Consejos para cuidarnos tras un aumento de pecho

La psicología en la nueva normalidad

Si estás pensando en llevar a cabo una operación para aumento de pecho, debes saber qué esperar después de la cirugía y cuánto tiempo tardarás en sentirte completamente recuperada. En este post te explico cuáles son los principales consejos para cuidarte tras un aumento de pecho.

Antes de nada, debes acudir a clínicas de confianza, como podría ser la Clínica Wellness Kliniek. Los profesionales son quienes más experiencia tienen y mejores consejos personalizados te pueden dar para tu tipo de pecho e implante. En cualquier caso, estos 6 consejos para cuidarte tras el aumento de pecho mantendrán el mejor aspecto de tus pechos recién aumentados.

Consejos esenciales para recuperarte tras un aumento de pecho

Normalmente, los primeros tres a cinco días son los más incómodos. Es probable que tu médico te prescriba analgésicos, y tu cirujano puede incluso recomendarte que te pongas un calmante para el dolor, para aliviar las molestias durante esas primeras 72 horas.

Después de la operación, tendrás un vendaje de gasa cubriendo la incisión (corte quirúrgico). Este vendaje se sujetará con el sujetador o con cinta adhesiva transparente.
Es posible que tengas colocado un drenaje Jackson-Pratt® (drenaje JP) cuando salgas del hospital. Se trata de un drenaje de plástico que se introduce en el pecho para drenar el líquido de la operación.

El drenaje suele retirarse entre una y dos semanas después de la intervención. Tu enfermera te enseñará a cuidarlo antes de que te vayas a casa. Te recetarán analgésicos y antibióticos. Si vas a viajar en coche, coloca una pequeña almohada o toalla entre el cinturón de seguridad y tu mama reconstruida. La piel sobre tu mama reconstruida suele ser fina y puede rasparse fácilmente. Esto puede provocar una infección.

1. Recupérate adecuadamente

Después de la operación, date tiempo. La mayoría de mujeres pueden volver al trabajo al cabo de una semana (7-10 días), pero tendrán que evitar levantar objetos pesados durante varias semanas más (4-6 semanas). Tómatelo con calma. Date tiempo para curarte. Tus resultados a largo plazo dependen de que te cures correctamente.

2. Vuelve a hacer ejercicio poco a poco

Aunque puedes retomar muchas actividades pocos días después de la operación, tendrás que evitar levantar objetos pesados y hacer ejercicios extenuantes durante un poco más de tiempo. Cuando vuelvas a tu rutina de ejercicios después de los implantes (normalmente un mes después de la operación), deberás tomarte las cosas con calma.

Empieza caminando y vete introduciendo poco a poco en la carrera. La colocación de los implantes puede tener algunas consideraciones para el ejercicio, aunque las mujeres suelen poder hacer todo lo que podrían hacer sin implantes, independientemente de la colocación.

3. Usa el sujetador adecuado

Después de la operación te pondrán un sujetador quirúrgico que llevarás durante varias semanas. Cuando vuelvas a usar sujetadores normales, elige al principio los que no tengan aros. El alambre rígido puede irritar las incisiones mamarias, sobre todo las que están debajo del pecho. Deberías poder volver a llevar un sujetador con aros unos meses después de la operación. Asegúrate de llevar un sujetador todos los días para sujetar los pechos y evitar que se caigan.

Seguro que te entusiasma la idea de comprar sujetadores y lencería con tu nuevo cuerpo. Te pedimos que te lo tomes con calma. Tus pechos sufrirán muchos cambios drásticos en las semanas y meses posteriores a la operación. La hinchazón puede tardar varios meses en desaparecer por completo, sobre todo cuando el implante se coloca bajo el músculo, y los pechos tardarán en ablandarse y asentarse. Si estás planeando una gran compra de lencería, espera unos meses, ya que tu talla y tu ajuste probablemente cambiarán.

4. Masaje

Existe una técnica llamada desplazamiento del implante, que se suele realizar una vez recuperada un poco de la operación. Básicamente se trata de un tipo de masaje mamario en el que se mueve el implante dentro de la bolsa mamaria. Normalmente se realiza con más frecuencia en los primeros días después de la operación y luego de forma indefinida como mantenimiento. Si te piden que realices un masaje mamario, hazlo según las indicaciones para mantener tus implantes suaves y flexibles.

5. Adáptate a tus pechos

Sentirás el pecho de forma diferente, así que dedica algún tiempo a conocerlos. Acostúmbrate a su aspecto y tacto. Una vez que te hayas familiarizad, podrás realizar eficazmente autoexámenes mamarios, una importante medida de salud preventiva.

6. Acerca de ducharse

No te duches ni mojes el vendaje durante las primeras 48 horas después de la operación. Habla con tu médico sobre la posibilidad de ducharte con el drenaje JP colocado.
Evita los baños, los jacuzzis y las piscinas durante al menos 6 semanas después de la operación. Habla con tu médico o enfermera antes de usar desodorante, loción o crema cerca de la incisión.

6. Hazte una mamografía

Con o sin implantes mamarios, las mamografías son importantes para todas las mujeres. Sigue el calendario recomendado por tu médico para la toma de imágenes de las mamas. Cuando necesites una mamografía, asegúrate de avisar al centro de diagnóstico por imagen cuando pidas la cita. Las mamografías son más difíciles en las mamas con implantes y puede ser necesario un técnico especialmente formado. Comunícaselo también al técnico durante la cita para asegurarte de que tome las imágenes adicionales que sean necesarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.