20 experiencias vitales que todos deberíamos probar

Alcanza tus metas

Probar cosas nuevas no siempre resulta sencillo. Pero a menudo nos arrepentimos más de aquello que no intentamos que de lo intentado. Por ello, aquí te dejo un listado con las experiencias vitales que todos deberíamos probar.

Teniendo en cuenta que los estudios sugieren que la mayoría de las personas se arrepienten de algo importante cuando miran atrás, no hay mejor momento que el presente para empezar a llenar tu vida de nuevas experiencias. ¿No sabes por dónde empezar? Echa un vistazo al siguiente listado.

Experiencias vitales que todos deberíamos probar

Las necesidades humanas para la autorrealización suelen ir más allá que tener un trabajo y un plato en la mesa todos los días. A menudo buscamos acciones que nos hagan cultivar aspectos humanos espirituales y emocionales que trascienden de la rutina y de la dinámica habitual en el modelo de sociedad actual.

Por ejemplo, la mayoría de seres humanos tenemos la necesidad de cultivar la solidaridad (hay estudios que determinan que la mayoría somos más felices ayudando a prójimo), explorar y viajar o meditar para cultivar nuestro estado espiritual. Las experiencias vitales que todos deberíamos cultivar son las siguientes:

1. Organiza un voluntariado internacional

Organizar tu voluntariado internacional te ayudará a expandir tu mente, a ayudar al prójimo y a conocer nuevos mundos. Saciarás al mismo tiempo la necesidad de ayudar al prójimo y de descubrir nuevas culturas y situaciones.

2. Aprende a tocar un instrumento.

Aunque nunca llegues a subir al escenario del Carnegie Hall, merece la pena intentar aprender un instrumento en algún momento de tu vida. No sólo es un pasatiempo agradable, sino que los investigadores de la Universidad de Zúrich han descubierto que aprender un instrumento aumenta la plasticidad del cerebro, lo que significa que cada vez que se practica se es más inteligente, o al menos más capaz de aprender cosas nuevas.

3. Adopta una mascota

Seguro que los mimos a los cachorros y los adorables selfies con tu gato ya son geniales, pero adoptar una mascota es mucho más que eso. No sólo estás salvando potencialmente la vida de tu amigo peludo, sino que las mascotas pueden reducir tu presión arterial, mejorar tu estado de ánimo, reducir el riesgo de depresión, mejorar tu estado físico e incluso pueden ayudarte a vivir una vida más larga, lo cual no es una mala lista de logros para alguien que tiene miedo al vacío.

4. Vive en el extranjero.

Viajar al extranjero está muy bien, pero hay pocas experiencias que superen la de sumergirse realmente en otra cultura durante un periodo de tiempo. Vivir en el extranjero, aunque solo puedas hacerlo durante unos meses, puede cambiar totalmente tu perspectiva del mundo.

5. Ve una lluvia de meteoritos

El mundo es un lugar mágico, si sabes dónde mirar. Las lluvias de meteoritos, aunque no son del todo infrecuentes, pueden proporcionarte una profunda sensación de asombro sobre el universo -o al menos una hermosa distracción de tu vida cotidiana-, así que haz que sea una prioridad mirar hacia arriba de vez en cuando.

6. Viaja a las pirámides de Egipto

Ver un trozo de historia viva es una de esas experiencias que no se pueden explicar con palabras. Viajar a Guiza y ver estos antiguos monumentos es una experiencia única en la vida, que merece la pena disfrutar.

7. Comer en un restaurante con estrella Michelin

Aunque tu dieta habitual consista en poco más que hamburguesas y macarrones con queso fluorescentes, merece la pena probar al menos una vez un restaurante de renombre mundial.

8. Aprende un nuevo idioma

Viajar no es la única forma de potenciar tu cerebro y conocer nuevas culturas. Aunque al principio te tropieces un poco, aprender un nuevo idioma es una forma increíble de profundizar en tus interacciones con el mundo que te rodea. Y lo que es mejor, las investigaciones revelan que el bilingüismo está relacionado con un envejecimiento más lento del cerebro y reduce el riesgo de demencia.

