Tipos de cabello y cómo cuidarlos

consejos pelo sano

En este post te explico los diferentes tipos de cabello y cómo cuidarlos según sus características. Existen básicamente 4 tipos de pelo que a su vez se subdividen en otros. Para cada uno de ellos debes tener en cuenta diferentes consejos y recomendaciones.

Tu tipo de pelo puede ser liso, rizado, ondulado o encrespado. Dentro de cada una de estas categorías, existen a su vez diferentes subtipos (subtipos a, b y c). Y además, podrías tener el tipo 4C en tu coronilla y el 4A en tus sienes. Tu cabello podría ser liso en la raíz y ondulado en las puntas. La clave es entender lo que cada tipo necesita para que puedas peinarlo bien y mantenerlo sano.

Por ejemplo, dentro de los lisos, pueden ser cabellos muy lisos, sin volumen y escurridos, o bien lisos con un poco de volumen o  finos, pero gruesos y con volumen. Las subcategorías se dividen según tengas mucho o poco volumen, pelo más seco o graso y más o menos grueso. Veamos cómo cuidar tu pelo según el tipo al que correspondas.

Tipo 1Pelo liso
Tipo 2Pelo ondulado
Tipo 3Pelo rizado
Tipo 4Pelo encrespado

Cómo cuidar tu pelo según el tipo de cabello

Hoy día contamos con una amplia gama de champús y aceites que ayudan a cuidar el cabello. En optimmum.store encontrarás toda una gama de productos especializada en todo tipo de cabellos y necesidades. A grandes rasgos, estos son algunos de los consejos principales:

Si tienes el pelo fino o delgado…

El pelo de tipo 1 no tiene rizos naturales. El cabello de tipo 1 tiene tendencia a volverse graso, por lo que muchos estilistas recomiendan asegurarse de que el producto que se está comprando no va a añadir aceite extra al cabello. Suele recomendarse el champú seco para el pelo liso y graso.

Intenta invertir tu rutina de lavado. Cuando apliques el acondicionador, concentra la aplicación sólo en el largo del cabello y no en las raíces. Como el cabello fino tiene problemas para retener volumen, tampoco es excesivamente beneficioso aplicar demasiado acondicionador, sin mencionar la irritación del cuero cabelludo.

El uso constante de un plancha de hierro o babyliss puede hacer que el pelo se seque. Para evitar la sequedad, hidrátalo cada dos semanas aproximadamente, y utiliza cremas protectoras térmicas antes de emplear el secador o la plancha.

Las marcas L’Oreal y Natura son algunas de las que más productos emplean para el cuidado del cabello. Nioxin también tiene una amplia gama de productos. Por ejemplo, el Nioxin 3D Intensive Diaboost with HTX Technology density es ideal para aumentar el volumen de tu pelo.

Si tienes el pelo ondulado…

El estado natural del cabello tipo 2 es una textura suave y despeinada. Desde las raíces hasta alrededor del nivel de los ojos, el cabello es bastante liso. Y desde el nivel de los ojos hasta las puntas, tienes una onda suelta e indefinida.

Este tipo de cabello necesita de una gran hidratación. Puedes utilizar un tratamiento específico cada dos semanas aproximadamente, con mascarillas o productos hidratantes, y evitar el uso de secadores o planchas que lo deshidraten.

Tipo 2A – Pelo ondulado fino: muy suave, casi liso, generalmente sin mucho volumen.

Para evitar que esa onda se aplane, evita los productos a base de aceite o cremas. En su lugar, los estilistas recomiendan que aumentes la base con una espuma ligera o que utilices un gel para definir esas ondas, o cremas activadoras de rizos. En cuanto al tipo de corte, mejor en capas, ya que dan movimiento a las ondas.

 Tipo 2B – Pelo ondulado medio: forma una S perfecta, muy fáciles de modelar.

Al igual que con el 2A, los rizos del tipo 2B se rizan desde el punto medio hasta las puntas, y los rizos tienen una forma de S más definida. Puede requerir un poco más de esfuerzo para alisarlos.

Tipo 2C – Pelo ondulado grueso: voluminoso, empezando a formar rizos sueltos. No se adhieren a la raíz y son difíciles de modelar.

Las ondas en forma de S más bien definidas son del tipo 2C. El patrón de la onda puede comenzar cerca de la coronilla y cae hacia abajo. El cabello de tipo 2C suele ser grueso y puede ser propenso al frizz en tiempo húmedo.

