5 consejos para tener los pies suaves

pies suaves

A menudo los pies son la parte más descuidada de nuestro cuerpo. Pero es muy importante cuidarlos adecuadamente para prevenir problemas más adelante. Además, es muy agradable tener unos pies hidratados, ayudando a producir cortes e irritación. Así que toma nota de estos 5 consejos para tener los pies suaves.

La piel muerta que se forma en los pies es la forma que tiene el pie de exfoliar y desprenderse de las células muertas. La piel muerta puede acumularse por falta de humedad si los pies están constantemente en zapatos o calcetines cerrados, o por la fricción de caminar o correr.

También puede formarse si no se cuidan y exfolian los pies regularmente. La piel muerta de la planta del pie puede aparecer seca, agrietada o suelta. Por lo general no es doloroso, a menos que sea el resultado de un pie de atleta, eccema u otro tipo de infección.

Si sospechas que es así, consulta a tu médico para recibir tratamiento. De lo contrario, es posible que desees eliminar la piel muerta por razones estéticas o porque es más cómodo y agradable tener unos pies suaves.

Consejos para tener los pies suaves

A continuación te dejo una serie de consejos básicos que te ayudarán a mejorar tu higiene y bienestar personal en lo que respecta al cuidado de tus pies.

1.  Piedra pómez

La piedra pómez está formada por lava natural que ayuda a eliminar la piel muerta y los callos de los pies. Sumerge la piedra pómez en agua caliente. También puedes remojar los pies en agua tibia durante 10 minutos para ablandarlos.

Mueve suavemente la piedra en un movimiento circular o lateral alrededor del pie para quitar la piel muerta. Cuando hayas terminado, utiliza algún tipo de loción o aceite hidratante. Por cierto, nunca utilices la piedra pómez en áreas lesionadas o doloridas.

2. Mascarilla para pies

Los calcetines de peeling y exfoliantes conforman una mascarilla pies formidable para el cuidado extra y efectivo de tus pies. Estos calcetines contienen una fórmula de ácido glicólico y láctico que promueve la renovación celular de la piel.

Seguramente estos calcetines son la opción más innovadora y revolucionaria de todas las existentes en la actualidad. Disponen de una tecnología de doble capa que provoca un efecto sauna para maximizar los resultados.

Esta mascarilla para pies elimina la piel seca, alisa la piel áspera y exfolia profundamente las callosidades y durezas.​ Si quieres comprarlos, te recomiendo la gama de Iroha Nature, por su calidad y porque están producidos con ingredientes naturales y sostenibles.

3. Exfoliante de avena

Puedes usar avena para hacer un exfoliante casero. Para hacerlo, mezcla a partes iguales avena y agua de rosas hasta conseguir una pasta. Para usarlo:

  • Aplica el exfoliante en los pies y déjalos reposar unos 20 minutos.
  • Utiliza un cepillo para pies para exfoliarlos.
  • Enjuágalos con agua fría y deja que se sequen.
  • Utiliza después una crema hidratante para pies.

4. Remoja tus pies en sal a diario

Es muy importante seguir un régimen de limpieza diario. Evitarás la acumulación de piel muerta y protegerás la piel de la sequedad y la descamación. Todo lo que necesitas hacer es seguir este simple procedimiento cada noche antes de dormir:

  • Añade un poco de sal en agua caliente
  • Deja tus pies a remojo durante 10 minutos
  • Una vez que termines, sécalos con palmaditas y termina utilizando una crema hidratante.

Un tipo de sal especialmente recomendada para el cuidado de tus pies, y en general de tu piel, es la conocida sal de Epsom. Sus propiedades antisépticas, además de dar suavidad a la piel, eliminan los hongos y el mal olor.

5. Mantén tus pies secos

Si a menudo te sudan los pies, o si tienes que usar zapatos para trabajar que no permiten airear el pie, te recomiendo aplicar polvos de talco en los zapatos y en los pies. Te ayudarán a absorber el sudor y eliminar el mal olor.

Otras opciones para mantener los pies secos consisten en aplicar gotas de aceite puro de sándalo, lavanda o manzanilla antes de ponerte los zapatos. Cuando los pies están húmedos o sin transpiración, es más fácil acumular la piel muerta y promover la aparición de callosidades o heridas en los pies.

Conclusiones

En definitiva, para tener tus pies suaves y bien cuidados es fundamental tratarlos a diario. Además, es aconsejable beber mucha agua para mantener el cuerpo hidratado y evitar la sequedad de la piel.

Evita las lociones que contienen alcohol, que pueden secar más los pies. El aceite para bebés o la vaselina suelen ser seguros. Remoja los pies unas cuantas veces por semana y utiliza una piedra pómez o un cepillo para pies para exfoliar suavemente la piel muerta.

Evita las duchas o los baños calientes y enjuágate con agua tibia para evitar que la piel se reseque. Lo ideal es retirar la piel muerta durante o justo después de la ducha o el baño, cuando está suave. Usa movimientos circulares para obtener mejores resultados.

Así que, éstos son los consejos generales, espero que hayas disfrutado de la lectura y te hayan resultado útiles los consejos para cuidar tus pies. Comparte tus comentarios en el recuadro de abajo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.