Cómo superar la muerte de una madre: 4 pasos esenciales

En este post te describo los 4 pasos esenciales que te ayudarán a comprender el proceso de duelo y a superar la muerte de un ser querido.

como superar muerte madre

La muerte de una madre siempre es traumático y doloroso. No es fácil de superar. Aunque lidiar con la pérdida es una experiencia profundamente personal, hay algunos pasos básicos y universales para el proceso de duelo y aflicción. Conocerlos puede ayudarte a superar el dolor por la pérdida de un ser querido.

PASO 1. DEJA QUE LAS EMOCIONES APAREZCAN

Enfrentarse a la pérdida de una madre o de un ser querido despierta casi todas las emociones imaginables. Hay momentos en los que experimentas muchas emociones de una sola vez, y puede que te sientas como si te estuvieras “volviendo loco“. Es natural que te sientas así, contrariado y con muchas emociones a flor de piel.

Cuando experimentes estas sensaciones no seas duro contigo mismo. Piensa que son normales dada la situación que estás atravesando. Es fruto del proceso de duelo y debes de ser amable contigo mismo, puesto que no hay nada de lo que avergonzarse o temer. Está dentro de lo normal. Es importante que entiendas que a lo largo del proceso no hay comportamientos “correctos” o “incorrectos” cuando se trata de expresar tus sentimientos y de cómo afrontar la pérdida de un ser querido.

PASO 2. BUSCA APOYO

Aunque haya momentos en los que te apetezca afrontar el proceso de duelo solo, es importante contar con gente que pueda servirte de apoyo en algunos momentos. Los amigos, la familia, un sacerdote, un psicólogo, alguna asociación…incluso en internet es fácil hoy día encontrar gente si las alternativas anteriores no te satisfacen.

Cualquiera de ellos puede servirte como fuente de apoyo emocional si sientes que lo necesitas. Y raro es que no lo sientas en algún momento. Somo animales sociales por naturaleza.  La muerte de un ser querido a menudo deja un gran agujero que puede ser ocupado, al menos temporalmente, por un equipo de apoyo.

PASO 3. DEJA QUE EL PROCESO DE DUELO TOME SU TIEMPO

El duelo y el dolor son un proceso. Es importante saber que cada persona tiene su propia manera de lidiar con la pérdida. No puedes poner un límite de tiempo. Debes experimentar las distintas fases a tu ritmo.

Elisabeth Kubler-Ross, en su libro, On Death and Dying, divide las fases del duelo en cinco etapas. Cada etapa es única y tienen por que seguir el mismo orden. Las etapas también pueden reaparecer. Las etapas son:

  • Negación Muchas veces la primera reacción es de incredulidad. Uno rechaza la idea y no asimila la realidad. Su función es dar tiempo para prepararnos para aceptar lo que ha sucedido.
  • Ira A medida que uno comienza a asimilar la realidad, es normal sentir ira y rabia. Esta ira puede estar dirigida contra uno mismo, o contra el ser querido por dejarlo, e incluso a veces contra los doctores por no sanar a su ser querido o incluso contra Dios en el caso de ser creyente.
  • Negociación De alguna manera nos seguimos resistiendo a la pérdida y queremos de alguna manera revocar la pérdida. Estamos entre el aceptar que es real y para siempre o seguir atados a la esperanza irreal. Nos aferramos a cualquier ideal por irracional que pueda parecer.
  • Depresión Una vez superadas las primeras fases, que suceden sobre todo los primeros días del duelo, la tristeza abrumadora que se experimenta a continuación es normal, y en la mayoría de los casos no durará para siempre. Es común sentir que la vida nunca será igual. Hay un proceso de invasión del dolor ante el reconocimiento de la pérdida.
  • Aceptación La etapa final de duelo se llama “aceptación”. Se refiere a aceptar la pérdida con la finalidad de seguir adelante con nuestra vida. Esto no significa que, de vez en cuando, no vuelvas a visitar algunas de las etapas mencionadas anteriormente, pero el dolor y la pena se hace más manejable. Para conocer un poco mejor el duelo y sus etapas te aconsejo este didáctico vídeo.

 

PASO 4. VUELVE A VIVIR LA VIDA

Si bien el dolor de la pérdida es imposible de evitar y tienes que experimentarlo, llegará un momento en que tendrás que volver a vivir tu propia vida. Durante el proceso de duelo debes aprender a aceptar a la muerte como una realidad. Tendrás que ser capaz de seguir adelante y abrazar la vida sin tu ser querido al lado.

Sé amable contigo mismo, aprende a afrontar el proceso como algo inevitable, y ten paciencia. No te preocupes si tardas meses. Aunque este tiempo dependerá del lazo emocional con la pérdida, así como de si ha existido pre-duelo entre otros factores.

En cualquier caso es normal experimentar un estado depresivo durante los 6 primeros meses de la pérdida. Si en algunos momentos delicados o fechas señaladas recaes no te preocupes. Es normal. Lo importante es que, poco a poco te vayas mentalizando que es fruto del proceso natural de la vida y que empieces a llenar tu vida con cosas que te hagan sentir bien, realizado.

Puede ser una buena ocasión para llevar a cabo una reflexión interior acerca de tus prioridades vitales, replantearte metas, cultivar el espíritu o practicar mindfulness. Para ello te recomiendo también que leas el artículo sobre superación personal y motivación. 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here