Como superar la inseguridad en 5 pasos

La inseguridad, la falta de autoestima, son como losas que cargamos en la espalda. Nos lastra la capacidad de decisión y de acción, y nos aleja de la consecución de nuestros objetivos. ¡Ha llegado la hora de superarlo!

 “Cuanto mayor es el artista, mayor es la duda, se concede una confianza perfecta a los menos talentosos como premio de consolación”

Robert Hughes.

superar inseguridad

No hay vuelta atrás: nos hemos convertido en una generación de narcisistas.

Cada post que compartimos en facebook, cada selfie que subimos a Instagram, no son más que peticiones de aprobación intrínsecas.

Y así  los “me gusta”, los “corazones” y los “retweets” se han convertido en los pilares de nuestro frágil castillo de naipes en la que se ha convertido nuestra autoestima.

A este respecto, para vuestra reflexión, os aconsejo que veáis el capítulo “Sonríe, te están puntuando” de la serie “Black Mirror” (tercera temporada) que caricaturiza muy bien la realidad a la que me estoy refiriendo. Os dejo un fragmento ilustrativo:

Así que no es de extrañar que cuanto más narcisistas somos, más inseguros nos volvemos.  La inseguridad crónica se está convirtiendo en una epidemia. Estamos constantemente preocupados por lo que otros piensan, por nuestra apariencia física, por nuestro éxito personal y social…o con cualquier otra inseguridad que se nos ocurra.

En el artículo de hoy pretendo que aprendas a reconocer los mecanismos mentales que gobiernan la inseguridad, y sobre todo quiero proporcionarte 5 estrategias prácticas y efectivas para potenciar la confianza y que te deshagas de una vez por todas de esos malos hábitos aprendidos que te han transformado en una persona insegura.

En concreto de voy a hablar de:

  • De la causa principal de tu inseguridad.
  • Imagen de la perfección VS imagen de la realidad.
  • De cómo superar la inseguridad…..
    • Mirándola con nuevos ojos.
    • Creando un nuevo archivo mental de tu autoestima.
    • Aprendiendo a manejar el diálogo interior.
    • Recordándote que tu inseguridad es invisible.
    • Diferenciándola de la debilidad.

¿Listo? Empecemos por las causas de la inseguridad.

Principales causas de la inseguridad

Como hemos visto, buscar continuamente la aprobación de los demás nos puede poner en serio peligro la autoestima.

Si la confianza que tenemos en nosotros mismos depende exclusivamente de lo que los demás piensen de nosotros (o de factores externos), inevitablemente será poco consistente.

Ya me he ocupado de esta cuestión en otros artículos y, si quieres profundizar te recomiendo que leas los post anteriores:

Miedo al juicio de los demás. Comprender y deshacerse de ella

Pero además de este problema, en la raíz de la inseguridad hay otro factor perjudicial que tenemos en la cabeza: nuestra imagen de la perfección frente a la imagen de la realidad.

“No tengas miedo de la perfección. Nunca la alcanzarás.”

Salvador Dalì.

Cada uno de nosotros tiene en mente una imagen que representa su propia idea de éxito personal. Podemos llamar a esta imagen, la de la perfección.

La imagen de la perfección es una representación mental de todo lo que quisiéramos ser (desde nuestro cuerpo, hasta nuestra cuenta bancaria, fin de nuestras relaciones). La imagen en sí misma no es un problema; a menudo genera emociones positivas (de forma superficial).

Por desgracia nuestro cerebro compara continuamente esta imagen con otra: la imagen de la realidad (o más bien, la que creemos que es nuestra realidad).

No hace falta comentarte (ya lo habrás deducido) que por lo general esta comparación es la que siempre nos hace daño.  No conseguimos aceptar esta diferencia entre la perfección (ideal) y la realidad (distorsionada), pero sobre todo no podemos aceptarla y es eso lo que genera en nosotros un profundo sentimiento de inseguridad.

Para recuperar la confianza debemos calibrar y enfocar debidamente estas dos imágenes mentales, haciendo que la primera (la imagen de la perfección) sea más concreta y la segunda (la imagen de la realidad) más objetiva.

Aquí te dejo 5 estrategias prácticas para lograr este resultado.

Cómo superar la inseguridad

superar inseguridad

Estas 5 técnicas seguro te ayudarán a estar más seguro de ti.

No necesitas aplicarlas todas. Céntrate en aquellas que te parezcan más en línea con tu situación y tu carácter, y luego evalúa, después de 1-2 semanas de práctica, cómo te han hecho sentir.

Pero cuidado, desconfía de quienes te proponen fórmulas mágicas para mejorar la autoestima.

Volver a creer en ti mismo es un camino que tiene etapas bien definidas. Mientras mejoras estos aspectos debes descubrir las técnicas más adecuadas para tu caso.

Veamos, pues, la primera estrategia para superar la inseguridad.

  1. Mira a tu inseguridad con nuevos ojos

Cada vez que nos sentimos incómodos, la primera reacción es querer suprimir los síntomas de inmediato:

  • Si tenemos dolores de cabeza, queremos suprimir el malestar con una pastilla.
  • Si estamos nerviosos, queremos suprimir la ansiedad con un tranquilizante.
  • Si tenemos poca confianza, queremos eliminar la inseguridad con alguna habilidad técnica……

Vivimos en una sociedad donde incluso la más mínima molestia o defecto se consideran inaceptables.

