Beneficios de las gotas de CBD antiinflamatorias

Este artículo habla de los beneficios para la salud de las gotas de cannabidiol, las CBD antiinflamatorias, respaldados por la evidencia científica, así como de sus características y prevenciones en el uso. Más conocido como CBD, es uno de los más de 100 compuestos químicos llamados cannabinoides que se encuentran en la planta de cannabis.

Cada vez hay más pruebas de que los compuestos no psicoactivos de la marihuana, como el CBD, pueden proporcionar tratamientos eficaces para el dolor crónico. En 2018, unos estudios con ratones demostraron que el CBD reduce la inflamación al impedir la liberación de compuestos que la desencadenan en el cuerpo.

Un estudio de 2019 demostró que el CBD aplicado a la piel en forma de pomada reducía significativamente las enfermedades inflamatorias de la piel y las cicatrices. Los fabricantes de CBD gotas utilizan diferentes métodos para extraer el compuesto. El extracto se añade a un aceite portador y se llama aceite de CBD.

¿Qué es el aceite de CBD?

Dos de los compuestos de la marihuana son el delta-9 tetrahidrocannabinol (THC) y el CBD. Estos compuestos tienen efectos diferentes. Hasta hace poco, el THC era el compuesto más conocido del cannabis. Es el componente más activo y tiene un efecto psicológico. Crea un «subidón» que altera la mente cuando una persona lo fuma o lo utiliza para cocinar.

Esto se debe a que el THC se descompone cuando la persona aplica calor y lo introduce en el cuerpo. El CBD, en cambio, no es psicoactivo. No cambia el estado de ánimo de una persona cuando lo consume. Sin embargo, puede producir cambios significativos en el cuerpo, y está mostrando algunos beneficios médicos importantes.

La mayor parte del aceite de CBD procede del cáñamo industrial, que suele tener un mayor contenido de CBD que la marihuana. Los fabricantes de aceite de CBD utilizan diferentes métodos para extraer el compuesto. El extracto se añade a un aceite portador y se llama aceite de CBD.

Beneficios del CBD

1. Puede aliviar el dolor

El cannabis se ha utilizado para tratar el dolor desde el año 2900 a.C. Más recientemente, los científicos han descubierto que ciertos componentes del cannabis, incluido el CBD, son responsables de sus efectos analgésicos, lo que hace el CBD antiinflamatorio.

Los estudios han demostrado que el CBD puede ser eficaz para reducir ciertos tipos de dolor asociados a afecciones como la EM y la fibromialgia. Aún así, se necesita más investigación para estudiar su posible uso en el tratamiento del dolor

2. Compensar la ansiedad y la depresión

La capacidad del CBD para calmar es quizá su efecto más popular y la razón por la que su uso está tan extendido. El aceite de CBD se ha mostrado prometedor como tratamiento de algunos trastornos de la salud mental, como los de ansiedad, lo que ha llevado a muchas personas que viven con estas afecciones a interesarse por este enfoque natural.

En un estudio brasileño, 57 hombres recibieron CBD oral o un placebo 90 minutos antes de someterse a una prueba simulada de hablar en público. Los investigadores descubrieron que una dosis de 300 mg de CBD fue la más eficaz para reducir significativamente la ansiedad durante la prueba.

3. Puede aliviar algunos síntomas relacionados con el cáncer

El CBD puede ayudar a reducir algunos síntomas y efectos secundarios relacionados con el tratamiento del cáncer, como las náuseas, los vómitos y el dolor. Los autores de un estudio en 2012 encontraron pruebas de que el CBD puede ayudar a prevenir la propagación de algunos tipos de cáncer.

El compuesto parece suprimir el crecimiento de las células cancerosas y promover su destrucción. Un artículo de revisión de 2020 habla de añadir el CBD a los fármacos de quimioterapia para mejorar la respuesta del sistema inmunitario al tratamiento del cáncer.

4. Epilepsia

Tras años de investigación sobre la seguridad y la eficacia del aceite de CBD para tratar la epilepsia, la FDA Americana aprobó en 2018 el uso de Epidiolex, una forma purificada de CBD, para tratar formas raras de epilepsia: el Síndrome de Lennox-Gastaut y el Síndrome de Dravet.

Los científicos están empezando a comprender cómo el CBD previene las convulsiones sin los efectos secundarios sedantes de los medicamentos utilizados anteriormente. Todavía no se dispone de medicamentos sintéticos que se dirijan al sistema endocannnabinoide como lo hace el CBD.

El Sativex ha demostrado ser una forma segura y eficaz de reducir la espasticidad muscular en personas con EM. Redujo los espasmos en el 75% de 276 personas con EM que experimentaban una espasticidad muscular resistente a los medicamentos.

5. Puede beneficiar el corazón

Aunque se necesitan más estudios en humanos, el CBD puede beneficiar a la salud del corazón de varias maneras, entre ellas reduciendo la presión arterial y mejorando la función de las arterias.

Algunas investigaciones han relacionado el CBD con varios beneficios para el corazón y el sistema circulatorio, incluida la capacidad de reducir la presión arterial alta. La hipertensión está relacionada con un mayor riesgo de padecer una serie de enfermedades, como el ictus, el infarto de miocardio y el síndrome metabólico.

6. Acné

El tratamiento del acné es otro uso prometedor del CBD. Esta enfermedad está causada, en parte, por la inflamación y el exceso de trabajo de las glándulas sebáceas del cuerpo. Un estudio de 2014 descubrió que el CBD ayuda a reducir la producción de sebo que provoca el acné, en parte debido a su efecto antiinflamatorio.

La aplicación tópica de CBD puede reducir la inflamación en la psoriasis y otras enfermedades inflamatorias de la piel, según la investigación. El CBD se está convirtiendo en un ingrediente más común en cremas y ungüentos para la piel.

Resumen

Existe un creciente interés por el CBD como terapia para diversas afecciones, y en EEUU ya existe incluso un producto farmacológico que cuenta con la aprobación de la administración competente (la FDA).

A medida que aumenten las evidencias de su eficacia y efecto positivo sobre la salud sin efetos secundarios, la regulación empezará a acelerarse exponencialmente. Por el momento todas las evidencias científicas son bastante prometedoras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.