Cuidarse es amarse a uno mismo

tratamientos corporales

El autocuidado es la forma en que cuidamos nuestra salud mental, emocional y física. Son actividades que realizamos para mantenernos en nuestra mejor versión. Practicar el autocuidado es una forma orientada a la acción en la que podemos mostrarnos amor a nosotros mismos.

Todos hemos oído el dicho de trata a los demás como quieres que te traten a ti. Pero cuando pensamos en el amor y el cuidado de uno mismo, a menudo es importante considerar lo contrario. Trátate a ti mismo con la misma amabilidad y gracia que extiendes a tus amigos, familiares y seres queridos en tu vida.

Trabajar el autocuidado es esencial para aumentar tu autocompasión, tu amor propio y tu humanidad común. Existen maneras de trabajarlo en profundidad, como en un taller de autoestima o en un taller de crecimiento personal. Pero aquí te dejo algunos consejos esenciales para cuidar tu autoestima.

Consejos para practicar el autocuidado

Pasos para practicar el amor propio y el autocuidado cada día.

1. Reconocer y aceptar tu estado emocional

Nadie es feliz todo el tiempo. Tampoco es positivo ni es la mejor versión de sí mismo todos los días. Una parte importante del amor a uno mismo es atenerse a normas razonables. Debes reconocer que algunos días serán mejores que otros, y que está totalmente bien tener un día malo, o una semana o incluso un periodo de bajón.

No sólo debes reconocer tu estado emocional, sino que también debes aceptarlo. Aprender a comprobar tu estado emocional es la base de cualquier buena rutina de autocuidado. Si tienes un gran bajón, considera cómo puedes cambiar tu rutina de forma positiva para intentar volver a la normalidad. El autocuidado es a menudo un equilibrio entre mostrarse amable y perdonar y mantener buenos hábitos que mejoren activamente tu estado de ánimo.

2. Tómate tiempo para ti mismo

Mucha gente tiene la tendencia a estirarse mucho entre el trabajo, la vida diaria y las obligaciones sociales. Y lo entendemos, tener un evento social divertido que esperar es a menudo lo que ayuda a la gente a pasar la semana. Pero es importante que estos eventos sociales no interfieran con tu tan necesario tiempo para ti.

Esto puede significar relajarte delante de la televisión, darte un baño o masaje o empezar a escribir un diario. No hay una forma incorrecta de practicar el autocuidado, siempre que realices actividades que te ayuden a desestresarte y a sentirte a gusto contigo mismo. No es egoísta dar prioridad al tiempo a solas para poder centrarte en el amor propio, es un paso no negociable de tu rutina de autocuidado.

3. Duerme lo suficiente

Dormir lo suficiente es la base de todas las formas de salud. Además de dormir lo suficiente, asegúrate de centrarte en la calidad de tu sueño. Crear una rutina para acostarse es un buen primer paso para mejorar la cantidad y la calidad de tu sueño. Hay montones de aplicaciones para el sueño en el mercado que pueden ayudarte a hacer un seguimiento de tu sueño y pueden ayudarte a conciliar el sueño. Aunque existen variaciones individuales, la media ideal es dormir 8 horas cada día.

4. Practica algún deporte o haz ejercicio

La actividad física está muy ligada a nuestro estado de ánimo y a nuestra salud física y mental. Una parte clave del autocuidado es mantener tu salud física para que tu cuerpo funcione correctamente. El ejercicio potencia las endorfinas y ayuda a aliviar el estrés del día a día. El ejercicio no tiene por qué significar sudar en el gimnasio. Puede ser tan sencillo como dar un paseo durante la pausa para comer, o hacer 30 minutos de yoga (¡hay aplicaciones para ello!) al llegar a casa.

5. Come bien

Comer alimentos saludables puede ayudar a tu memoria a corto plazo. Come cosas como pescado fresco, frutos secos, frutas y verduras, ah, y mantente hidratado.

6. Practica la gratitud y el perdón

Todos cometemos errores -grandes y pequeños- y, aunque en ese momento puedan parecer trascendentales, probablemente no lo sean. La vida sigue adelante y tú también deberías hacerlo. Abrazar la autocompasión te permitirá reflexionar sobre tus acciones con amabilidad, empatía y apoyo, lo que te permitirá perdonarte por lo que haya ocurrido. Aferrarte a un rencor contra ti mismo puede ser tan perjudicial como aferrarte a un rencor contra otra persona.

7. Mantén un diálogo interno positivo

Háblate con suavidad y cariño. Utiliza palabras amables que te eleven. A menudo tenemos un diálogo continuo en nuestra mente sobre que no somos suficientemente buenos. Piensa en lo que te dices a ti mismo ahora. ¿Le dirías estas mismas cosas a un niño, a una mascota o a un ser querido? Puedes cambiar esta conversación diciéndote cosas buenas y positivas sobre ti.

8. Realiza actividades que te apasionen

Comprométete a divertirte en tu vida. La mayoría de la gente dice que no hace nada para divertirse. La vida no consiste en trabajar y trabajar y estar serios. Está destinada a ser disfrutada lo mejor posible.

9. Alimenta tu lado espiritual

Ten algún tipo de práctica espiritual, ya sea religiosa o laica. Puedes, por ejemplo, practicar mindfulness o meditar, escribir un diario, leer libros y artículos que te eleven o encomendarte en una asociación solidaria.

10. Entra en contacto con la naturaleza

Haz todo lo posible por estar en la naturaleza con la mayor frecuencia posible. La Madre Naturaleza tiene increíbles propiedades curativas. Deja que te ayude a descansar, a relajarte y a alejarte de la rutina diaria.

Nunca es demasiado tarde para desarrollar buenos hábitos que conduzcan a un excelente autocuidado y a un increíble amor propio. Todos nos merecemos una buena calidad de vida y ahora es el momento de conseguirlo. Cuando lo hagas, te llevarás alegría y amor a ti mismo y a los demás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.