¿Pero estamos realmente convencidos de que la inseguridad es el verdadero mal?

Ser inseguro no es siempre sinónimo de baja autoestima. Sólo aquellos que están dispuestos a cuestionarse (de vez en cuando) pueden hacer un uso adecuado de su vulnerabilidad y humildad.

Estas últimas son cualidades de las oímos hablar muy poco, como si tuviéramos que avergonzarnos de ellas, pero cuanto más crezco, más reconozco su importancia.

Aprende a ver tu inseguridad bajo un nuevo prisma. No es un rasgo de tu carácter que tienes que… suprimir: es algo natural y sólo puede hacer que tu imagen estéril de la perfección sea más humana.

  1. Crea un archivo mental de tu autoestima

“Para las personas que no se aprecian a sí mismas, el éxito vale cero y el fracaso el doble” Giorgio Nardone.

Como ya he comentado, nuestra imagen de la realidad está a menudo distorsionada: es hora de ponerla en su sitio.

Crea un nuevo archivo en tu ordenador, o una nota en el iphone y recopila todos los piropos que te han hecho a lo largo de tu vida.

Recopila en este “archivo de autoestima” todos los episodios que te han hecho sentir bien, que te han hecho sentir apreciado y valorado. Además de cada uno de estos elogios / episodios, descubre qué característica personal emerge en esos momentos.

Para ser más claro: si un día un amigo te agradeció que le ayudases en un momento difícil, escribe “soy altruista”, y así sucesivamente.

Mira, que llevo ya un rato explorando si me viene algún piropo a la mente  y no me viene nada…. Lo siento: ¡Soy la persona más perdedora del mundo, estas técnicas no funcionan conmigo!

Si te está pasando algo así,  tienes 2 opciones:

  1. Haz algo de lo que estar orgulloso.
  2. Pregunta a las 2-3 personas cercanas sobre las cualidades que destacarían de ti.

Podría ser un hábito excelente el ir recopilando tu archivo de la autoestima durante el resto de tu vida. Piénsalo…cada vez que te ocurra algo que te haga sentir apreciado, puuum… escríbelo inmediatamente en tu archivo; -)

Veamos ahora las 3 estrategias restantes: ¡la quinta es tal vez la más importante, o al menos una de las que más!

  1. Aprende a manejar tu diálogo interior

A lo largo del blog ya he hablado bastante sobre la importancia del diálogo interior, es decir, de la voz que te habla desde dentro de tu mente, la que a veces distorsiona la realidad o te la transforma, la que a menudo afecta a tu autoestima con todo tipo de mentiras.

Ser consciente de la importancia de este diálogo interior es el primer paso para reconocer el peligro que conlleva. Pero esto no es suficiente.

Así que te presento una técnica eficaz para neutralizar esta perniciosa voz:

Cada vez que te des cuenta de que la voz mental empieza con mensajes negativos (“Soy estúpido”, “No puedo hacerlo”, “No soy capaz “,”quién sabe lo que va a pensar de mí”, etc.), toma nota por escrito de estos pensamientos (bien en tu móvil, u n cuaderno o donde prefieras).  Cuando los anotes, no los escribas en primera persona, utiliza la segunda persona (es decir, en lugar de “soy estúpido”, anotarías “eres estúpido”).

Y mientras los escribes, imagina que te estás refiriendo a un niño odioso y  mezquino, consentido e insoportable. Este sencillo ejercicio te ayudará a desprenderte de aquellos pensamientos que no hacen más que desactivar tu autoestima. 

  1. Recuerda que es invisible

Te voy a revelar un secreto…

El resto del mundo está tan preocupado por sus inseguridades como tú.

A menudo nos preocupamos innecesariamente por nuestras supuestas debilidades y deficiencias, cuando además son invisibles para los demás.

Tenlo en cuenta la próxima vez que te quedes atascado por tus pajas mentales.

  1. Aprende la diferencia entre inseguridad y debilidad

Sentirte inseguro de vez en cuando es natural. Ya lo hemos visto. Pero ser débil es nuestra elección.

Esta diferencia tiene que quedarte muy clara: puedes sentirte inseguro y aun así elegir comportarte como una persona de carácter, o puedes dejar que tus inseguridades te ganen.

Lo bueno es que, dependiendo de la decisión que tomes, tus inseguridades se alimentarán o quedarán eliminadas.

Cada vez que eliges confrontar y afrontar tu inseguridad, ésta se debilita, mientras que si la escuchas, la fortaleces.

Lo sé, no es fácil, pero estos pequeños momentos pueden afectar al resto de tu vida.

Hablo de esos momentos en los que te dices a ti mismo: “lo voy a hacer y lo vas a ver”, “puedo hacerlo”, “sí, y lo voy a demostrar”.

Necesita ser una locura lúcida y que le eches una pizca de valor, pero son estas elecciones las que dan forma a la personalidad en la que quieres convertirte.

Pon en práctica estos pequeños ejercicios y empieza a disfrutar de una inseguridad sana y reconfortante!:)

Que tengáis buena semana! Nos vemos pronto.

¡Abrazos!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here