Champús profesionales libres de químicos perjudiciales

mejor secador

Toda mujer sueña con lucir un pelo suave y sedoso. Pero en su afán por conseguir un pelo más fuerte y sano, a veces añaden productos químicos agresivos a su cuidado del cabello. Los expertos aconsejan utilizar champús sin productos químicos porque no contienen ningún ingrediente dañino como los sulfatos o los parabenos.

Elegir el champú adecuado es esencial para una buena salud capilar. Muchos champús contienen sustancias químicas conservantes o que mejoran la espuma, la textura o el aroma que son absorbidos por la piel.

Una de las ventajas de elegir un champú sin sustancias químicas es la reducción de los niveles de sustancias químicas absorbidas por el cuerpo.

Por ejemplo, los sulfatos sódicos son sustancias químicas que se añaden habitualmente al champú para aumentar la espuma. Esta sustancia química no sólo reseca el pelo y el cuero cabelludo, sino que también puede causar irritación de la piel.

El propilenglicol y el formaldehído son otras dos sustancias químicas que se suelen añadir al champú. Estas sustancias pueden causar irritación y afectar a la salud con el tiempo.

Ventajas de los champús profesionales sin químicos

Los champús sin productos químicos están enriquecidos con ingredientes que benefician al cabello y al cuero cabelludo. Están libres de sustancias químicas como los sulfatos, los parabenos, etc. Además, son hipoalergénicos, por lo que no irritan nuestro cuero cabelludo ni nuestros ojos, y por tanto no provocan ninguna inflamación.

Éstas son algunas de las principales ventajas de utilizar un champú sin productos químicos:

1. Restauran los aceites naturales esenciales del cabello

Los sulfatos producen un efecto espuma que disuelve el polvo, la suciedad y los residuos del cabello. Dos de los principales beneficios de utilizar un champú sin productos químicos son que ayudan a conservar el brillo y a retener la humedad en las células capilares. Ayuda a asegurar el brillo y la fuerza del cabello.

2. Fortalecen el cabello

Posiblemente el sulfato de tu champú actual sea la causa de que tus puntas se hayan vuelto secas y muertas. Optar por un champú sin sulfatos ayuda a aportar nutrientes, aminoácidos y vitaminas que el cabello requiere para lucir sano y cuidado.

3. Funcionan bien para todos los tipos de cabello

Los champús naturales funcionan bien para todo tipo de cuero cabelludo y cabello, aunque hay marcas especializadas como los champús ICON, donde puedes ver que los hay con diferentes características según tu tipo de pelo. Como no contienen productos químicos agresivos, no alteran el equilibrio natural del pH del cuero cabelludo, que tiene un efecto positivo en la fuerza y textura del cabello.

4. No más canas

El uso de un champú químico puede hacer que tu pelo se vuelva gradualmente gris, ya que los productos químicos agresivos presentes en él eliminan el pigmento de color natural que se encuentra en tu pelo, y acaban volviéndolo blanco. El proceso de encanecimiento puede ralentizarse o detenerse utilizando adecuadamente champús naturales que no contengan productos químicos agresivos.

5. Ayudan a mantener el color

Cuanto más tiempo utilices un champú natural sin productos químicos, mejor protegerá el color de tu pelo a lo largo del día. Puede mejorar la salud general de tu cabello al proporcionarle suficientes nutrientes que necesitan varias partes de tu cabello y cuero cabelludo.

6. Un peinado más duradero

Como muchos champús comerciales contienen productos químicos, tienden a secarse muy rápido una vez aplicados a las hebras. También suelen dejar una capa de cera en el pelo que hace que las personas con peinados largos tengan que atarse la melena al salir. Los champús naturales suelen contener ingredientes que no se endurecen rápidamente, por lo que puedes utilizarlos incluso en cabellos largos sin preocuparte de que no funcionen.

7. Respetuosos con el medio ambiente

Lo mejor del champú sin productos químicos es que los ingredientes naturales están hechos de compuestos orgánicos. Por eso, este tipo de productos no suponen ningún daño, incluso si se desechan de forma inadecuada. Puedes utilizarlos con seguridad en casa o en cualquier otro lugar sin preocuparte por el medio ambiente que te rodea.

8. Evitan las puntas abiertas

El problema habitual del cabello seco es que puede dañarse fácilmente debido a la rotura y a las puntas abiertas, que es un problema importante con el que muchas personas tienen que lidiar. Por otro lado, el champú natural contiene ingredientes que ayudan a fortalecer tus hebras desde dentro. De este modo, no tendrás que cortarte el pelo sólo porque una o dos partes estén débiles y quebradizas, sino que podrás fortalecerlas todas o la mayoría de ellas.

9. Ayudan a combatir la caspa

La caspa es uno de los problemas más comunes con los que la gente suele lidiar a diario y que a menudo puede provocar picores en el cabello e irritación del cuero cabelludo, lo que a menudo provoca problemas más graves, como la caída del cabello. El champú orgánico contiene ingredientes que ayudan a bloquear la humedad, sellándola en todas las hebras para que puedas deshacerte de la molesta caspa.

10. Previenen el encrespamiento

El pelo rizado y encrespado es otro problema con el que la mayoría de las personas, especialmente las mujeres, se enfrentan a diario. Así que, para solucionarlo, asegúrate de usar un champú orgánico al menos 1 o 2 veces por semana, para que puedas retener la humedad dentro de tus mechones y mantenerlos lisos y suaves.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.