Categoría / Autoayuda y Desarrollo Personal / La ciencia de la felicidad

La ciencia de la felicidad

Felicidad y desarrollo personal

Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas – la elección de la actitud personal que debe adoptar frente al destino – para decidir su propio camino”

Cómo encontrar la felicidad

El prestigioso catedrático en psiquiatría y neurología Viktor Frankl nos revela en su libro “El hombre en busca de sentido” que la actitud es la esencia de todo desarrollo personal y de la felicidad. Durante su internamiento en el campo de concentración de Auschwitz redactó una serie de reflexiones maestras. Nos decía que “a veces, la frustración de la voluntad de sentido se compensa mediante la voluntad de poder, hasta en su expresión más tosca: la voluntad de tener dinero”. Antes de adentrarnos en los distintos aspectos, técnicas y estrategias para la consecución del progreso personal y la felicidad hay que grabarse con fuego en la mente que la base de todo cambio radica en la actitud. 

El fracaso, sea personal, profesional o incluso espiritual, es necesario para el desarrollo de la persona. Aporta crecimiento interior y un sinfín de recompensas psíquicas. Así que “nunca lamentes tu pasado, acéptalo como el maestro que es”. Yo he caído mil veces en el error de repetirme lo malo que soy en esto o lo otro. Me he compadecido de mi situación muchas veces. Pero no hay que instalarse en la cultura de la queja. Cuando lo haces te conviertes en víctima de tus propias recriminaciones. Alimentar sentimientos de rabia, ira o frustración y por encontrarte ante situaciones personales que no te gustan no va a cambiar nada. 

Una persona muy cercana a mí llevaba un tiempo deprimida. No tenía trabajo ni experiencia profesional. No tenía pareja y dependía económicamente de sus padres (habiendo pasado de largo los treinta años). Se lamentaba de su situación personal y estaba deprimido. Objetivamente la situación no era la mejor.  Era más bien complicada y frustrante. Así que entendía su malestar. Pero en la vida hay que aceptar la realidad, porque de nada sirve compadecerse. Y esto implica asumir que no podemos dar vueltas y más vueltas a nuestra mala fortuna o desgracia una y otra vez. 

Lamentarnos por nuestros males o deprimirnos no nos ayudará a mejorar la situación sino a empeorarla. Todo suceso tiene un porqué. Y toda adversidad nos enseña una lección

Científicamente, ¿qué es la felicidad?

La predisposición es clave para la felicidad y el desarrollo. De acuerdo con los investigadores la predisposición genética es responsable del 40% de nuestra experiencia de éxito. Es cierto que podrías sacar la conclusión de que casi la mitad de la felicidad se escapa de tus manos, pero no es cierto. Si bien la predisposición tiene un componente genético (de padres felices, hijos probablemente felices) existe una parte importante de influencia de la infancia. Si tus padres te dejaron como herencia una predisposición genética a la felicidad pero tu infancia estuvo marcada por desdichas, las neuronas espejo harán su trabajo y quedarás influenciado por esa desagradable realidad.

Pero ¿podemos actuar sobre esa realidad? Las terapias cognitivas transforman el cerebro a corto plazo gracias a la repetición de creencias y acciones, lo que demuestra que sí podemos. 

La actitud positiva genera dopamina (un potente antidepresivo), serotonina (responsable de aumentar el autoestima) y oxitocina (conocida como la hormona del placer). Así tendremos la parte química conseguida. Ese cambio de actitud también se convierte también en un imán del éxito. 

La ciencia de la felicidad

Nos falta casi la otra mitad del porcentaje de la felicidad. Pues bien, esta mitad la componen las acciones que hacemos encaminadas a la felicidad de otros. Según esos estudios el incremento de placer personal por una buena comida, una sesión de sexo o similar provoca felicidad a corto plazo, mientras que cuando te estableces objetivos más allá de tu persona, genera una felicidad más duradera. 

