La Empatía: significado y beneficios psicológicos

empatía

En este post te explico qué es la empatía, los tipos de empatía y los beneficios psicológicos que reporta. La empatía es uno de los elementos fundamentales de la inteligencia emocional y su significado va más allá de ponerse en el lugar del otro.

Todos hemos sido testigos en algún momento de la falta de empatía: un entrenador sin buena relación con los jugadores, maridos y mujeres que no se entienden, el padre que no entiende a su hijo adolescente… o el adolescente que no entiende a sus padres.

El término empatía fue introducido por primera vez en 1909 por el psicólogo Edward B. Titchener como una traducción del término alemán einfühlung (que significa «sentir en»). La simpatía y la compasión están relacionadas con la empatía, pero hay diferencias importantes. La compasión y la simpatía implican una conexión más pasiva, mientras que la empatía implica un intento más activo de entender a la otra persona.

¿Qué es la empatía emocional?

Los psicólogos definen la empatía como la capacidad de sentir las emociones y pensamientos de los demás. Para sentir y mostrar empatía no es necesario compartir las mismas experiencias o circunstancias de los demás. Más bien, es un intento de comprender mejor a la otra persona averiguando su perspectiva.

La empatía es la habilidad de ponerse en la posición de los demás. Va más allá de la simpatía, aunque a veces se utilizan indistintamente (incorrectamente), pero difieren sutilmente en su significado emocional. La empatía implica también el cuidado y la comprensión del sufrimiento de los demás.

Ejemplos de empatía

La empatía es un rasgo aprendido. Las personas que crecen sin empatía no nacen sin ella. A los niños que desarrollan empatía se les enseña. Las personas con un alto grado de empatía se caracterizan por:

  • Escuchan a los demás. Escuchar es una de las formas más efectivas de demostrar empatía con otras personas
  • Se ponen el la posición de la otra persona. Cuando debaten o interactúan con los demás, son comprensibles con las emociones y las expresiones de los demás.
  • Muestras de afecto corporal. Las personas empíricas saben dar abrazos y expresar emociones de cariño hacia los demás.
  • Se preocupan por lo que ocurre a su alrededor. Las personas con empatía se preocupan por los demás y lo que ocurre en su entorno.
  • Ofrecen ayuda. Las personas empáticas, al sentir y comprender la situación y dolor de los demás, ofrecen más fácilmente ayuda a los demás, conscientes de sus problemas

Tipos de empatía

Los psicólogos Daniel Goleman y Paul Ekman desglosan el concepto de empatía en las siguientes tres categorías:

1. Empatía emocional o afectiva.

La capacidad de compartir las emociones y sentimientos de otras personas. Las personas de empatía afectiva muestran a menudo preocupación por el bienestar de los demás, y se contagian fácilmente de los sentimientos ajenos. Este tipo de empatía ayuda a construir conexiones emocionales con los demás.

2. Empatía Cognitiva

Es la capacidad de entender cómo se sienten los demás y lo que puede estar pensado. La empatía cognitiva nos hace mejores comunicadores, nos ayuda a transmitir la información de manera que llegue mejor a la otra persona.

Un buen ejemplo es el psicólogo que entiende las emociones de su paciente de una manera racional, pero no necesariamente comparte las emociones. Está relacionado con lo que los psicólogos llaman psicología de la mente, o pensar en lo que otras personas están pensando.

3. Empatía compasiva

La empatía somática va más allá de simplemente entender a los demás y compartir sus sentimientos: en realidad nos mueve a actuar, a ayudar en lo que podamos.

La empatía y la psicología

¿Qué nos dice la psicología acerca de las razones y mecanismos que justifican la empatía? ¿cuáles son las razones que llevan a algunas personas a ser más empáticas que otras? Hay dos factores clave responsables de la capacidad de experimentar la empatía: la genética y la socialización, y de la combinación de ambas obtenemos tres explicaciones.

Explicaciones neurocientíficas

Los estudios han demostrado que áreas específicas del cerebro juegan un papel en la forma en que se experimenta la empatía. Los investigadores han encontrado que diferentes regiones del cerebro juegan un papel importante en la empatía, incluyendo el córtex cingular anterior y la ínsula anterior.

Diversos estudios académicos indican que hay importantes componentes neurobiológicos relacionados con la empatía. La activación de las neuronas espejo en el cerebro juega un papel importante en la habilidad de imitar las respuestas emocionales que las personas sentirían si estuvieran en situaciones similares.

