Tantrismo hindú y el Tantrismo tibetano) surgieron entre el 300 y el 400 d.C.

El Tantra se practicó ampliamente en la India entre los siglos XI y XII. En contraposición a las enseñanzas del Yoga Clásico, el Tantra refutaba la idea de que Moksha (liberación) sólo podía alcanzarse mediante un ascetismo riguroso y la renuncia a los placeres sensuales.

Los tántrikas (yoguis tántricos) creían que la mayor parte del sufrimiento humano surge del concepto erróneo de separación y abogan, en cambio, por la celebración de los sentidos y la vida mundana.

El Tantrismo tuvo una gran influencia en muchas religiones y tradiciones espirituales, como el Shaivismo, el Budismo, el Vaishnavismo y el Jainismo. Esto demuestra que el Tantra es un método universal que puede ser practicado por cualquiera, incluso en la vida cotidiana, sin divisiones de casta.

Qué es el tantra y cuáles son sus beneficios

Se trata de una práctica que combina movimiento, respiración, meditación y sonido, para ayudar a que se abran los chakras que llevamos dentro. Una vez abiertos, permiten que la energía fluya libremente por el sistema de los siete chakras.

Esta energía divina se «desenrolla» desde el chakra raíz en la pelvis, ascendiendo por la columna vertebral a través de los demás centros energéticos hasta llegar al Sahasrara, también conocido como chakra de la coronilla.

Esto ayuda a las personas a curarse de traumas de toda la vida, a liberarse del estrés y la tensión, a aumentar la conciencia y la perspicacia, así como a conectar mejor consigo mismas y con los demás.

Utilizando las asanas más sencillas, se puede estabilizar el suelo pélvico, fortalecer el sacro y aumentar la flexibilidad y estabilidad de la columna vertebral. El pranayama sirve para energizar el plexo solar, acceder al centro del corazón y entrar en el centro del entrecejo, o tercer ojo, para reponer el cerebro y el sistema nervioso. Posteriormente, uno puede dedicarse a los samyamas: Dharana (concentración), Dhyana (meditación) y Samadhi (unión/fusión con el Infinito).

El objetivo último del Tantra es que un individuo crezca, se haga más fuerte y más capaz, deshaciendo todos los obstáculos a la libertad de la forma más rápida posible. Cada momento se convierte en meditación. El tantra es un método muy práctico, basado en la experiencia, la devoción y los rituales.

Cómo se practica la meditación tántrica

Existen muchos métodos y prácticas diferentes. La mayoría giran en torno al concepto de la energía Kundalini, que normalmente está inactiva. Cuando se despierta, puede llevar a la iluminación o simplemente hacer que tu vida sea más dichosa.

El controvertido gurú indio Osho desarrolló muchas meditaciones activas diferentes (en contraposición a la meditación sentada) cuyo objetivo es estimular esta energía y abrir los chakras (centros energéticos) para dejar que esta energía fluya libremente por todo el cuerpo. Algunas de las más conocidas son las siguientes.

1. Meditación Osho Kundalini

Una de las meditaciones más populares es la Osho Kundalini, conocida como meditación «agitadora», en la que los practicantes son guiados por la música a través de 4 etapas diferentes que incluyen agitarse, bailar, sentarse y tumbarse.

2. Biodanza o el Biodesarrollo

Otras técnicas basadas en el Tantra, como la Biodanza o el Biodesarrollo, crean sesiones o clases de Tantra que incluyen movimientos, emociones, música, tacto, ejercicios en pareja para crear estados meditativos, regresión, éxtasis, conexión profunda con uno mismo, con otros participantes, con el universo.

Cada clase es diferente y puede centrarse en distintos aspectos de tu bienestar general, como el afecto, la vitalidad, la creatividad, la sensualidad, la trascendencia.

3. Órbita mircrocósmica

Esta técnica deriva del Qigong y se utilizan para cultivar esta energía (Qi o Prana) y hacerla circular por estos dos canales que se unen en la boca tocando la punta de la lengua con el paladar.

4. Tantra rojo

Algunas técnicas del Tantra rojo implican el masaje tántrico como medio para descubrir el cuerpo, eliminar bloqueos, curar traumas sexuales, alcanzar un nivel superior de placer.

Los métodos utilizados en estos masajes son diferentes, aunque la concepción más común del masaje Tantra implica un masaje de cuerpo entero desnudo, que puede incluir los genitales (como en el masaje Yoni y Lingam).

5. Yoga tántrico

Muchos tipos de yoga encuentran su fuente en el Tantrismo y lo tendrás difícil si buscas una definición exacta de cada uno de ellos. Nos limitaremos a mencionar los principales e intentaremos definirlos:

  • Kundalini Yoga: utiliza pranayama (trabajo respiratorio), mudras, enfoque ocular, mantras, bandhas (bloqueos energéticos) y asanas para despertar la energía Kundalini, basándose principalmente en el Hatha Yoga.
  • Tantra yoga: similar al Kundalini yoga en que utiliza las mismas técnicas para despertar la energía Kundalini, pero incluye meditación, visualización, rituales y oración.
  • Kriya yoga: una antigua técnica de meditación de control de la energía y la respiración, o pranayama y meditación.

6. Nyasa

Otra meditación tántrica popular es el Nyasa, y consiste en tocar diversas partes del cuerpo mientras se cantan partes específicas de un mantra, y también puede integrarse con técnicas de visualización.