Podemos escoger un diálogo interior auto-compasivo y de lamento o motivador e inspirador. Todos tenemos elección. La más influyente de todas las informaciones es la que proviene de nuestro interior. Esa sí la podemos cambiar y modificar

Contrariamente a lo que mucha gente cree el aumento económico del nivel de vida no suele traer asociado un incremento en las cotas de felicidad personal (aquí te dejo un estudio al respecto). Millones de personas así lo creen y viven esperando la lotería eternamente. Sin embargo el 80% de los agraciados afirman que, cinco años más tarde, la experiencia tuvo un efecto negativo en sus vidas. Se trata de un tipo de estrés causado por experiencias meramente placenteras llamado eustrés, por los expertos. Nuestra actitud de nuevo también influye en este punto, ya que nos ayudará a conseguir algo fundamental para alcanzar la felicidad: la capacidad de adaptación y gestión de las condiciones de vida. 

Los pensamientos negativos y su relación con el desarrollo personal y la felicidad

Tu cerebro es un ordenador que puede programarse. Puedes elegir si quieres instalar un software productivo o uno negativo. Tu eliges. Tu felicidad y tu desarrollo personal dependen de ello. En un día normal una persona tiene unos 70.000 pensamientos.Lo que a mí me choca es que el 90% de los mismos son exactamente iguales que el día anterior y en su mayoría negativos. Es la tiranía del pensamiento empobrecido. La gente que piensa lo mismo todos los días, y en general cosas negativas, ha caído en malos hábitos mentales. En vez de concentrarse en las cosas buenas y cómo hacer para que todo sea mejor, son cautivos de sus respectivos pasados. Lo revelador es aprender a levantarse cada vez que uno toca fondo y ser conscientes del error en nuestro diálogo interior. Aprende a reaccionar cada vez que cometes un fallo que creías que ya no volvería a ocurrir. Lo importante es curar las heridas y mirar hacia el futuro con esperanza, con ilusión y con actitud de cambio. El futuro está por escribirse. Olvidemos las etiquetas, los juicios y la frase “siempre ha sido así”.

No caigamos en el convencimiento de que no cambiaremos. No caigamos en la trampa del pensamiento negativo. La clave reside en entender que no importa lo que te ocurre sino “cómo eliges responder”. Somos humanos, así que no nos torturemos con lo que nos pasa. Aprendamos a perdonarnos y a aceptar la situación presente.Tenemos que ser plenamente conscientes de que a lo largo de nuestra vida nos vamos a encontrar ante situaciones adversas y negativas en más de una ocasión. Y a veces no lo podemos cambiar ni evitar. Administrar la mente es administrar la vida.

Incorpora el hábito de buscar lo positivo en cada circunstancia en tu vida y pasarás a un estado de vida superior. Olvida los sucesos negativos del pasado. No le des vueltas y piensa que eres más que la suma de tus actuales circunstancias, excepto de las mejores.

No es una locura creer en el desarrollo personal a los 50 años. Locura es quedarse encerrado en casa esperando a que otras personas nos solucionen la vida. Locura es dejar en manos de los demás nuestros sentimientos, nuestras ganas, nuestras esperanzas, nuestro futuro, nuestra felicidad. Locura es no tomar las riendas de nuestra realidad y pensar que nada podemos hacer. La vida no es fácil, pero podemos hacerla más sencilla.

Y recuerda que la felicidad no es un destino final, sino un camino, un proceso. Cada día que empieza es el primer día del resto de tu vida, así que exprímelo al máximo y trata de vivirlo con alegría. Relativiza los pequeños altercados diarios. Deja que sean otros los que protestan y se quejan. No entres en esa dinámica. 

Modifica tu forma de percibir la realidad. No pienses siempre en el vaso medio vacío. Las técnicas que expongo me han funcionado. Están basadas en evidencias empíricas y científicas. Se basan en muchos años de estudio y lectura. Espero que te sean de ayuda. Así que te invito a que empieces tu revolución personal

Felicidad y desarrollo personal

Gradúa tus gafas con un poco de optimismo y verás todo de otra manera

Check Also

Cómo superar un divorcio: 8 consejos útiles

El proceso de separación o divorcio puede ser difícil. No importa el motivo por el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *