El surf como terapia psicológica

Los deportes son una fuente inagotable de bienestar físico y mental. Hoy quiero recomendarte el surf como terapia psicológica, puesto que es una actividad acuática que por sus características te ayudará a desarrollar tu fortaleza mental y física.

El deporte reduce significativamente la ansiedad. En concreto el surf es un excelente aliado para reforzar tu autoestima y reducir el estrés, puesto que sumergirse en el agua y conectarse con la naturaleza es sanarse en sí mismo. Es un concepto inherente a la terapia de aventura, muy popular en la última década.

Más allá de los efectos terapéuticos inherentes al hecho de estar en el océano y conectarse con la naturaleza, el surf es una gran metáfora de la vida y de la superación de las dificultades que conlleva. Requiere persistencia y enseña a cada surfista, tanto novato como veterano, que cada desafío es una oportunidad para rendirse o aprender de él y hacerse más fuerte.

El surf es también una gran manera de superar el miedo. La mayoría de la gente cree que el surf es algo que no puede hacer. Yo mismo tenía este pensamiento, pero al salir y hacerlo, incluso en mis peores días cuando todo lo que hacía era caerme, superé muchas creencias autolimitantes. Todo lo que necesitas para empezar es una tabla de surf, un traje de neopreno, saber nadar y una buena dosis de motivación.

Por supuesto, hacer un curso de surf te ayudará en gran medida, pero gracias a internet es fácil empezar a practicar por tu cuenta con algunos consejos esenciales, y si vas a zonas de surfistas, es probable que te ayuden a mejorar y a corregir tus fallos. Es un ambiente muy de buen rollo, donde la gran mayoría serán amigos con los que compartir experiencias.

Beneficios del surf

Algunos de los beneficios potenciales del surf son (además de los mencionados anteriormente):

  • Romper con la monotonía de tu vida cotidiana, reduciendo un enfoque de vida demasiado orientado al estrés, la rutina y lo que tienes que hacer a futuro.
  • Estar en un lugar donde puedes superar tus miedos.
  • Ayuda a superar los déficit de confianza y hacer algo que antes te imaginabas que no podías hacer. En definitiva, el surf refuerza tu autoestima.
  • Mejora de tu rendimiento físico.
  • Desarrollo de habilidades psicomotoras.
  • Promueve las relaciones sociales.
  • El mar trae muchos beneficios positivos para la piel, el sistema inmunológico, las articulaciones y la respiración.

El surf como terapia psicológica

En los Estados Unidos se han promovido proyectos y estudios que analizan los enormes beneficios que el surf puede aportar a las terapias psicológicas tradicionales. Debido a que es una actividad al aire libre que se practica en el agua, es muy recomendable para aquellos que se están recuperando de algún tipo de problema psicológico.

La salud mental es un concepto multidimensional amplio y complejo que involucra, no sólo factores psicológicos sino también variables emocionales y sociales. El surf ha demostrado que coger olas ayuda a tratar los síntomas depresivos, los pensamientos negativos, el insomnio, la irritabilidad, la ansiedad, los trastornos bipolares y las conductas autodestructivas.

Practicar surf a menudo ayuda a mejorar nuestro humor, e incluso nos ayuda a superar la pérdida y el dolor. En otras palabras, se podría decir que es una actividad que mezcla experiencias meditativas con ejercicios físicos.

Además, para pacientes que sufren de estrés postraumático se ha demostrado que este deporte acuático ayuda a mejorar el sueño. Y también es el mejor remedio contra el entumecimiento. El simple hecho de estar fuera de tu entorno cotidiano, esperando que la naturaleza te envíe las olas, es, en sí mismo, una forma de ralentizarte e inyectar paz y tranquilidad a tu persona.

El surf es también una increíble herramienta para ayudar a personas con autismo. Los niños autistas, por ejemplo, tienden a responder excepcionalmente bien a un deporte de alta energía como el surf. Hoy en día, muchas organizaciones no gubernamentales actúan como puente entre las personas con problemas de salud mental y el surf, especialmente en los Estados Unidos.

Surfers Healing, One Wave, Waves of Wellness Foundation, Waves For Change, han estado trabajando duro para poner el surf en la agenda de la salud mental. Los hospitales y centros médicos también están promoviendo experiencias de campamentos de surf para que los pacientes con enfermedades mentales puedan disfrutar de la emoción de montar una ola.

Puede que el surf no sea la solución a todos nuestros problemas, pero cada vez que saltamos al océano, dejamos caer parte de nuestras frustraciones y tristezas en el agua del mar. Recuerda que el deporte de cabalgar las olas también combate el declive cognitivo.
Si aún no eres un surfista, piensa en redescubrirte a ti mismo. Consigue una tabla de surf y vive el sueño. Si ya eres un surfista, entonces trata de surfear más porque te respaldará de por vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.