9. Ve a hacer rafting en aguas bravas

Si crees que salir a la carretera es emocionante, prueba a salir a las aguas abiertas. Además de ser un ejercicio increíble que involucra a su núcleo y la parte superior del cuerpo, el rafting es una gran manera para los buscadores de emociones para disfrutar de una descarga de endorfinas con un riesgo mínimo para su seguridad real.

10. Celebra una gran victoria

Ya sea una victoria personal o laboral, tómate un momento para celebrarlo con el 100% de tu entusiasmo. Por ejemplo, haz sonar un enorme gong con tus compañeros de trabajo y choca los cinco con ellos cuando salga algo bien. La sensación es increíble y necesaria.

11. Sonríe a alguien y hazle un cumplido

La mayoría de las veces, la gente va por la vida como si el resto fuera invisible. Pero de vez en cuando, alguien sonríe y todo cambia. Probablemente quemes una décima parte de una caloría sonriendo y haciendo un cumplido a alguien. Te cuesta muy poco esfuerzo y, sin embargo, puede alegrarle el día a alguien. Pruébalo. Sé un héroe sonriente para alguien hoy.

12. Supera un miedo

Superar un miedo es un reto que te constará, pero el aprendizaje te llenará de autoestima y te hará más fuerte.

13. Sé el mentor de alguien

Tienes grandes experiencias en la vida. Ya sea el amor, las amistades, la carrera, el espíritu empresarial, los viajes o cualquier otro tema, has aprendido algo profundo. ¿Por qué guardarlo todo para ti? Repártelas. Comparte esas experiencias con los demás. Sé un mentor.

14. Construye algo desde cero

En los negocios, es increíblemente satisfactorio construir algo desde cero. Tú y tus colegas tenéis el control de vuestro destino. Puedes dar forma a la visión, la estrategia y la dirección. Es infinitamente más difícil hacer esto que mejorar gradualmente un negocio existente que ya ha alcanzado el éxito. También aprenderás mucho más. Intenta construir algo.

15. Sorprende a tus padres con una visita

Sé que a medida que me he ido haciendo mayor, me ha resultado más difícil pasar más tiempo con mis padres. Una de las mejores cosas que podemos hacer es demostrarles lo agradecidos que estamos por su amor haciéndoles una visita sorpresa. En su defecto, puedes hacerlo con otro familiar cercano o amigo íntimo.

16. Duerme bajo las estrellas

Lo hice mientras acampaba en la Patagonia chilena. Me dejó sin aliento. Nunca me había sentido tan conectado a la naturaleza en mi vida hasta ese momento.

17. Dona a la caridad

¿Sabías que los estudios demuestran que dar a la caridad nos hace más felices y puede reducir la presión arterial? Intenta devolver algo a la comunidad.

18. Corre una 5K / 10K / Media Maratón / Maratón completa

Nunca pensé que sería capaz de completar una maratón en mi vida. Todavía no lo sé. No lo he intentado. Pero sí completé una media maratón. Y fue realmente duro. Me sentí muy bien al final porque hubo un momento en el que quise abandonar. Fue alrededor del kilómetro 11. Seguí adelante. Y terminé. Eso es lo que importaba.

19. Medita

¿Alguna vez has tomado una taza de café y sientes que un millón de pensamientos pasan por tu cabeza? Prueba a cerrar los ojos, respirar profundamente y medita durante unos minutos. Si necesitas una aplicación que te ayude, hay un montón disponibles, así como vídeos en youtube.

20. Mantén una actitud de aprendizaje en la vida

Un estudio publicado en 1996 por Psychology and Aging observó cuidadosamente durante cinco años, que los individuos que fueron calificados como más curiosos al principio del estudio tenían más probabilidades de estar vivos al final del mismo. La curiosidad te ayuda a cultivar relaciones más profundas, a explorar nuevas experiencias y te reta a crecer personalmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.