Trucos para tu cuidado facial diario

tratamientos corporales

Una piel perfecta no depende únicamente de tu ADN. Tus hábitos diarios tienen un gran impacto en lo que ves en el espejo. Todos sabemos que una rutina diaria es una buena idea. Pero, con tantas lociones, cremas y consejos, es difícil saber por dónde empezar. Esto es lo que debes tener en cuenta para para tu rutina de cuidado facial diario.

La rutina de cuidado facial es una oportunidad para mejorar el aspecto de tu cutis Como las necesidades de tu piel cambian con la edad, también lo harán tus productos. Aun así, no se trata de crear la perfección. Tu rutina de cuidado facial debe constar de tres pasos principales:

  • Limpiar– Lavado de la cara
  • Tonificar – Equilibrar la piel
  • Hidratar – Hidratar y suavizar la piel

Consejos para tu cuidado facial

Lavarse la cara es el paso más básico y esencial de cualquier rutina. Nuestra piel entra en contacto cada día con contaminantes ambientales, suciedad y otros factores que deben eliminarse con suavidad. Aquí tienes 5 consejos de cuidado facial que pueden llevarte en esa dirección.

1. Limpieza facial profunda

Las células de tu piel tienen una vida natural de 28 días. Para que aparezca la nueva piel brillante natural, te sugerimos que limpies tu piel dos veces al día (por la mañana y por la noche) para evitar la obstrucción de los poros, la falta de brillo y el acné.

Después, exfolia tu rostro una o dos veces por semana. Aparte de esto, la exfoliación produce un aumento de la estimulación, minimiza los poros y proporciona una piel de aspecto fresco.

Haz que la limpieza sea el primer paso de una rutina de cuidado facial. Aunque sólo dispongas de unos pocos minutos, una piel recién limpiada dos veces al día es un buen punto de partida para tu rutina básica de cuidado de la piel (tanto por la mañana como por la noche).

Existen muchos tipos de limpiadores, y el adecuado para ti puede depender de tu tipo de piel y de tus preferencias personales. Puedes encontrar más información y gama de productos en algunas tiendas online como Nutritienda

2. Tonifica

Tras lavarte la cara, lo ideal es utilizar algún tónico para preparar la piel. Hay muhos tónicos faciales adaptados a tu tipo de piel. Tonificar ayuda a eliminar el exceso de grasa y las células muertas. Es estupendo para refrescar la piel. Deja este paso para la noche, para eliminar los últimos restos de maquillaje al final del día.

Antes de hidratar tu piel, utiliza un sérum antioxidante cargado de vitamina C y D que evite la deshidratación y el envejecimiento. Aplicar el sérum justo antes de aplicar la crema hidratante aumenta el efecto hidratante.

3. Hidrata tu piel

La hidratación es un complemento superimportante en cualquier rutina diaria de cuidado facial. Nuestro cuerpo necesita al menos 8 vasos de agua al día para eliminar las toxinas y ayudar a conseguir la piel brillante que deseamos. Busca ingredientes como la vitamina E, la glicerina, la provitamina B5 y el aceite de semilla de borraja, que son grandes humectantes para tu piel.

4. Lávate la cara antes de acostarte

Lavarse la piel por la noche es más importante que hacerlo por la mañana, porque el día expone nuestra piel al sol, la suciedad, los residuos, el maquillaje y la contaminación. Éstos pueden introducirse en los poros y causar manchas, por lo que lavarse por la noche puede ayudar a que tu piel respire fácilmente y se mantenga libre de manchas. Recuerda hacer esto en tu rutina facial diaria.

5. Protección solar (FPS)

Este consejo facial es importante si tienes la piel muy blanca, fina y sensible. Utiliza un FPS a diario -incluso en días nublados- porque tu crema hidratante y el maquillaje no son suficientes para proteger tu piel. Basta con una pequeña cantidad de protector solar en la cara (incluidos los ojos y los labios).

6. Mascarilla y exfoliación

Una mascarilla de arcilla de limpieza profunda es ideal si tu piel es un poco grasa; además, te ayudará a reducir el aspecto de los poros y a eliminar las impurezas y las células muertas de la piel.

Un exfoliante utiliza partículas diminutas (como el polvo de arroz) para ayudar a eliminar suavemente las células muertas de tu piel, revelando una piel más brillante debajo. Cuando te exfolies, presta atención a la línea del cabello, especialmente alrededor del cuello y las orejas, ya que a veces los productos y el maquillaje pueden acumularse en esas zonas.

Utiliza la mascarilla y la exfoliación una o dos veces por semana y empieza lentamente al principio para no irritar tu piel. Te ayudará a mantener la piel calmada.

7. Cremas para el contorno de ojos

Si tienes problemas específicos -como la hiperpigmentación, la sequedad o la hinchazón-, pueden ser muy útiles. La piel del contorno de los ojos es bastante fina y delicada, y es más probable que reaccione a los ingredientes irritantes que otras zonas.

Por eso, los dermatólogos suelen recomendar una crema para el contorno de ojos que tenga en cuenta la posible sensibilidad y tenga concentraciones más tolerables de ingredientes activos. Para las bolsas debajo de los ojos y la inflamación, la cafeína, los péptidos y el ácido hialurónico pueden ser calmantes.

Las ojeras pueden deberse a venas visibles o a una decoloración real, común en los tonos de piel más oscuros. Busca ingredientes iluminadores como la vitamina C, el ácido kójico y la niacinamida. Evita los retinoles fuertes (que pueden escocer y crear rojeces) y las fragancias, para evitar cualquier irritación de los ojos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.