La desomorfina o krokodil: todo lo que debes saber de la droga “caníbal”

desomorfina o krokodil

Krokodil, droga “caníbal”, droga “zombie”, heroína de los pobres, desomorfina, Croc, Magia Rusa…esta droga tiene múltiples acepciones pero es siempre la misma cosa. 

Origen de la desomorfina

Es un opioide sintetizado por primera vez en 1932 en Estados Unidos. Pero esta droga sintética inyectable se popularizó en Rusia a partir del año 2010.

En 2016 se dio el primer caso documentado científicamente en España, concretamente en Castellón.

En América Latina algo antes, reportándose los primeros casos en México y Argentina en el año 2013.

Las razones son: la facilidad de fabricación (se puede hacer de forma casera); su bajo coste, ya que bastaba comprar codeína, de compra libre en Rusia hasta el 2012, y mezclarla con disolventes químicos de fácil acceso; y la alta demanda en una parte de la sociedad rusa muy desinformada.

¿Qué es la desomorfina?

La desomorfina o krokodil es una droga ilegal de reciente producción, que produce efectos muy perniciosos para la salud. Quienes la consumen no suelen sobrevivir más de dos años.

La codeína es la sustancia principal del Krokodil. Por sí sola no es una droga dañina. Es un analgésico opiáceo (narcóticos) utilizado para aliviar el dolor moderado y para la tos.

Pero la combinación y cocción de los analgésicos de la codeína con otras sustancias tóxicas produce la droga letal conocida como krokodil (desomorfina).

Estructura Química y Composición

La desomorfina puede prepararse en menos de una hora. Se fabrica a partir de una combinación de disolventes químicos industriales altamente tóxicos y accesibles.

Los disolventes químicos más frecuentes son el disolvente de pintura, la gasolina, el ácido clorhídrico, el yodo y el fósforo del rascador de las cajas de cerillos. Junto con la codeína, y en ocasiones la tropicamida (sustancia que se encuentra en algunas gotas para los ojos) dan lugar a la desomorfina.

Se sintetiza a partir de la pseudoefedrina, pero es muy impura y tóxica debido a que las sustancias utilizadas no se purifican en ningún momento del proceso.

El krokodil contiene desomorfina, una sustancia análoga a la morfina sintética sintetizada en la década de 1930. Debido a su fabricación casera, puede contener ingredientes desconocidos.

La fabricación casera característica de Rusia utiliza otros ingredientes como cafeína, paracetamol o difenhidramina (potenciador opioide).

Características de la desomorfina

La droga está diseñada para utilizarse igual que la heroína, principalmente por vía intravenosa. 

Resulta muy económica y de fabricación casera. En Estados Unidos se estima que el precio oscila entre los dos y los tres dólares el gramo.

Se piensa que el nombre de “krokodil” deriva de la apariencia de la piel del consumidor, que empieza a deteriorarse alrededor del lugar de la inyección (se decolorar y descama, como la de un cocodrilo).

El krokodil o desomorfina resulta hasta diez veces más fuerte que la heroína y muchas veces más barata y tóxica.

La otra teoría sobre su nombre hace referencia a la sustancia debido a una derivación del nombre clorocodida, un derivado de la codeína y precursor químico utilizado en la producción de desomorfina.

Por lo tanto podemos describir la desomorfina (dihidrodesoximorfina) como un derivado opiáceo inyectable de la codeína. En la calle e internet también se conoce como:

  • Krokodil
  • Droga Zombie
  • Droga Caníbal
  • Heroína de los pobres
  • Cocodrilo.
  • Croc
  • Krok
  • Magia Rusa (o “Russian Magic”)

Efectos de la desomorfina

Sus efectos son similares a los de la heroína. Te deja literalmente como un zombi.Tiene un efecto sedante y analgésico y es altamente adictivo.

Desde el inicio de su consumo aparecen manifestaciones físicas preocupantes. La mayor parte de los primeros efectos son episodios de neumonía, meningitis, osteomielitis y periodontitis.

Quienes consumen krokodil (desomorfina) sienten un acaloramiento en la piel y una sensación de pesadez en las extremidades, que al parecer les resulta placentero.

¿Cómo se consume?

Generalmente por vía intravenosa, de forma similar a la heroína.

Es de acción rápida, de 2 a 3 minutos. Sus efectos son de 10 a 15 veces más potentes que la morfina, y tres veces más tóxicos que ésta.

Es más fuerte que la heroína, pero dura menos, aproximadamente 40 minutos y 2 horas.

Todo esto potencia un uso continuado para seguir colocado, lo que potencia aún más su consumo frecuente, con lo cual aumenta la fuerte drogodependencia.Debido a la corta duración del “subidón”, muchos consumidores vuelven a colocarse con mucha frecuencia para  evitar síntomas de abstinencia, similares a los de la heroína.

Daños y efectos en el sistema nervioso

Los daños y efectos de la desomorfina en el sistema nervioso y en el conjunto del cuerpo son los más horripilantes que te puedas imaginar.

Están relacionados principalmente con la desomorfina, pero también con algunas de las sustancias tóxicas que se utilizan para su producción, sobre todo el yodo.

El yodo produce lesiones de la glándula tiroides y los cartílagos. También se han descrito daños neurológicos y de otros órganos endocrinos, de acuerdo con los investigadores.

Los primeros efectos físicos se manifiestan con la aparición de manchas y decoloración en la piel (tonos verdosos, grises y negros) con forma de escama que se asemeja a la de un cocodrilo.

Tras su uso continuado la piel se pudre y se cae.  Finalmente se quedan los huesos literalmente al descubierto.

Las complicaciones más comunes reportadas hasta ahora indican úlceras cutáneas, pérdidas de miembros, estallido de los oídos, fallo renal y hepático, pérdidas de concentración y memoria, hemorragias, infecciones, meningitis, neumonía, trombosis, inflamación de las venas, infecciones de los tejidos blandos, coágulos, necrosis y la gangrena. Puedes echar un vistazo a la lista expuesta por el International Journal of Drug Policy.

 Los peligros para la salud que se han notificado debidos al consumo por vía intravenosa de krokodil incluyen:

  • Daños en los vasos sanguíneos (tromboflebitis)
  • Úlceras abiertas, gangrena
  • Infecciones de la piel y de los tejidos blandos
  • Necesidad de injertos de piel y cirugía
  • Amputaciones de extremidades
  • Neumonía
  • Intoxicación de la sangre
  • Meningitis
  • Encías podridas o pérdida de dientes
  • Transmisión de virus transmitidos por la sangre (VIH y VHC debido al uso compartido de   agujas)
  • Infecciones óseas (osteomielitis) y osteonecrosis
  • Deterioro del habla y de las habilidades motoras
  • Pérdida de memoria y alteración de la concentración
  • Daño hepático y renal
  • Sobredosis
  • Potente efecto depresor respiratorio
  • Muerte.

Las complicaciones médicas son muy graves, y requieren en la mayoría de casos de intervenciones quirúrgicas muy complejas.

En la mayoría de casos se requiere la extirpación de tejidos y venas en las extremidades, amputaciones e injertos de piel. 

 

 

Rate this post

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.