Categoría / Empleo y Negocios / Cómo superar una entrevista de trabajo

Cómo superar una entrevista de trabajo

como superar una entrevista de trabajo

Casi todo el mundo tiene que pasar por una entrevista de trabajo tarde o temprano. Normalmente hay algunos principios básicos que preparamos por sentido común. Precisamente porque casi todo el mundo se prepara lo básico, tenemos que aprender a diferenciarnos del resto de candidatos. Seguramente ya te habrás preguntado (si no eres primerizo claro) qué actitud se debe tener en una entrevista de trabajo, qué no hacer en una entrevista de trabajo y qué es lo que no se debe olvidar hacer durante una entrevista de trabajo.  Por eso te propongo algunos tips y consejos acerca de cómo superar una entrevista de trabajo. Coge lápiz y papel y prepara un esquema con estos elementos.

Cómo hacer una buena entrevista de trabajo: consejos y tips

1. Analiza a fondo los objetivos de la empresa

Ir bien preparado es la mitad del éxito en una entrevista. Me sorprende que muchos candidatos lleguen a las entrevistas, incluso en niveles de directivo, sin haber estudiado siquiera los valores de la compañía, su cometido principal, sus productos y servicios, etc. A día de hoy es facilísimo encontrar esta información en internet. Lee las últimas notas de prensa y artículos, conoce a la competencia y aprende cuáles son los principales retos de cara al futuro. No estoy diciendo que te tengas que convertir en un experto de la noche a la mañana. Sino que conozcas los datos principales y ser capaz de explicarlos a lo largo de la entrevista.

2. Mantén una actitud abierta, positiva y siempre centrada

Tu posición y actitud deben transmitir interés, compromiso y simpatía. Contempla la entrevista como una oportunidad para aprender y crecer. Sea cual sea el resultado En cuanto a la conversación, procura que no sea unidireccional. Es decir, no respondas únicamente explicando y respondiendo a las preguntas. Aprovecha la oportunidad de la entrevista para establecer un diálogo Si tienes curiosidad sobre algo o si no has entendido adecuadamente algo no tengas reparo en en peguntar o pedir alguna explicación. Vas a sacar de la entrevista lo que quieras tienes interés en conocer.

3. Sé tu mismo

Aunque te adaptes a los valores y principios de la empresa, nunca abandones los tuyos. Aunque mejor si expresas tu opinión al mismo tiempo que muestras tolerancia, empatía y capacidad de razonamiento. Y siempre dejando a un lado las emociones, la política y pensamientos y posiciones extremas.

 4. Últimos tips para una entrevista exitosa

Sería todo un detalle si después de la entrevista envías a los entrevistadores un breve email agradeciendo de nuevo la entrevista y mostrando mucho interés por tener noticias suyas. Pero sé breve, no más de un par de líneas. Y el segundo detalle, el más relevante si al final no consigues el puesto, intenta contactar con la empresa para que te expliquen sobre cómo vieron la entrevista y tu intervención. Esto te puede aportar una valiosa información de cara a futuras entrevistas. Apunta las cosas tanto positivas como negativas.

 5. Termina la entrevista de forma brillante

Pregunta cuestiones relacionadas con la estrategia de la empresa o sobre lo que el entrevistador considera como crucial para tener éxito en el trabajo si no se ha tratado el tema con anterioridad. Ten preparadas de antemano 3 o 4 pregunta de este estilo. Es importante que las formules de forma casual, que no parezca que te has visto obligado a preguntarlas. Presta atención y asegúrate de que todas tus preguntas más importantes las contesta a lo largo de la entrevista. Al final de la entrevista pregunta por los pasos siguientes e incuso si ves que ha ido bien puedes preguntar por las sensaciones o primera evaluación que puedan darte. Y sobre todo lo más importante es mostrar agradecimiento por la entrevista y despedirse de forma educada y amable.

Entrevista de trabajo: preguntas y respuestas

Para este apartado he seleccionado este vídeo muy práctico y sencillo que te estructura una serie de preguntas y repuestas clave:

Qué no hacer en una entrevista de trabajo

1. No llegues tarde a una entrevista 

En caso de duda y si vives lejos, contempla la opción de llegar la noche de antes. Si llegas con tiempo suficiente, estarás más centrado, confiado y fresco para hacer frente a la entrevista. Nunca es un buen comienzo llegar tarde por tu culpa (por coger el tren erróneo, por tráfico, por no haber encontrado la puerta exacta, etc.). Así que ten muy presente estar con mucha antelación, por los posibles inconvenientes que te puedan surgir.

2. Ir sin información sobre tu entrevistador

Dedica media hora o cuarenta minutos a navegar en google, linkedin, etc. Infórmate acerca de sus títulos, su carrera y el papel que tiene en la empresa. Si no sabes quién será la persona intenta enterarte. Si le haces saber de forma sutil que te has informado acerca de su nombre y su trayectoria profesional demuestras profesionalidad e interés. Si te muestras interesado e incluso compartes algo puedes alimentar su ego y funciona como en la vida real.

3. Mentir durante la entrevista de trabajo 

Antes de ir a la entrevista piensa en tus fortalezas y en tus áreas de mejora. Sé realista y honesto. Establece un listado y explica durante la entrevista tus fortalezas, así como tus áreas de mejora. Siempre enfoca tus debilidades de forma que parezcan “debililezas” (es decir, en lugar de decir que eres vergonzoso di que eres prudente, o en lugar de decir que eres perezoso di que eres tranquilo, por ejemplo).  Tienes que tener preparado un pequeño guión con algunos argumentos que expliquen por qué eres quien se merece el puesto demostrando indirectamente el valor que vas a generar para la empresa. 

4. Ir sin preparar posibles preguntas que pueda plantear el entrevistador

Escribe en una hoja las posible preguntas que te podrían hacer en función del puesto, de tus habilidades y de las dudas que podrían tener acerca de tu CV (experiencia, juventud,etc.). Redacta las posibles respuestas y argumentos. Pero durante la entrevista intenta responder de forma natural y flexible y no busques contestar de forma pre-formulada o sonará artificial y podría ser contraproducente.

5. Actitud o vestimenta inadecuadas para el puesto de trabajo

En cuanto a la forma de vestir, intenta averiguar con antelación cómo es el estilo de la empresa o asociación. No es lo mismo tener una entrevista con el CEO de una start-up tecnológica de moda, cuyo perfil puede ser el de un chico joven informático a quien los símbolos de estatus le repatean, que con una compañía de seguros o un banco. Presta también atención a tu vocabulario. Intenta conocer las expresiones o conceptos más comunes de la empresa. Piensa en el tipo de personalidad que buscan para el puesto. No es lo mismo la actitud que se busca para un jurista de la competencia, cuyo perfil puede ser más serio y analítico, que para un puesto de comercial u organizador de eventos, en donde se requiere una personalidad con vitalidad, dinámico e impulsivo.

Presta mucha atención a la primera impresión (lo que se llama el “efecto de primacía”). Cuenta mucho y es lo que será recordado con más intensidad. Si sonreíste mucho, si tendiste la mano firmemente, si tuviste una voz clara y amable o si mantuviste contacto visual en el momento de conoceros. Este primer momento hay que tenerlo preparado antes de la entrevista. Empieza a tener en cuenta incluso el momento en el que conoces a la secretaria, al asistente o a la persona que te ofrece algo de beber. Cuanto más pequeña sea la empresa más influencia tienen estas personas.

 

Check Also

coaching ontológico

Qué es el coaching ontológico y para qué sirve

¿Qué es el coaching ontológico? Antiguamente se pensaba que el lenguaje era tan solo un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *