6 sencillos pasos para superar la timidez

como superar timidez

La timidez es un fenómeno universal que se da en todos los países y culturas, aunque con diferentes incidencias. La timidez limita en el día a día a quienes la sufren y les hace perder oportunidades. Por suerte existen algunos ejercicios que hacen posible superarla poco a poco.

A continuación te recomiendo 6 sencillos (sencillos de entender, ya que ponerlos en práctica exigirá algo de voluntad de tu parte) pasos para que venzas la timidez de una vez por todas. Pero antes te explico brevemente en qué consiste para que puedas afrontarla de forma más efectiva.

Significado de timidez

La timidez es una forma de ansiedad social más o menos leve caracterizada por una tendencia a pasar vergüenza en situaciones sociales, a pesar del deseo de establecer relaciones. Es un estado de ánimo que afecta a las relaciones personales, un patrón de comportamiento que se caracteriza por dificultades comunicativas e inhibición social.

 Se relaciona con el temor al juicio negativo de los demás, a una baja autoestima y un estilo de atribución pesimista, en donde se perciben los éxitos por factores externos y el fracaso a factores internos.  Una timidez agravada, si no se gestiona correctamente podría dar lugar a un conjunto de inseguridades generalizadas afectando seriamente la autoestima y generando la aparición de una fobia social.

Causas de la timidez

Para explicar las causas de la timidez es necesario referirse a las infinitas interacciones entre factores genético-biológicos, evolutivos y ambientales. Los factores hereditarios juegan un papel importante en el establecimiento de los aspectos estructurales de la personalidad, pero el entorno social y las vivencias vitales juegan un papel igual de fundamental en la cristalización de ciertas predisposiciones biológicas o en la orientación del sujeto en una dirección determinada, a través de la adquisición de una buena autoestima y un buen repertorio de habilidades sociales.

Muchos niños que nacen con rasgos de personalidad de timidez pueden ser capaces de superar sus problemas de inhibición, mientras que otros pueden permanecer tímidos a lo largo de sus vidas debido a sus vivencias personales.

En algunos casos la experiencia a lo largo de la vida afecta más que las predisposiciones genéticas. Las malas relaciones sociales pueden minar fuertemente la autoestima y se pueden desarrollar comportamientos de fuerte inhibición social. Las experiencias personales y la memoria actúan en las estructuras cerebrales del mismo modo que éstas influyen en los aspectos cognitivos de la personalidad.

6 Pasos para superar la timidez

La timidez es un hábito, y lo que tienes que hacer es empezar a ejercitar el hábito contrario: la seguridad en ti mismo. Poco a poco irás reduciendo la timidez hasta superarla por completo con estos pasos que te comento:

1. Acéptate a ti mismo

En la mayoría de ocasiones las personas tímidas tienen una visión totalmente distorsionada de sí mismos. La timidez hace que quienes la padecen se encuentren incómodos y extraños en sus interacciones sociales.

Lo primero y más importante es reforzar la autoestima, la actitud positiva y la auto-aceptación. A pesar de que uno pueda tener ciertos rasgos de personalidad, existen formas de gestionar adecuadamente determinados hábitos o conductas que tenemos automatizadas y que nos disgustan. Si quieres ser más extrovertido se puede conseguir, pero requiere cierto esfuerzo al principio y paciencia, pues el proceso es gradual. Revertir lo mal aprendido implica pasar por un período inicial de cierta adaptación. Prepararte mentalmente y enriquecer tu autoestima es un paso fundamental en cualquier caso.

2. Focaliza tu atención en lo que ocurre en el entorno y no en tus pensamientos limitantes

La timidez te impide centrarte en las conversaciones. Los tímidos centran la atención en mensajes negativos hacia si mismos y en el análisis interior, olvidando centrarse en lo que sucede alrededor. Esa falta de concentración en lo externo puede hacer pensar al tímido que no tiene “nada que decir”, que son el resto quienes tienen historias increíbles que contar y no ellos, puesto que les incomoda ser en cualquier momento el centro de atención o ser juzgados.

