4 productos de belleza indispensables

Cómo tener más energía

El mercado de la cosmética y la belleza es cada vez más complejo e innovador. Para que sepas escoger bien, aquí te presento los 4 productos de belleza indispensables para tu día a día.

Tener una piel perfecta no es simplemente cuestión de genética, sino de hábitos diarios. Saber bien cómo protegerse de los rayos UVA e hidratarse es parte importante de la ecuación. Hay 3 rutinas diarias básicas: limpiar la cara, tonificar/equilibrar la piel e hidratarla.

Productos de belleza esenciales

Para cuidar tu piel y que luzca radiante y sana, te recomiendo llevar a cabo la siguiente rutina daria. Asegúrate de utilizar los productos cosméticos adecuados. La gama de productos de Gema Herrerias (ver aquí) puede ser muy buena opción ya que tiene una gama para cada uno de estos productos de belleza esenciales, pero sobre todo asegúrate que sean productos de farmacia.

1. Productos limpiadores

Lavarse la cara es el paso más básico y esencial de cualquier rutina, para eliminar los contaminantes ambientales, la suciedad y otros factores diarios. Lávate dos veces al día, mañana y noche, para evitar la obstrucción de los poros, el entumecimiento y el acné.

Para ello utiliza un buen limpiador facial, que se adapte a tu tipo de piel. La fórmula correcta limpia la piel sin quitar los aceites esenciales y saludables. Tómalo con calma con los exfoliantes (úselos una vez a la semana) y evita los que tienen ingredientes abrasivos.

Escoge el mejor limpiador facial según tu tipo de piel

Cada tipo de piel requiere de unos productos diferentes según sea más o menos grasa. Aquí te indico algunas orientaciones a tener en cuenta.

    • Pieles grasas

      Indicadores: Poros grandes y visibles, brillo grasiento que se desarrolla rápidamente después de limpiarse. Qué buscar: Un jabón facial para el control de la grasa que profundice para purificar los poros (los que tienen carbón son muy efectivos), y ayuda a regular la producción de grasa sin dejar la cara seca. Una fórmula que equilibra el pH también ralentizará el crecimiento de las bacterias y ayudará a prevenir los brotes.

  • Piel seca

Indicadores: La piel suele picar e irritarse. Qué buscar: Un limpiador que elimine la suciedad y las impurezas sin quitarle a la piel sus aceites naturales. Un jabón facial hidratante (especialmente los que están hechos con glicerina o aceites esenciales) debería servir, y buscar fórmulas sin jabón siempre que sea posible.

  • Piel Mixta

Indicadores: La zona T es grasa (frente, nariz y barbilla) y las mejillas más secas. Qué buscar: Una fórmula que equilibre una limpieza profunda con una dosis saludable de hidratación. Al igual que un limpiador para piel seca, debe eliminar la grasa y la suciedad sin quitarle la humedad a la piel. Lo ideal es un lavado facial que proteja la barrera lipídica de la piel, reteniendo la humedad natural mientras limpia la grasa de la superficie.

  • Piel sensible

Indicadores: La piel se irrita con facilidad y se enrojece, especialmente después del afeitado o la limpieza. Qué buscar: Limpiadores aceitosos e ingredientes calmantes como el aloe vera, la corteza de sauce y el hamamelis. Equilibrar el pH también es importante, ya que la piel puede resecarse o irritarse cuando su pH está desajustado. Si es posible, evita los productos muy espumosos (menos cremosos, más burbujeantes).

  • Piel normal

Indicadores: Un tono de piel uniforme sin escamas, rojeces o brillo. Qué buscar: Honestamente, casi cualquier cosa… tu piel no es exigente. Te recomiendo limpiadores potentes (pero no secantes) con una serie de ventajas adicionales: los ingredientes antienvejecimiento, tonificantes e hidratantes son una gran ventaja.

2. Tonificantes

En los años 80, el tónico original era un producto a base de alcohol que se utilizaba para secar la piel grasa y eliminar cualquier resto de suciedad después de la limpieza. Los tonificantes de hoy han evolucionado mucho, y aportan una dosis extra de nutrientes y ayudan a equilibrar la tez.

Los más típicos se usan para remover suavemente las células muertas de la piel que pueden obstruir los poros, mejorar la piel dañada por el sol y minimizar el embotamiento. Entre ellos están los Alfa y beta hidroxiácidos, el acido hialurónico para aumentar la hidratación y tratar sutilmente las líneas finas.

También se utilizan el agua de rosas y té verde para calmar la irritación y reducir el enrojecimiento con un efecto antiinflamatorio.Otros tonificantes llevan vitaminas E y C para combatir la exposición diaria a los radicales libres que pueden envejecer la piel. Los tónicos deben hacerse después de la limpieza y antes de ponerse cualquier otra cosa.

3. Serum

El serum está lleno de dosis concentradas de ingredientes activos muy eficaces para mitigar una serie de problemas, desde manchas oscuras hasta arrugas. Los más típicos llevan:

Ácido hialurónico para sellar la hidratación y fortalecer la función de barrera (la capa superior de la piel) para evitar la pérdida de humedad. Vitamina C para ayudar a iluminar la piel opaca y disminuir las manchas oscuras con el uso continuo. Retinol, vitamina B3, péptidos para estimular la producción de colágeno y elastina, proteínas del cuerpo que ayudan a prevenir las líneas y la flacidez de la piel.

Azufre coloidal, niacinamida para calmar el enrojecimiento y la irritación al disminuir la inflamación, y mejorar el acné con sus efectos antimicrobianos. No todos los serum se aplican con la misma frecuencia, varían los ingredientes. Los antioxidantes por la mañana porque te dan una protección adicional, y por ejemplo, los retinoles no son estables al sol y se degradan si se aplican durante el día.

4. Productos hidratantes

La crema hidratante actúa como una barrera protectora para la piel. Si bien suele haber confusión sobre la necesidad de si usar crema hidratante, la mayoría de los expertos recomiendan usarla a diario.

Es importante conocer tu tipo de piel para asegurarte de que estás utilizando el producto correcto. La piel muy seca necesita hidratantes más pesados para absorber la mayor cantidad de humedad posible. Aquí un esquema básico de qué productos usar según tu tipo de piel:

  • Seca (humectante más pesado, a base de aceite)
  • Grasa (hidratantes más ligeros a base de agua)
  • Sensible (ingredientes calmantes, como el aloe vera)
  • Normal/Mixta (hidratante más ligero, a base de agua)

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.