Como mejorar la autoestima

como mejorar autoestima
La calidad de lo que piensas determina la calidad de tu vida

El diálogo interior es aquello que pensamos en todo momento. Las palabras que te dices a ti mismo afectan a tu autoimagen, a la autoestima, y ésta determina qué medidas tomas.

Por ejemplo si tu autopercepción es la alguien carente confianza, solo podrás hacer cosas de poco valor. Pero si piensas que eres alguien radiante que no le teme a nada, tus actos serán más ambiciosos y tendrás más éxito en lo que hagas.

La autoestima se nutre de la propia imagen. La imagen  una especie de profecía autocumplida.

Si crees que algo es imposible de conseguir, como ligar con esa chica que te gusta o vivir sin estrés, tus creencias afectarán a tu autoimagen, a tu autoestima, y por tanto al resultado, lo cual generará un círculo vicioso.

El concepto que tienes de ti mismo te bloque y te impide actuar con la actitud adecuada. Incluso dar los pasos necesarios para procurarte una vida de serenidad o lanzarte a hablar con esa chica. De hecho, sabotea cualquier esfuerzo que puedas hacer en ese sentido. 

Tu autoestima jamás te permite actuar de un modo que no concuerde con ella. Si lo haces te sientes raro, inseguro, fuera de lugar. Lo bueno es que puedes moldearla del mismo modo que puedes moldear tu diálogo interior. Si cambias tu mundo interior, cambias tu mundo exterior. De nuevo, quiero que tomes conciencia de cuáles son esos malos hábitos que te impiden mejorar.   Tienes que ser capaz de detectarlos para ponerles freno.

Cuando consigas arraigar el hábito de buscar lo positivo en cada circunstancia, tu autoestima crecerá y tu vida pasará a sus dimensiones superiores. Concéntrate en ser alegre y activo. No seas tu peor enemigo y habla bien de ti a tu subconsciente.

El diálogo interior es la conversación que nuestro ego tiene con nosotros mismos. Es la voz interior que dota de lógica, razonamiento y creencias a las situaciones, la gente y los eventos. Sirve también para filtrar la forma en que experimentamos, vivimos y damos color a nuestras experiencias.

Ejercicios para potenciar la autoestima

A continuación te presento 4 pasos que pueden ayudarte a potenciar el diálogo interior positivo y a evitar la negatividad con la que a menudo enfocamos la vida :

1. Dedica un tiempo a estar en silencio para potenciar la autoestima

La meditación es una de las herramientas más poderosas que existen para transformar nuestro diálogo interior. Además te aconsejo combinar esto con los ejercicios de reflexión personal en silencio y los mantras comentados (pincha aquí). Además ten presente la tarea de detectar los fallos del pensamiento empobrecido y negativo que nos invaden a menudo.

Mediante la meditación alcanzamos un estado de concentración y reflexión óptimos para prestar atención a nuestros comentarios internos y su contenido. Si no dedicamos este tiempo de reflexión en este estado óptimo de concentración, no estaremos en condiciones de detectar adecuadamente esos pensamientos y modificar la tendencia actual.

2. Cultiva el arte de la gratitud para cultivar tu desarrollo personal

Si empiezas a focalizar la atención hacia aquellas cosas por las que estar agradecidos descubrirás lo poderoso de este hábito. Transforma tu paisaje interior y creas un momento de energía positiva que se refleja en tu fuero interno. Cultiva el espíritu e inspírate a través de poderosos mantras y frases motivadoras.

Repitiendo una frase en la que digamos: “doy gracias por….”; o “estoy agradecido por…” empiezas a cambiar determinados patrones mentales del subconsciente.

3. Evita la negatividad  para mejorar la autoestima

La negatividad está de moda. Allá donde vamos siempre hay alguien despotricando sobre lo mal que va todo. Parece que no termina nunca. Y tiene su explicación biológica. El cerebro tiende por lo general a centrarse en las situaciones negativas. Lo heredamos de nuestros antepasados que lo incorporaron como mecanismo de supervivencia debido a las circunstancias de tiempos pasados de constante peligro físico.

Todavía cargamos con esta herencia genética que a menudo nos impide disfrutar de la habilidad de ver lo bueno del mundo.Tenemos que modificar esta tendencia a ver lo negativo tan a menudo. La energía negativa es contagiosa y contamina el diálogo interno con temores, ira y otros trastornos. 

En artículos anteriores comentaba que existen diversos estudios que nos indican que conversamos con nosotros mismos alrededor de 14 horas al día. Y la mayoría del tiempo lo haces con un lenguaje negativo (frases como “es difícil”, “no entiendo nada”, “no es para mí”).

Es como un virus que tienes dentro. Todos lo tenemos pero no todos somos conscientes de ello. El primer paso es ser consciente, y así podrás modificarlo. Por lo tanto, cada vez que empieces con pensamientos negativos ¡STOP! Empieza a aplicar el razonamiento inverso.

4. Recuerda tu verdadera naturaleza, tu verdadera personalidad

No te dejes llevar por convenciones sociales ni por supuestos roles que debas desempeñar. Si eres capaz de encontrar tu verdadera personalidad, tu conciencia más pura, te darás cuenta de  que te liberas de ataduras y disfrutarás más de ti mismo y de una plena conciencia. Como nos recuerda el texto sagrado hinduista Bhagavad Gita:

Las armas no lo cortan, el fuego no lo quema, el agua no lo moja, el viento no lo seca; nunca nace y nunca muere: es eterno”. Esa es nuestra verdadera naturaleza, y cuando recordemos estos, nuestro dialogo interior cambiará”

Recuerda que mejorar el diálogo interior no se consigue de la noche a la mañana. Necesitas esfuerzo para cambiar un hábito que se ha construido de formal natural durante años. Hasta que no seas capaz de interiorizar el error de enfoque de tus pensamientos, no conseguirás tener una autoestima plena.

Elimina pensamientos del tipo “siempre me sale todo mal”, “tengo mala suerte”, ya que de esta forma únicamente alimentas una baja autoestima y el efecto de la profecía autocumplida.Tal vez te puedan resultar útiles también estos consejos sobre “cómo superar la inseguridad“.

Empieza desde hoy mismo tu revolución interna para alcanzar un pleno desarrollo personal. Cambia el hábito de la auto-complacencia y el victimismo. Poco a poco irás consolidando tu revolución personal. 


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here