Consejos para el cuidado de las personas mayores

El cuidado de las personas mayores exige una enorme responsabilidad. La vejez es una fase delicada, y las personas mayores necesitan cuidados y comodidad para llevar una vida sana sin preocupaciones ni ansiedad. La falta de concienciación sobre los cambios en los patrones de comportamiento de los ancianos lleva en ocasiones a que sus familiares o cuidadores no les traten adecuadamente.

De ahí que este artículo trate de los problemas que afectan a la vida de las personas mayores y que se complican aún más en los principales problemas fisiológicos y psicológicos. El nacimiento, la infancia, la adolescencia, la edad adulta y la vejez son las etapas más cruciales en la vida de un hombre.

Todas estas etapas tienen sus propios problemas y dificultades. A medida que pasa cada nivel, la fuerza física se deteriora y la estabilidad mental disminuye. Los ancianos que padecen problemas cognitivos sufren graves cambios de personalidad, y en ese momento necesitan cuidados y atención.

Cuando se les deja desatendidos, la mayoría se ven envueltos en sentimientos abrumadores de abatimiento, falta de propósito, algunos incluso se vuelven violentos. A pesar de que muchos de nosotros sabemos que el envejecimiento es una progresión natural y que tiene sus propias carencias, la mayoría de nosotros tiende a ignorarlo y a recurrir a un enfoque desordenado.

Consejos para el cuidado de las personas mayores

Para el cuidado de personas mayores, es esencial prestar especial atención a la independencia. En lugar de hacerse cargo de las tareas, hay que ayudar a hacer posible que realice sus rutinas diarias. El cuidado personal de las personas mayores debe incluir:

  • Ayuda en las tareas domésticas, como lavar la ropa, pasar la aspiradora y limpiar
  • Preparar y cocinar las comidas
  • Cuidados personales, incluida la ayuda para bañarse, vestirse y lavarse o secarse el pelo
  • Ayuda con la medicación, ya sea administrando o dando indicaciones
  • Cuidados con la incontinencia, incluyendo el cambio de pañales, la ayuda para ir al baño o el cuidado del estoma/catéter
  • Apoyo a la movilidad, ya sea mediante el uso de muletas, bastones o asistencia en el hogar
  • Hacer recados, como recoger la compra de alimentos o las recetas médicas
  • Acompañamiento y disfrute de aficiones e intereses

1. Haz la casa más segura y accesible

A medida que envejecemos, nuestra movilidad disminuye. Lo que antes era una tarea sencilla puede acabar convirtiéndose en algo difícil e incluso peligroso si no se toman las precauciones adecuadas. Y lo que podría ser una pequeña lesión para una persona más joven puede ser bastante grave para los mayores, como una fractura de cadera por un resbalón y una caída.

Cuando se trata de cómo cuidar a un padre anciano en tu casa, una de las primeras cosas que debes hacer es hacer la casa más segura y accesible para él.

Tampoco tienen que ser grandes ajustes. Por ejemplo, si utilizan habitualmente algo en la casa, simplemente muévelo a un lugar que esté más cerca del suelo, donde tus padres no tengan que ir muy lejos para alcanzarlo. O pon alfombras de ducha antideslizantes para que tus padres no se caigan en la ducha o la bañera.

2. Asegúrate de que coman sano

Las personas mayores pueden tener un riesgo especial de desnutrición. Por eso, mientras tus padres estén a tu cargo, debes vigilar bien lo que comen para que se mantengan sanos y fuertes.

Esto no significa necesariamente que tengas que preparar comidas gourmet. En cambio, nuestro consejo para los cuidadores de ancianos es que cocinen comidas fáciles y sanas. Incluso puedes convertir la cocina en una actividad divertida para hacer juntos.

3. Asegúrate de que se mantienen en forma

Además de comer de forma saludable, haz todo lo posible por salir a la calle y que se mantenga en forma. También puedes buscar clases de gimnasia específicamente a personas mayores.

4. Ayúdales a ser sociales

La soledad de los mayores es algo real, y puede ser el catalizador de otras enfermedades mentales y físicas. Una parte importante de los consejos para el cuidado de los mayores es ayudarlos a tener una vida social activa. También puedes ayudarles a ir a la iglesia o a otras actividades que les interesen.

5. Pide ayuda si la necesitas

En este sentido, cuidar de tus mayores puede resultar abrumador, sobre todo si eres el único cuidador. Cuando se trata de consejos para cuidar a los mayores, uno de los mejores que podemos darte es éste: ¡busca ayuda si la necesitas!

Puede que te parezca que es admitir la derrota, pero en realidad, lo único que haces es ayudarte a ti y a las personas mayores. De hecho, es probable que estén más cualificados que tú en el cuidado de ancianos. Así que, si recurres a la ayuda de algunos cuidadores profesionales, estarás proporcionando los mejores cuidados en casa a tus padres ancianos.

Si tú o un ser querido necesitáis ayuda con una enfermedad, como la demencia, el Alzheimer, el Parkinson o la vida después de un ictus, un cuidador especializado puede proporcionar este apoyo a medida.

Ayuda a domicilio de personas mayores

El servicio de ayuda a domicilio para personas mayores a menudo se utiliza para describir la atención prestada a una persona mayor, desde una breve visita por la mañana hasta ayudarle a preparar una taza de té en el desayuno. Los cuidados para mayores también se extienden a un apoyo más exhaustivo, como la ayuda para ducharse y lavarse, vestirse o detectar peligros de tropiezo para evitar caídas.

Las visitas a domicilio de personas mayores pueden repetirse a lo largo del día para garantizar que la persona tiene todo lo que necesita para sentirse cómoda en su propia casa, con la seguridad de que siempre hay alguien en quien puede confiar.

La demencia es una de las enfermedades de más rápido crecimiento que afecta a los mayores de 65 años y suele ser la enfermedad que la gente asocia con los ancianos.

Residencias para mayores

Los importante si vas a llevar a algún familiar o si tú mismo estás pensando en ir a una residencia para personas de la tercera edad, lo importante es comprobar e informarse acerca del personal que trabaja allí, además de los servicios e instalaciones.

El personal cuidador debe estar formado y tener experiencia en ayudar a los ancianos a alcanzar la máxima calidad de vida y el máximo potencial funcional.

Los cuidados geriátricos también atienden a las familias de los ancianos, asesorándoles sobre los recursos disponibles para el cuidado de los ancianos y ayudándoles a adquirir los conocimientos y habilidades necesarios para ayudar con confianza y competencia en el cuidado de sus seres queridos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.