Categoría / Liderazgo y Coaching / Qué es el coaching y para qué sirve

Qué es el coaching y para qué sirve

qué es el coaching y para qué sirve

Qué es el coaching

Lo primero que conviene clarificar es que no existe una definición única y universal de coaching. Existen distintas escuelas, asociaciones y profesionales que han intentado definir qué es el coaching y para qué sirve. Algunas de las definiciones más destacables son: 

  • La International Coach Federation pone el acento en los resultados: “el coaching es una relación profesional continuada que ayuda a que las personas produzcan resultados extraordinarios en sus vidas, carreras, negocios u organizaciones”.
  • La Escuela Europea de Coaching se centra en el método: “el coaching es el arte de hacer preguntas para ayudar a otras personas a través del aprendizaje, en a exploración y el descubrimiento de nuevas creencias que tienen como resultado el logro de objetivos”.
  • La Sociedad Francesa de Coaching aporta una definición más relacionada con las necesidades del cliente: “el coaching es el acompañamiento a una persona a partir de sus necesidades profesionales, para el desarrollo de su potencial y de saber hacer”.
  • Tim Gallway destaca la importancia de la conversación: “el coaching es el arte de crear un ambiente a través de la conversación y de una manera de ser, que facilita el proceso por el cual una persona se moviliza de manera exitosa para alcanzar sus metas soñadas”.
  • La definición de John Whitemore establece un matiz interesante: “el coaching estriba en liberar el potencial de una persona para incrementar al máximo su desempeño. Consiste en ayudarle a aprender, en lugar de enseñarle”.

En los últimos 30 años ha surgido la figura del coach como “profesional” (cualquier persona con formación en coaching) para abordar las demandas psicológicas de los clientes (motivación, comportamiento, emoción, cognición, etc.). A pesar de que en líneas generales la raíz básica de las técnicas provienen del campo de la psicología, no existe todavía un consenso único acerca de si el coaching debe ser desarrollado solo por psicólogos y si es más efectiva que otras técnicas existentes. Lo que no deja lugar a dudas es que hay una demanda al alza, es una estrategia eficaz en modificación de la conducta y que algunas personas que no son psicólogos reciben una remuneración por sus servicios.

Aunque los psicólogos son expertos en modificación de la conducta, no basta con eso. En el coaching se requiere una formación especializada para el correcto uso de la estrategia (Brooks y Wright, 2007). El psicólogo experto en coaching aplica la teoría, modelos y herramientas de diferentes corrientes de la psicología, las habilidades básicas del psicólogo (establecer vínculos, habilidades interpersonales, de comunicación) y los fundamentos, metodología y etapas de un proceso de coaching, que tiene su origen en la propia psicología. 

El coaching es un proceso de entrenamiento personalizado en el que se ayuda a clarificar muchas facetas de la personalidad del cliente, mediante la reflexión, la introspección y la acción. Se aprende a ser consciente acerca de todas las posibilidades que poseemos para hacer la vida mucho más satisfactoria

El Colegio General de Colegios Oficiales de Psicólogos de España (2012) ha establecido un perfil básico y unos requisitos mínimos para que cada colegio territorial de psicólogos pueda ofrecer a los colegiados una acreditación de psicólogo-coach como “sello de calidad”. Un psicólogo-coach no hace de mentor, consultor confesor o amigo (Bayón, 2010). Tampoco interviene como un psicólogo desde una perspectiva clásica (la que se enseña en la licenciatura o grado).El coaching es un proceso efectivo que nos transporta de lo que somos ahora a lo que queremos ser.

Las responsabilidades del coach son:

  • Descubrir, clarificar y alinearse con lo que el cliente quiere lograr

  • Animar al cliente al análisis introspectivo para su autodescubrimiento

  • Obtener soluciones y estrategias auto-generadas por el clientes

  • Mantener al cliente en un estado responsable y cumplidor de los objetivos

¿De dónde viene el concepto de coaching?