Se trata de olvidarte de ti mismo y centrarte en lo temas de conversación sin inhibir nuestra opinión. Haz preguntas y cultiva la curiosidad. Si estás en una fiesta con gente que acabas de conocer, trata de preguntar acerca de cómo conocen a tu contacto en común o alguna cuestión sobre ellos. Puedes hacer preguntas como:”¿De que conoces a…?” o alguna del estilo. Puedes explorar consejos acerca de cómo interactuar adecuadamente con la gente  y sobre “cómo llevarte bien con la gente”.

3. Aprende a controlar la ansiedad

La timidez es un tipo de ansiedad social. Para evitarla te recomiendo determinados ejercicios de mindfulness o cualquier otro ejercicio de relajación que te ayude a gestionar momentos de nerviosismo.

Otra forma de controlar la ansiedad es reduciendo y eliminando los pensamientos automáticos autolimitadores. Es importante aprender a tener una actitud positiva, a mejorar nuestra felicidad interior y bloquear cualquier pensamiento automático interno que nos dispare la ansiedad.

4. Exponte gradualmente

Para superar la ansiedad es fundamental exponerse gradualmente a las situaciones que producen la timidez. Ésta empuja a evitar situaciones en las que corres el riesgo de ser juzgado. No dices lo que realmente piensas, no haces lo que quieres, no defiendes tus opiniones cuando interactúas en grupo…pues deja de hacerlo. Tienes que hacer justo lo contrario: empieza a expresarte y a ser tú mismo en cualquier situación. Empieza de forma gradual.

Cuanto más te expongas, más fuerte se hará ese nuevo hábito. Necesitas cierta planificación. Empieza por explorar las situaciones en las que te sientas tímido y haz una lista. Y a partir de aquí empieza a exponerte a ti mismo en esas situaciones desafiando tus temores y restándole importancia. La visualización es un ejercicio muy práctico que puede ayudar.

En un contexto de grupo expresa tu opinión, haz alguna pregunta y ve poco a poco interactuando más con el entorno. Empieza por cosas sencillas. Di lo que piensas sobre temas generales y empieza a hacerlo día tras día incluso con gente que, aunque conoces bien, no compartes la opinión. Si te resulta más sencillo empieza haciendo preguntas, pidiendo consejo, poniendo tus ideas como si estuvieras buscando una sugerencia…

Si necesitas que te eche una mano al respecto para empezar, deja un comentario o escríbeme y te echaré una mano encantado.

5. Deja a un lado el perfeccionismo

Una de las cuestiones más importantes para aprender a superar la timidez guarda relación con algunos rasgos de personalidad. La timidez hace que la gente se adhiera inexorablemente a actitudes increíblemente perfeccionistas. Los tímidos a menudo aspiran a ideales inalcanzables y muestran poca tolerancia hacia aquellos que no los aprecian o que se atreven a desaprobar su comportamiento o no les cae bien. Si queremos disfrutar de las relaciones sociales, debemos, en primer lugar, abandonar estas absurdas normas de perfección.

Eso no quiere decir que uno tenga que “abandonar el perfeccionismo por completo” de golpe, sino “aprender a hacerlo”, ya que es un proceso. Cambiar nuestros hábitos de pensamiento conscientemente es indispensable para vencer la timidez.

6. Enfoque sistemático

Por último, para superar la timidez no basta con tener extractos de artículos o consejos y técnicas, sino que es necesario aplicarlos sistemáticamente poniéndolos en práctica con convicción. Esto implica:

  • Fijar objetivos de desarrollo progresivos

  • Trabajar en ello a diario, con recompensas personales cuando se logran los objetivos

  • No abandonar a la primera de cambio y volver a empezar cuando nos equivoquemos

  • Encontrar un equilibrio entre los cambios cognitivos y los cambios conductuales. Es decir, que ambos tienen que ir al unísono. Debes mejorar la autoestima y aprender a gestionar la ansiedad al mismo tiempo que te expones gradualmente.

Al hacerlo, se aprecian realmente los cambios progresivos. Poco a poco, la timidez irá atenuándose, dejando paso a un mejor bienestar. Con el tiempo se disfruta de una mayor libertad y vida social más rica y plena. Esto es lo esencial para superar la timidez de manera efectiva y sostenible.

Rate this post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.