10 elementos a tener en cuenta para comprar un seguro privado de salud

Si estás pensando en comprar un seguro privado de salud, echa un vistazo a este artículo donde te explico los principales elementos y características que debes valorar antes de contratar una póliza.

En el seguro privado es fundamental valorar elementos como las coberturas, las carencias y las exclusiones, para analizar cuáles se adaptan mejor a tus necesidades. La ventaja principal es el rápido acceso a los servicios especializados, que de otra manera se demorarían meses en los sistemas públicos de salud.

Esto ha llevado a que casi uno de cada cuatro españoles cuente con un seguro médico privado. Hay muchas personas que, conforme a sus necesidades, contratan distintos tipos de pólizas médicas. Por ejemplo, pueden asegurarse con un seguro de vida y con un seguro médico al mismo tiempo.

Elementos a tener en cuenta para contratar un seguro privado

A la hora de contratar un seguro privado (especialmente un seguro médico privado) es fundamental que tengas en cuenta los siguientes elementos:

1. Coste de la prima

La prima es el pago que el cliente hace para estar cubierto. La cantidad varía dependiendo de la edad, del número de personas aseguradas en la misma póliza o de la existencia o no de copagos (es decir, un cargo adicional ante determinados servicios médicos).

2. El tipo de seguro

Lo primero que tienes que plantearte es si te conviene más un seguro con copago, (donde la prima mensual es más baja, pero pagas cuota por cada servicio recibido – y que varía entre 10 y 15 euros aproximadamente) o sin copago (donde la prima es más alta pero incluye todos los servicios).

También existen los seguros de reembolso, que te permite acceder a los médicos y centros de salud privados pagando la totalidad de la visita y solicitando posteriormente posteriormente el reembolso.

3. Coberturas incluidas

Generalmente los seguros médicos privados incluyen coberturas de las principales especialidades (medicina general, dermatología, alergología, enfermería, rehabilitación, etc.) pero no todas las compañías ofrecen lo mismo ni de la misma forma.

Por ejemplo, algunas cubren la hospitalización y otras no. Algunas incluyen cierto tipo de pruebas diagnósticas o de cobertura dental y otras no. Es importante tener muy claro lo que ofrece el seguro y no dejarnos deslumbrar por ofertas económicas a primera vista.

4. Períodos de carencia

Dependiendo del seguro médico contratado, puede que existan periodos de carencia para determinados servicios médicos (es decir, que no puedes utilizarlo hasta haber cumplido un periodo de tiempo pagando el seguro médico).

Un seguro médico sin carencia es más ventajoso porque te permite disfrutar de todas las coberturas desde el comienzo del contrato. Así que te recomiendo analizar bien los periodos de carencia de las diversas servicios médicos incluidos.

5. Cuadro médico

Esto se refiere al equipo de especialistas y centros de salud a los que tienes acceso con tu seguro médico. En este sentido también es importante conocer qué servicios y centros de urgencia ofrece la aseguradora y si está incluida la asistencia a domicilio.

6. Edad máxima

Muchas compañías establecen una edad máxima de contratación del seguro. Y existen muchas aseguradoras que elevan el precio a partir de cierta edad (a partir de los 65 años aproximadamente), y es importante tener en cuenta de cara al futuro.

7. Situación médica actual

Antes de la contratación del seguro, la compañía suele preguntar por el estado de salud del cliente. Es muy posible que se excluyan ciertas enfermedades previas del servicio o cobertura. Y en caso de aceptarlas, lo habitual es cobrar una sobreprima o excluir ciertos tratamientos.

8. Permanencia

Es importante revisar las cláusulas contractuales relativas al periodo de permanencia y cancelación del seguro médico. Si ninguna parte informa previamente, normalmente el seguro médico (también llamado póliza) se prorroga cada año automáticamente. Para cambiar de póliza, revisa si está permitido y el plazo disponible.

9. Cobertura geográfica

Por lo general los seguros médicos privados ofrecen cobertura sanitaria nacional. Pero, para evitar sorpresas, es conveniente comprobar si te cubre fuera de tu comunidad autónoma o, incluso, en el extranjero, en caso de estar de viaje.

10. Seguros en empresas

Los seguros colectivos de empresas suelen presentar ciertas ventajas y las cuotas mensuales suelen ser más baratas. Pero, el mantenimiento de esas condiciones suele estar supeditado a la permanencia en la empresa.

Espero que esta información te haya resultado de utilidad. Si es el caso, te invito a que compartas y des al like.

¡Hasta la próxima!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.