Los estilistas recomiendan utilizar un difusor, un dispositivo dentado que se engancha en el extremo de su secador de pelo y ayuda a eliminar el encrespamiento. Muchas mousses livianas contienen ingredientes antihumedad ideales para peinar y dar forma a este tipo de cabello.

Si tienes el pelo rizado…

El cabello rizado forma rizos bien definidos y tiende a estar seco, por lo que no es aconsejable utilizar tintes ni utilizar secador. Lo ideal sería lavarlo dos veces por semana con champús anti-encrespamiento o para cabello normal, e hidratarlo con una crema o mascarilla hidratante.

Tipo 3A – Racimos sueltos: naturales, anchos y regulares, bien formados y delgados.

Con el pelo tipo 3A, los rizos en forma de S forman bucles sueltos. Los rizos tienen una circunferencia un poco más ancha que el extremo grande de una vela cónica. El cepillado de este tipo de cabello puede arruinar la definición de los rizos y llevar a una melena encrespada.

Hacerte una coleta no está recomendado, ya que hace que los rizos pierdan su forma. Y si sigues tirando del pelo hacia atrás en un moño, también empezarás a ver el adelgazamiento y pérdida de pelo. Esa pérdida ocurre porque el peso de la coleta tira contra la parte delantera del cabello.

Tipo 3B
Los rizos de tipo 3B brotan de las raíces y tienen un amplio volumen. Para mantener su característica forma de espiral, generalmente necesitan humedad. Sin embargo, evita la silicona y los sulfatos, ya que pueden secar el cabello y provocar su rotura.

Tipo 3C
Estos rizos son apretados y elásticos. Para preservar su definición, en lugar de peinarlo, lo que puede provocar el frizz y la rotura, utiliza un acondicionador sin aclarado (o sin enjuague) y péinalo cuando el cabello esté húmedo, con la punta de los dedos. Se recomienda secarlo al aire o con una toalla, en lugar de usar un secador.

Si tienes el pelo encrespado…

El pelo encrespado o afro se mantiene rizado incluso cuando está mojado. Es frágil y seco, y la hidratación debe hacerse semanalmente. Es importante hidratarlo con agua caliente, pero el acabado con agua fría para evitar el encrespamiento. Te recomiendo usar cremas para peinar y secar tu pelo de forma natural, o con una toalla pero sin frotar.

Tipo 4A – Rizos suaves: pequeños, definidos y cerrados.

El cabello del tipo 4 es el más delicado, y necesita mucha humedad. Pero conseguir humedad no significa necesariamente usar aceites. Las mascarillas y acondicionadores profundos son buenas opciones.

Ten cuidado con utilizar trenzas o similares, ya que la cutícula se queda tan seca y abierta que se convierte en pequeños anzuelos que se enganchan entre sí y se rompen cuando se sacan las trenzas. Es mejor llevarlo con un estilo o peinado que te permita seguir hidratándolo.

Tipo 4B – Rizos secos: muy apretados, en zigzag, menos definidos.

Los rizos del pelo del 4B hacen zig-zag. Una técnica popular para definir y acentuar tus rizos es el shingling, que comienza con el pelo mojado. Para ello, desenrédalo suavemente con la punta de los dedos, usando cantidades generosas de acondicionador sin aclarado para hidratar y acondicionar.

Luego, separa tu cabello en cuatro secciones. Aplica crema o gel para rizos a lo largo de cada rizo, enroscando las mechas alrededor de tu dedo índice a medida que avanzas.

Tipo 4C – Rizos sin forma: muy apretados, en zigzag, sin ninguna definición.

Los rizos de tipo 4C son los más estrechos y frágiles. Es muy fácil romperlos si se peinan con brusquedad o con demasiada frecuencia, y es vital nutrir frecuentemente el cabello con acondicionadores. Los aceites de coco siguen siendo de los remedios más populares, al igual que las cremas de manteca de karité.

Consejos para el pelo dañado

Si tienes el pelo dañado…

Intenta utilizar un aceite nutritivo. Estos productos no sólo ayudará a fortalecer los mechones contra el quiebre, sino que también debería ayudar a suavizar y facilitar el peinado del cabello.

Hay muchos tratamientos con aceites y acondicionadores. El tratamiento de aceite caliente VO5 Give Me Moisture Hot Oil Treatment es una excelente opción. Si tienes el cabello seco por genética (es decir, no causado por ningún factor externo, como un tinte o mal cuidado, sino más bien por la genética), entonces te recomiendo la serie Dove Nourishing Oil Care.

Espero que esta información te haya resultado de utilidad, hasta la próxima!:-)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.