El origen del coaching se encuentra en el modelo deportivo en el que el entrenador entrena o prepara al deportista para sacar lo mejor de él (rendimiento) y conseguir los objetivos establecidos. Si quieres saber más acerca del coaching deportivo y del principal promotor, Timothy Gallwey, pincha aquí. García-Naveira nos dice que:

Un psicólogo-coach es aquel que a través de una metodología determinada capacita, acompaña, lidera y acompaña a su cliente, genera cambios, confianza y reflexión e impulsa a la acción

En este marco las empresas han trasladado el coaching al ámbito empresarial (directivo- empleado) creando un método y un procedimiento al que han llamado coaching empresarial o ejecutivo. Ahora el coaching se percibe como un método valioso y adecuado para todo el mundo y para todas las facetas de la vida “total life coaching”.

Características del coaching

La filosofía subyacente detrás de coaching, la premisa fundamental, es que los seres humanos tenemos recursos inconmensurables de energía, sabiduría, habilidad y genio esperando a ser puestos en marcha. Podemos crear la vida que queramos de forma rápida y satisfactoria si utilizamos las técnicas y métodos de coaching porque éstas nos ayudan a utilizar estos recursos que facilitan el cambio y el desarrollo personal. Muchas de las primeras teorías psicológicas clásicas (Adler, Jung, Ellis) y actuales, como la Psicología Positiva y las terapias “centradas en la solución” son antecedentes del coaching moderno. En lugar de poner el foco en la patología, se centran en el cambio de comportamiento a través de una mayor conciencia y la búsqueda interior de opciones para alcanzar los resultados deseados en el futuro y dar soluciones a los problemas de nuestras vidas, con el individuo como creador y artista de su vida.

¿Cómo difiere el coaching de la terapia y otras profesiones de ayuda?

El coaching y la terapia comparten algunas similitudes. Pero la psicoterapia se centra en el impacto que el pasado tiene en el presente, en la curación de la disfunción psicológica y en el alivio del dolor emocional. El terapeuta es un experto que tiene respuestas concretas para un tipo de trastorno psicológico y aplica una terapia para modificar el problema psicológico concreto.

El coach no se centra en las causas de un trastorno psicológico y su cura. El coach se focaliza en las fortalezas del cliente, el propósito de su vida y las metas y crear el escenario adecuado para enriquecer la vida personal de cualquier persona normal.

El coaching asume que el cliente es capaz de determinar lo que es mejor para su vida y trabaja para maximizar el potencial  personal y profesional. Mediante una serie de técnicas  nos hace conscientes de nuestra situación presente y desde esa posición, clarificamos los objetivos y marcamos el desarrollo de estos, buscando las respuestas dentro de nosotros. Mediante una metodología basada en preguntas que ayudan al cliente a explorar sus propias creencias, sus habilidades, sus barreras y valores. Esa exploración lleva al cliente a establecer un plan para tomar las decisiones adecuadas y comprometerse en un proceso de cambio y aprendizaje. 

Se puede decir que el coaching consiste en entrenar a través de conversaciones eficaces e intencionadas a una persona o grupo para que aumente su rendimiento, mejore las relaciones interpersonales, la inteligencia emocional y social y su liderazgo, y para aprender a conseguir las metas que se haya fijado. 

Para qué sirve el Coaching

Este proceso ayuda a los clientes a mejorar de forma espectacular sus perspectivas en el trabajo y en la vida privada al tiempo que mejoran las habilidades de liderazgo y desbloquean su potencial.

Un estudio realizado en 2014 por el Global Coaching Client Study en nombre de la International Coach Federation indica que de las personas que llevaron a cabo un curso de coaching:

  • El 80% mejoró la confianza en sí mismo
  • El 73% vio mejoradas sus relaciones personales
  • El 72% vio mejoradas sus habilidades comunicativas
  • El 70% vio mejoras en su rendimiento laboral
  • El 61% informó de mejora en la gestión empresarial
  • El 57% consideró mejorada su gestión del tiempo
  • El 51% confirmó mejoras en el rendimiento de equipo

De los encuestados, el 99% indicó que habían “encontrado la experiencia del coaching “totalmente o de alguna forma satisfactoria”. El 96% dijo que lo haría de nuevo.

Check Also

coaching ontológico

Qué es el coaching ontológico y para qué sirve

¿Qué es el coaching ontológico? Antiguamente se pensaba que el lenguaje era tan solo un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *