El examen de manipulador de alimentos

coaching nutricional y adelgazar

Cuando una persona manipula alimentos que van a ser consumidos fuera del hogar, necesita unos conocimientos que le capaciten para dicho manipulado. En este post te explico lo que necesitas saber sobre el examen de manipulador de alimentos.

¿Qué es un manipulador de alimentos?

Es aquella persona que trabaja en el proceso de elaboración, preparación, envasado, fabricación, transformación, servicio, almacenamiento, venta, transporte, distribución y suministro de alimentos.

Para poder ejercer este tipo de profesión (principalmente cocineros y personal auxiliar) es necesario conocer los procesos de seguridad alimentaria necesarios para mantener los alimentos saludables. Esto se acredita a través de un certificado de manipulador de alimentos, expedido por una entidad de formación y validado por la administración pública.

¿Qué es el carnet de manipulador de alimentos?

El carnet de manipulador de alimentos es el certificado que garantiza la formación necesaria en manipulación de alimentos. La normativa exige que si vas a trabajar –directa o indirectamente– con alimentos la poseas.

Ten presente que, en caso de inspección o intoxicación, el no poder demostrar dicha formación puede exponer a la empresa a cuantiosas multas y sanciones. Y para optar a dicho certificado, es necesario superar el examen de manipulador de alimentos.

En qué consiste el examen de manipulador de alimentos

Para conseguir el certificado necesitas seguir 3 pasos: hacer el curso, superar el examen y solicitar el certificado. El examen consiste en 10 preguntas que tienes que responder en 20 minutos, algo muy sencillo. Una vez aprobado, podrás solicitar tu propio Certificado.

El temario del examen para conseguir tu certificado de manipulador de alimentos es sencillo, y consta de los siguientes puntos:

• Los principios a seguir para conseguir una correcta higiene alimentaria.
• Los tipos de contaminantes y los peligros asociados a ellos.
• Las distintas enfermedades de transmisión alimentaria.
• Los métodos adecuados de prevención de los riesgos.
• La normativa que legisla la formación de los manipuladores de alimentos y la Ley de Información Alimentaria (alérgenos).
• Prevención de COVID-19

1. Higiene Alimentaria

La higiene alimentaria es entendida como el conjunto de medidas necesarias para asegurar la inocuidad de los alimentos desde “la granja a la mesa”, es decir, desde que se obtienen hasta que llegan al consumidor final.

En este bloque se estudian las bacterias más comunes de los alimentos, como la salmonella, la eschericcia coli, la Listeria moncytogenes, el Campylobacter jejuni, el Staphylococcus aureus, la Shigella o la yersinia enterocolítica.

2. Contaminación en los alimentos

La contaminación en los alimentos se refiere a cualquier agente extraño al alimento capaz de producir un efecto negativo para la salud del consumidor. La presencia de estos peligros puede darse de forma natural (por ejemplo: gusanos dentro de fruta, o entre verduras…), o de forma accidental (mosca en ensalada, restos de envoltorio en alimento preparado…). Según su origen los peligros se clasifican en: Físicos, químicos y biológicos.

3. Enfermedades de transmisión alimentaria

Una de las más importantes y más frecuentes que suele darse es mediante la transmisión de microorganismos (gérmenes o microbios). Estos actúan como fuente de infección o peligro alimentario.

La mayoría de estas enfermedades están causadas por bacterias, virus y parásitos. En España las enfermedades transmitidas por alimentos más comunes son las víricas y las bacterianas (salmonella, campilobacteriosis, escherichia coli, listeria y vibrio cholerae.)

4. Conservación y almacenamiento de los alimentos

La conservación tiene como objetivo aumentar la vida útil de los alimentos utilizando para ello uno o varios métodos. Los principales métodos de conservación se hacen aplicando frío o calor sobre el alimento, aunque hay otros muy conocidos que actúan disminuyendo la cantidad de agua del alimento, habiendo así que los microorganismos no lo tengan tan fácil para multiplicarse en ellos.

El envasado además de para proteger al alimento también cumple otras funciones como: facilitar la distribución y el uso (dosificación). Pueden ser de plástico, vidrio, hojalata, aluminio. Las etiquetas de los productos deben informarnos de todo lo relacionado con el alimento que contiene, y debe hacerlo de forma clara y legible.

5. Higiene de los manipuladores

Para evitar los riesgos que puedan aparecer, debemos tener en cuenta distintas actividades de prevención, que nosotros como manipuladores podemos y debemos realizar. Una de ellas es mantener una correcta higiene en el puesto de trabajo.

Esta higiene por parte de los manipuladores englobaría distintos ámbitos, lo cual quiere decir que el manipulador deberá cuidar: su salud, higiene personal, indumentaria o ropa de trabajo así como determinados hábitos higiénicos respecto a los alimentos.

Si tiene náuseas, vómitos, fiebre, diarrea, afecciones graves de la piel, o síntomas de una enfermedad de transmisión alimentaria no podremos desempeñar nuestra labor en el puesto de trabajo de forma temporal, hasta su completa recuperación.

Si tiene cortes o heridas en las manos habrá que desinfectarlas, y después cubrirlas con vendajes impermeables (o tiritas) que cubriremos con guantes, para que no puedan desprenderse y caer al alimento. Así evitaremos que los microorganismos de la herida contaminen los alimentos.

En definitiva, obtener el certificado de manipulador de alimentos requiere de un estudio minucioso de las mejores prácticas para evitar problemas de salud, así como conocer la normativa al respecto.

Pero hoy en día existen escuelas de formación que te permiten seguir las clases online e incluso hacer el examen online de forma cómoda y sencilla. Así que no te lo pienses más y empieza a estudiar!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.