Leche de avellanas: beneficios y propiedades

leche vegetal beneficios

Las avellanas, tradicionalmente utilizadas para consumir como tentempié, untada o comer en postres y tartas, ha encontrado una forma relativamente nueva de ser consumida. Descubre los 10 beneficios para la salud de la leche de avellana, así como sus propiedades.

La avellana es un tipo de fruto seco que procede del árbol Corylus. Se cultiva principalmente en Turquía, Italia, España y Estados Unidos. Tienen un sabor dulce y pueden comerse crudas, tostadas o molidas en forma de pasta.

Al igual que otros tipos de leche elaborada con frutos secos, la leche de avellanas, es fundamental que esté hecha con productos 100% vegetales, como la marca Vegetánea, la nueva marca de productos 100% vegetales de Central Lechera Asturiana que te pueden servir de referencia.

Las avellanas son ricas en nutrientes y tienen un alto contenido en proteínas, grasas, vitaminas y minerales. Tanto si necesitas encontrar una alternativa a la leche animal porque eres intolerante, como si simplemente quieres cuidarte, la leche de avellanas es una alternativa interesante.

Beneficios y propiedades de la leche de avellanas

Elaborada a partir de uno de los frutos secos más consumidos, la leche de avellana es una bebida vegetal dulce y saludable. Estos son los 10 beneficios y propiedades de la leche de avellana.

1. Tiene efecto antioxidante

La composición de la leche de avellana impide la acción de los radicales libres y, por tanto, la oxidación de nuestras células. Esto se debe básicamente a su contenido en vitamina E. La avellana es uno de los frutos secos que más vitamina E aporta, por delante incluso de las nueces o las almendras.

2. Reduce el colesterol

Los responsables son las vitaminas B6 y B9 y los ácidos grasos monoinsaturados que contiene esta bebida vegetal, que, acompañada de una dieta equilibrada, promete una disminución del colesterol conocido como «malo».

3. Es bueno para el corazón

En las avellanas, la alta concentración de antioxidantes y grasas saludables puede aumentar el potencial antioxidante y reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Un estudio de un mes de duración observó a 21 personas con niveles elevados de colesterol que consumían entre el 18 y el 20% de su ingesta calórica diaria total de avellanas. Los resultados mostraron que se redujeron los niveles de colesterol, triglicéridos y colesterol malo LDL.

4. Refuerza el sistema inmunitario

Su contenido en arginina aumenta considerablemente la acción del sistema inmunitario, protegiendo al organismo contra los agentes patógenos peligrosos para la salud. La arginina es un aminoácido capaz de influir incluso en el rendimiento físico.

5. Tiene propiedades antiinflamatorias

Las avellanas se han relacionado con la reducción de los marcadores inflamatorios, gracias a sus altas concentraciones de grasas saludables. Un estudio investigó cómo el consumo de avellanas afectaba a los marcadores inflamatorios, como la proteína C reactiva de alta sensibilidad. Además, comer 60 gramos de avellanas cada día durante 12 semanas ayudó a reducir los marcadores inflamatorios en personas con sobrepeso y obesidad.

6. Se relaciona con un menor índice de cáncer

Un par de estudios de probeta demostraron que el extracto de avellana podría ser beneficioso en el tratamiento del cáncer de cuello de útero, hígado, mama y colon. La alta concentración de compuestos antioxidantes, vitaminas y minerales de las avellanas podría conferirles algunas propiedades anticancerígenas.

También tienen la mayor concentración de una categoría de antioxidantes conocida como proantocianidinas, que pueden ayudar a prevenir y tratar algunos tipos de cáncer. Se cree que protegen contra el estrés oxidativo.

Además, son ricas en vitamina E, que ya hemos indicado es un potente antioxidante. Asimismo, aportan un 87% de la IDR de manganeso en una porción de 30 gramos. Se ha demostrado que el manganeso ayuda a las funciones de enzimas específicas que podrían reducir el daño oxidativo y disminuir el riesgo de cáncer.

7. Ayuda a las mujeres con la menopausia

La leche de avellana contiene isoflavonas, que son compuestos que se comportan en el cuerpo de forma muy similar a los estrógenos. Por ejemplo, se reducirán los sofocos o los sudores nocturnos.

8. Mejora el funcionamiento del sistema nervioso

Todas las vitaminas del grupo B que contiene la leche de avellana se encargan de favorecer el funcionamiento del sistema nervioso. La conexión neuronal se verá beneficiada y con ello, entre otras cosas, mejorará la retención de información y conocimientos.

9. Beneficios de la leche de avellana para el estreñimiento

Aunque todas las leches vegetales ofrecen una mejor digestión que la leche de origen animal, especialmente la leche de avellana proporcionará un proceso digestivo muy ligero y agradable. Al mismo tiempo, puede ayudar a reducir el estreñimiento y disminuir los efectos negativos de la acidez o la gastritis, por ejemplo.

10. Beneficios de la leche de avellanas para perder peso

Esta bebida vegetal apenas contiene grasa ni colesterol (e incluso ayuda a reducirlo, como hemos visto).

Conclusión

La leche de avellana, por sus propiedades nutricionales, te proporciona un gran número de beneficios, entre ellos el fortalecimiento del sistema inmunitario, la reducción del colesterol y el riesgo de enfermedades cardíacas.

Además, muy beneficiosa para las mujeres embarazadas y para las personas que quieren tener hijos ( aumenta la fertilidad) y están repletas de nutrientes, como vitaminas, minerales, compuestos antioxidantes y grasas saludables.

También pueden tener beneficios para la salud, como ayudar a disminuir los niveles de grasa en sangre, regular la presión arterial, reducir la inflamación y mejorar los niveles de azúcar en sangre, entre otros.

En definitiva, las avellanas son una excelente y deliciosa fuente de nutrientes que puedes incorporar fácilmente a tu dieta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.