10 consejos esenciales para tu bienestar físico y mental

ayuno intermitente

La salud física y mental son la clave para gozar de un verdadero bienestar personal. Más allá del aspecto físico, es fundamental alimentarse adecuadamente y hacer una serie de ejercicios semanales para que el cuerpo no se oxide, además de cultivar la mente y el espíritu. Así que toma nota de los siguientes 10 consejos esenciales para tu bienestar físico y mental.

Se necesita algo más que dieta y ejercicio para estar saludable. El bienestar físico y mental implican equilibrar muchos aspectos de tu vida, incorporar hábitos de vida como la meditación, un ritmo de sueño adecuado, una buena hidratación y muchos otros que te comento a continuación.

Consejos para mejorar tu bienestar físico

Sin duda hay muchos consejos para tu cuerpo que te ayudarán a mejorar tanto por fuera como por dentro. Pero en concreto hay 10 consejos que son prioritarios, esenciales, y que pueden suponer un antes y un después en tu calidad de vida.

1. Un descanso y sueño adecuados

La privación de sueño puede ser tan perjudicial para la salud como la desnutrición. Además de hacerte irritable, ansioso, deprimido, impulsivo y propenso a los accidentes, causa cambios inflamatorios en el cuerpo, promoviendo enfermedades cardíacas e incluso derrames cerebrales.

La falta de sueñosocava el metabolismo, empujándolo hacia la obesidad e incluso la prediabetes. Es increíblemente importante que priorices el dormir bien todas las noches. Evita la cafeína después de las 6 de la tarde y no te vayas a la cama con la luz apagada y mirando el móvil u ordenador. No utilices aparatos electrónicos antes de acostarte, y terminar el día con música relajante o algo de lectura.

2. Hidrátate adecuadamente

Una persona que no se hidrata adecuadamente tiene más probabilidades de padecer dolores de cabeza, falta de concentración o reducción de la energía entre otras cosas. El agua es vital para nuestro organismo, así que ten presente siempre estar bien hidratado.

Según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), el consumo recomendado de líquidos a partir de los 14 años debería ser de 2,5 litros al día para los hombres y de 2 litros para las mujeres. De esta cantidad, entre el 70% y el 80% debería provenir en forma líquida y el resto por los alimentos. Evita las bebidas gaseosas, en su lugar bebe mucha agua.

3. La nutrición es fundamental

Eres lo que comes. Elimina los productos industriales como la bollería o bebidas y comidas hiper azucaradas. En su lugar, sustitúyelas por mucha fruta y verdura. La carne roja con moderación, y todos los días intenta comer algo de pescado, carne blanca y huevo.

Las frutas son increíbles. Los melocotones y papayas fortalecen tu sistema inmunológico aprovechando el poder de la vitamina A. Los beneficios de los arándanos son infinitos: están llenos de antioxidantes, ayudan a proteger tu piel y la memoria del envejecimiento. Y, ¡qué decir de la piña!. Sus enzimas naturales aceleran el proceso de curación y previenen la formación de coágulos de sangre.

Los kiwis contienen más vitamina C que las naranjas. Las moras son otra fruta brillante, contienen multitud de antioxidantes. Si además incorporas a tu dieta un 50% de verduras a diario y algo de frutos secos, no necesitarás nada más.

4. Haz deporte semanalmente

Si practicas entre 3 o 4 horas de ejercicio físico a la semana estarás ganando años de vida. Hacer deporte semanalmente de forma regular es la mejor manera de prevenir enfermedades cardíacas, problemas de obesidad y oxidación de tu cuerpo, además de que estimulas sustancias químicas en tu cerebro relacionadas con el bienestar y el placer.

5. Respira adecuadamente

Es impresionante la importancia que tiene respirar adecuadamente para tu salud y bienestar. Igualmente sorprendente resulta que no se le de la importancia que merece, pues apenas es algo que la mayoría de la gente tiene en cuenta. La mejor manera de respirar implica el uso del diafragma (el músculo que divide el pecho del abdomen).

Cuando respiras diafragmáticamente, tu vientre suele inflarse y desinflarse. Para practicar, prueba a poner una mano sobre el vientre y observa como se infla y desinfla. Inspira por la nariz y expira lentamente por la boca, intentando hacerlas profundamente. Evita la respiración de «estrés» rutinaria en la que los músculos de los hombros y el cuello se utilizan en exceso.

Consejos para tu bienestar mental

Combinar el bienestar físico con el mental te aporta un estilo de vida saludable para gozar del máximo nivel de bienestar personal. Toma nota de los siguientes consejos esenciales para tu bienestar mental.

6. Haz de la meditación una prioridad

La gente puede decir que no tiene tiempo para hacer ejercicio, y mucho menos para meditar, pero si no encuentras tiempo para cuidar lo más preciado de ti, algo estás haciendo mal. Intenta reservar activamente media hora en tu calendario. Es más probable que lo hagas si lo tienes anotado con un aviso o alarma.

7. Practica la gratitud

La práctica de la gratitud tiene un gran impacto en la salud mental y física. Empieza el día escribiendo 10 cosas por las que estás agradecido, desde cosas que das por sentadas, como la capacidad de poder andar o tener un lugar para vivir, hasta cosas pequeñas como el sol que se cuela por tu habitación o el aroma de una buena taza de café por la mañana.

8. Conecta con la naturaleza

Pasar tiempo en la naturaleza se ha relacionado con numerosos beneficios para la salud, desde mejorar la memoria y la salud mental hasta disminuir el riesgo de cáncer. Intenta conectar con la naturaleza al menos una vez al mes.

9. Reduce tu nivel de estrés

El estrés empeora el dolor corporal y aumenta el riesgo de la mayoría de las enfermedades. La relajación, el yoga o el mindfulness son estrategias para ayudar a calmar tu mente y reducir la activación del estrés.

10. Cultiva tu mente leyendo

Un habito que a menudo perdemos ensimismados por la televisión o el ordenador, pero que activa áreas del cerebro necesarias para su correcto funcionamiento y activación. Es importante cultivar también el intelecto o de lo contrario se nos atrofiará, al igual que ocurre con los músculos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.