Y hay un trabajo de investigación sobre la resonancia magnética funcional que indica un área del cerebro conocida como el giro frontal inferior (IFG) como factor crítico de la empatía. Las personas que tienen dañada esta área del cerebro a menudo tienen dificultad para reconocer las emociones transmitidas a través de las expresiones faciales.

Explicaciones emocionales

El filósofo Adam Smith sugirió que la simpatía es una emoción que nos permite experimentar cosas que de otra manera nunca podríamos sentir del todo. Esto puede implicar sentir empatía tanto por personas reales como ficticias.

Explicaciones prosociales

El sociólogo Herbert Spencer postulaba que la empatía conduce a una conducta de ayuda, que beneficia las relaciones sociales. Cuando sientes empatía, es más probable involucrarte en conductas prosociales que beneficien a otras personas. Cosas como el altruismo y el heroísmo también están relacionadas con el sentimiento de empatía por los demás.

Beneficios de la Empatía

Las personas empáticas son más felices y experimentan menores índices de depresión o ansiedad. A menudo están en mejor forma y tienen un sistema inmunológico más fuerte, lo que lleva no sólo a una vida más feliz sino también más saludable.

Aunque algunos nacen con una capacidad innata, nunca es demasiado tarde para practicar esta valiosa habilidad social. Cuanto más intentes deliberadamente comprender y mostrar amabilidad hacia los demás, mayor será tu capacidad de empatía.

1. Beneficios para la salud

La empatía te ayuda a manejar mejor el estrés. La ciencia ha demostrado que al empatizar con los demás, creas unos lazos emocionales que crean mecanismos para hacer frente al estrés. Por el contrario, quienes no son empáticos tienen «estrés de segunda mano», o emociones negativas adquiridas de otros sin darse cuenta. Incluso si piensas que asumir las emociones de los demás te aporta más dolor, a menudo ocurre lo contrario.

2. Mejoras las habilidades de comunicación

La empatía implica imaginar cómo piensa o siente otra persona, lo que fortalece significativamente tus habilidades de comunicación. La empatía ayuda a limita los malentendidos, a descifrar señales no verbales y a prestar más atención a quienes te rodean.

3. Beneficios en el trabajo

Tener personas en el lugar de trabajo es una de las mejores maneras de crear un ambiente de trabajo saludable. La empatía conduce al trabajo en equipo, y los equipos que muestran respeto y preocupación por los demás tienen más probabilidades de confiar y valorar la aportación de todos los implicados.

4. Conductas altruistas

Como seres humanos, tenemos necesidad de forjar relaciones sociales estrechas y significativas. Cualquier cosa que nos ayude a formar estos vínculos beneficia a los demás y a nosotros mismos. Por esa razón, todos nacemos con al menos alguna capacidad de empatía. Cuanto mejor podamos afinar nuestra compasión, más fuertes serán nuestras habilidades sociales y la capacidad de conectar con los demás.

La importancia de la empatía trasciende las relaciones personales y mantiene unidas a nuestras comunidades. Muchos sociólogos han teorizado que la empatía es una de las mayores claves para la supervivencia de nuestra especie. Cuando nos cuidamos los unos a los otros, estamos más capacitados para enfrentar las amenazas de nuestra especie y progresar como sociedad.

5. Disminuye la negatividad en el mundo

A menudo, mostrar compasión por los demás ayuda a reemplazar las cosas malas del mundo por cosas buenas. Incluso las pequeñas acciones pueden tener un gran impacto y las pequeñas cosas que hacemos ayudan a mejorar nuestras comunidades a nivel local y global.

Consejos para ser más empático

Ahora que sabes la importancia que tiene la empatía, utiliza estos sencillos consejos para convertirte en una persona más empática:

  • Cuando hables con otra persona, intenta escuchar más. En lugar de planificar, piensa en lo que está diciendo el otro y en cómo se podría sentir.
  • Concéntrate en las cosas que te unen a los demás en lugar de en las diferencias. Si tienes problemas para conectar con alguien, trata de pensar en las cosas que tengas en común.
  • Examina cualquier prejuicio que inhiba tu capacidad de conectar con los demás. Desafía cualquier prejuicio basado en el género, la edad, la raza u otros factores que lo distancien de otra persona.
  • Comienza cada día enumerando tantas cosas por las que estés agradecido como sea posible. La gratitud nos ayuda a apreciar a las personas que nos rodean y a verlas con mayor empatía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.